jueves, 30 de julio de 2015

CRÍTICA | SNOWPIERCER (ROMPENIEVES), de Bong Joon-Ho


SNOWPIERCER (ROMPENIEVES), de Bong Joon-Ho
Largometraje nº 37: Cinoscar Summer Festival 2015: Sección oficial a concurso
Elección de Sebastián Nadilo
EE. UU., 2005. Dirección: Bong Joon-Ho Guión: Bong Joon-Ho y Kelly Masterson, a partir del cómic de Jean-Marc Rochette y Jacques Loeb Duración: 125 min. Género: Ciencia ficción Tráiler: Link Reparto: Chris Evans, Song Kang-ho, Tilda Swinton, Jamie Bell, Octavia Spencer, Ewen Bremmer, Ah-sung Ko, John Hurt, Ed Harris
¿De qué va?: Tras un experimento fallido, el Calentamiento Global ha revertido sus efectos y la Tierra está sumida en un invierno eterno. La vida en el exterior es imposible, por lo que todos los supervivientes de la especie se concentran en un tren. Los pasajeros del último vagón, hartos de vivir en condiciones pésimas, deciden sublevarse, sin saber que su rebelión les llevará a conocer el lado más oscuro del ser humano.
Palmarés: 3 nominaciones a los Satellite Awards y a los Critics Choice Awards.



RESEÑA DANIEL: Afuera está todo congelado. Adentro hay vida, hay calor. Salirse es sinónimo de muerte. Quedarse es vida… pero esclavismo también. Cuenta la Biblia que el pueblo hebreo vivió 440 años en Egipto sirviendo a los faraones hasta que un líder se levantó y arengó al pueblo a dejar atrás su servidumbre y dirigirse a una tierra de prosperidad. En Snowpiercer no ocurre eso, pero las mismas sensaciones son retratadas y los pinceles con los que se pinta este fascinante relato distópico son, al menos, brillantes. El célebre director surcoreano nos entrega un film estupendo, no solo en el aspecto técnico sino en su historia, que reúne muchas cualidades para admirar, aunque sea adaptada de un best seller. Snowpiercer es revolución, es la lucha de clases contra el sistema, contra lo dictatorial, contra lo establecido. Crece a medida que los minutos nos transportan sin frenos hacia un desenlace ansiado, y estando allí somos tomados inadvertidos. ¿Qué es la vida si no solo una constante batalla contra la propia sociedad? Vivimos atrapados en un tren; el mundo es ese tren.

------------------------------


RESEÑA ISIDRO: He visto mucho menos cine coreano del que me gustaría (de Corea del Sur se entiende, no de la Corea chunga), pero ha sido el suficiente para rendirme por entero a su filmografía. Esta gente tiene una sensibilidad para el cine, digamos, particular, y en especial el cine de Bong Joon-ho me cautiva enterito. Bong cultiva un género que he bautizado como thriller melodramático salvaje, y para muestra las escenas de duelos en Mother y The host, esperpénticos y descarnados, algo que no solemos ver en el cine europeo. Snowpiercer, si bien es producción coreana en su mayoría, cuenta con un reparto de caras reconocibles de diversos puntos del globo. Y no sé si es porque se escucha menos coreano que en sus otras películas o porque sale Billy Elliot y Capitán América, pero me da la sensación de que es un Bong menos Bong y más de palomitas que nunca. De todas formas, si todas las películas palomiteras fueran la mitad de atrevidas que esta, las carteleras tendrían otro color (gris verdoso, con manchas rojas y vetas fosforitas). Y a pesar de su carácter de 'blocbáster' sigue siendo una historia genialmente contada, sumamente atractiva y entretenida como pocas. Los actores lo petan, el diseño producción es una pasada (¡quiero unas vacaciones en ese tren!) y la distopía claustrofóbica que propone resulta convincente dentro de sus idas de bola. Y eso de que es mundo distópico en el que los estratos sociales más bajos viven en la inmundicia y los más altos visten con ropa de Desigual me recordó a Los juegos del hambre, pero en versión buena, claro. Una pasada de película.

------------------------------


RESEÑA XAVIER: Rompenieves, la primera película rodada en inglés del surcoreano Bong Joon-ho, conserva las señas de su autor y amplía sus fronteras a un cine de raíz apocalíptica, surrealista y futurista pocas veces explotado en la gran pantalla. El film, plagado de referencias religiosas y con una estética que recuerda a ciertos videojuegos, podría definirse como el viaje a un arca de Noé con vagones de primera, segunda y tercera clase, con un Mesías surgido del pueblo llano y un maquinista caprichoso que juega a ser dios. A medida que avanza el metraje, la trama se desquicia y Joon-ho nos sumerge en espacios imposibles, de gran belleza artística, espíritu crítico y sentido del espectáculo (se repite la exposición de una violencia estilizada, virulenta pero ‘estética’, que asociamos al cine de ojos rasgados más radical). La cinta tal vez peca de excéntrica, pero es el lógico precio que tiene que pagar cualquier película que aspira a ser una obra fuera de las formas y las preocupaciones de su tiempo, única en su especie y autoconsciente de ser un título de culto. Rompenieves tiene todos los ingredientes para ser un gran divertimento para el cinéfilo más ecléctico: es enérgica, se rige por unas normas y un cosmos propio, y da una vuelta de tuerca a ese otro cine de autor preocupado por el fin del mundo, tocado por un pesimismo lúcido (de Melancolía a Contagio, de Take Shelter a Interstellar, etc.). Una distopía imprescindible.

------------------------------


RESEÑA MIGUEL: Para alguien como yo que no se ha leído el comic en el que está basado este film, Snowpiercer sin duda resulta atrayente. Es una visión sensacionalista, extrema y folclórica de los extractos de nuestra sociedad. Los vagones de este largo tren, que recorre el mundo sin rumbo fijo, representan las distintas facciones de la ficticia pirámide de poder en la que todos estamos incluidos. Bong Joon-ho, director al que tengo enorme estima, decidió convertir esta crítica en un thriller agobiante sin salirse de los corsés impuestos por el cine made in Hollywood, olvidando un poco su mano firme y novedosa, convirtiendo este viaje en uno bastante irregular. Su primera parte es un prodigio de angustia, emoción y adrenalina; descacharrante y terrorífico es el personaje de Tilda Swinton, que la actriz maneja de forma sublime, robando todas las escenas en las que sale. En la segunda parte del trayecto se relajan los motores, y con la pérdida de algunos personajes vitales, la historia pierde fuelle, cayendo en los hombros de Chris Evans, actor muy limitado. El final del viaje, simple y llanamente, no cumple con las expectativas mostradas en la premisa del film, y transforma a Snowpiercer en una película coja, de cuya dirección esperaba más. Lo mejor: sin lugar a dudas, Tilda Swinton. Lo peor: va de más a menos.

------------------------------


RESEÑA MAYRA: Últimamente Hollywood está ofreciéndonos historias con futuros apocalípticos donde los humanos tienen difícil sobrevivir. Películas como Los juegos del hambre o incluso la saga Divergente son una buena prueba de eso. A priori en mi primer visionado de Snowpiercer esperaba encontrarme con un producto como los films antes mencionados, pero debo admitir que esta película, que forma parte de la cinematografía coreana, ha sabido sorprenderme gratamente. Bon Joon-ho logra una buena adaptación al cine de la novela gráfica Rompenieves. Parte de una idea sumamente interesante, la desarrolla con intriga y nos entretiene con la acción. La idea resulta todavía mucho más creíble e interesante cuando analizamos el contexto dramático y como de alguna manera somos testigos de una sociedad dividida en dos fracciones: los que lo tienen todo y los que no tienen nada. Joon-ho, además de haber logrado que me interese por su cine, ha conseguido que me agrade la interpretación de Evans, ¡y eso sí que es un logro! Película muy recomendable.

------------------------------


VALORACIÓN DE LA CRÍTICA

La película recicla en espectáculo de género la épica revolucionaria del cine soviético, convierte cada cambio de vagón en electrizante acto de fregolismo tonal y resitúa el viaje iniciático de “2001, una odisea del espacio” (1968) en epopeya horizontal, con brutal pecado original a cuestas y Dios turbio en clase preferente. Jordi Costa, Fotogramas

Bong Joon-ho consigue momentos inquietantes, de gran espectacularidad, impropios del género, con toques dramáticos abrumadores y otros de comedia negra, así que la mezcla entre la imparable acción y sus gozosos personajes se traducen al final en una poderosa mezcla visual (a medida que avanzamos salimos de la oscuridad hacia el lujo más delirante). Mariló García, Cinemanía 

NOTA DE LA CRÍTICA

Filmaffinity: 6'4 / IMDB: 7'0 / Sensacine: 7'5 / Metacritics: 7'75 / Rottentomatoes: 8'35
------------------------------


VALORACIÓN DEL JURADO FESTIVAL

El jurado del CSF ha decidido promover el film a  
13 PREMIOS DEL FESTIVAL:

Mejor director: BONG JOON-HO
Mejor actor protagonista: CHRIS EVANS
Mejor actriz secundaria: TILDA SWINTON
Mejor reparto
Mejor guión adaptado: BONG JOON-HO y KELLY MASTERSON
Mejor música original: MARCO BELTRAMI
Mejor fotografía: KYUNG-PYO HONG
Mejor vestuario: CATHERINE GEORGE
Mejor montaje: STEVE M. CHOE y CHANGJU KIM
Mejor maquillaje y peluquería: VV. AA.
Mejores efectos especiales: VV. AA.
Mejor diseño de producción: VV. AA.
Mejor canción: Midnight, the stars and you

NOTA DEL JURADO