jueves, 7 de octubre de 2010

Crítica de LA OTRA HIJA (THE NEW DAUGHTER)


La otra hija podrá verse en el Festival de Sitges y seguramente la presencia de Ivana Baquero, la angelical protagonista de El laberinto del fauno, hará olvidar a la prensa que la película que nos ocupa se estrenó directamente en dvd en los Estados Unidos. Aunque La otra hija no es ninguna maravilla, nos llegan al año incontables títulos de terror mucho peores que éste. Al misterio de su carrera comercial se le añade el del propio argumento, otra incursión en el día a día de una familia que se muda a una casa con un pasado turbio. El padre es Kevin Costner, un escritor recién divorciado al que la tarea de cuidar de sus dos hijos le sobrepasa. El personaje hace lo que puede, y Costner también: es difícil eliminar los prejuicios que rodean su carrera tras tantos desatinos, pero aquí se merece un aprobado (y habla un espectador con especial tírria hacia el responsable de Bailando con Lobos).  A partir de esta premisa, cliché donde los haya, la cinta se las ingenia para mezclar un conflicto familiar con ecos fantásticos: algo extraño habita en el bosque que rodea la casa, y sea lo que sea ese ente ha poseido a la hija del título. El director hubiera podido resolver la ecuación de forma rápida y más o menos certera (la sorpresa de la audiencia es, obviamente, mínima: hemos visto tropocientas veces tropocientas películas como ésta), pero se entretiene buscando un clímax final que se hace de rogar. Pero llega. Y es en esos últimos diez minutos cuando la película recobra toda la energía que no tenía. Y sorprende. Su final enigmático no salva los vaches del camino, pero al menos logra que La otra hija, aparentemente carente de atractivos, resulte una película simpática (a efectos prácticos, el prometedor arranque de Luis Berdejo como realizador y de la joven Ivana Baquero como actriz internacional). La verán y la olvidarán, pero no tendrán la sensación de haber perdido el tiempo. Algo que, a juzgar por las penosas reseñas leídas y por leer, ya es mucho.


La interpretación: Ivana Baquero, afianzándose una carrera que puede ser brillante
La escena: Un Kevin Costner dispuesto a resolver el enigma del montículo. Con tanto barro y seres extraños es imposible no recordarse de El laberinto del fauno
El director: Luis Berdejo, uno de los guionistas de REC, rueda su ópera prima fuera de España.  
El dato negativo: ¿A nadie se le ocurrió un título más pegadizo?

Nota: 6

2 comentarios:

Nanu dijo...

La verdad que mientras mas avnazaba la pelicula, mas ganas de vomitar tenia.
Una de las peores que vi ultimamente

Pabela dijo...

Justo acabo de ver el trailer. Y tu crítica me lleva a una resolución ya inevitable.... tengo que ver el Laberinto del Fauno!