lunes, 8 de febrero de 2010

Crítica de PRECIOUS


Conservo bastantes contradicciones con Precious. Por una parte, la película ofrece una historia diseñada a modo de lapidario cuento que no intenta arrancar las lágrimas del espectador, pero sí mermar sus esperanzas, incluso su paciencia, con unas imágenes que acaban pesando como una losa, creando un monumetal nudo en el estómago. Por otra parte, la segunda cinta de Lee Daniels opta por caminos poco ortodoxos y nada originales: los de una historia diseñada a modo de trampa que parece más hermanada con un date tv que con un cine verdaderamente sólido. Hay tantas cosas reprochables y tantas otras excelentes que Precious cumple su cometido y contradicción: ser bella a la par que rara, la oveja negra de una familia de obesidad narrativa y dramatismo forzado. Se ha criticado mucho el factor onírico de la cinta y, como todo en ella, también estos momentos juegan al desequilibrio: las ensoñaciones en las que la protagonista se ve entre fotógrafos y trajes de ensueño son totalmente obvias, mientras que otros recursos (una fotografía que habla, el diálogo en italiano entre madre e hija) aportan auténtica novedad al conjunto. Si bien funciona todo su reparto, aún sigo sin entender la animadversión que siente la madre de Precious hacia la pequeña, siendo ésta el personaje más desagradable de la temporada. Tampoco entiendo el contrapunto dulzón de la profesora afroamericana, una compensación que aporta azúcar al pastel y convierte Precious en un film de sobremesa capaz de contentar a los blancos yankis (nadie se cree el final feliz, pero la conversación entre Precious, su madre y la cuidadora social tiene la tensión y la densidad del mejor thriller dramático: no nos aclaramos). Si se es capaz de evitar exigencias, incluso aceptando que los Oscar no siempre (por no decir nunca) valoran los mejores títulos del año, Precious acaba siendo una masa viscosa tan deliciosa como asquerosa que, guste o no, difícilmente podrá olvidarse.


Lee Daniels logra en Precious la película afroamericana que gusta ver a la sociedad blanca, o lo que es lo mismo, una estructura narrativa que define y separa el bien del mal, lo correcto de lo incorrecto... siempre abrazando la esperanza final. Lo más reprochable es que Daniels no incluya una crítica social fuerte y que opte, en cambio, por retratar en prosa rosa las desventuras de su protagonista a modo de colección de desdichas imposibles (la revelación del SIDA viene a rizar el rizo y llega a enervar). Tampoco queda bien hilada una voz narradora que, si al principio parece clara, a medida que avanza el relato va diluyéndose a favor de efectistas golpes físicos y psicológicos. Y la lista de peros suma apartados con el retrato de la profesora lesbiana, una clara referencia a la sexualidad del director que aún demuestra más los desiguales objetivos de una trama demasiado impostada (su nominación a los DGA obedece más a una estrategia de mercado que a una verdadera voluntad por premiar a los mejores autores). La tortura tendrá su recompensa el próximo 7 de marzo con un Oscar a mejor actriz secundaria que, sin ser injusto, sí es discutible. Y así se queda Precious: unas veces pienso que es bastante deficiente y otras opto por valorar lo que, a título personal, son aciertos (incluída Mariah Carey, mucho mejor sin maquillaje). La polémica está servida y Cinoscar & Rarities no puede situarse en ninguno de los dos bandos. Preciosa, al fin y al cabo.




Nota: 6'5

4 comentarios:

Ismael Cruceta dijo...

La vi ayer. Aún estoy sobrecogido. No voy a negar que tienes razón en mucho de lo que dices, que es igual de preciosa que asquerosa, por duro que sea el término, pero me parece que las interpretaciones son magníficas, incluidas la de la profesora que criticas.
es una peli muy dura y muy sobrecogedora y sin embargo se agradece que en ningún momento nos intente hacer llorar.
ya publicaré mi crítica, que sin duda será más positiva que la tuya.
saludos

Jose Barriga dijo...

Yo diria que no es Preciosa es Manipuladora, ademas me parece horrible la forma en que se trata el tema y la supuesta moraleja de la historia. ¿Soy yo el único que siente que la edición es algo cercano a la "asquerosidad", al igual que la horrible dirección de Daniels (es un vídeo clip o un largometraje)?

Pabela dijo...

Conuerdo punto a punto con José, me pareció una cinta de terror! inclusive no sé de dónde sacaron la nominación de Mo'Nique que más sobreactuada y estereotipada no podía ser.

ArturO dijo...

De Precious ya se ha dicho TODO; por eso no hice critica ¬¬.
A mi tampoco me gusto mucho, Carey y Mo'nique lo unico rescatable como conjunto. Muy manipuladora, direccion debil, guion casi asfixiante, Precious podra parecer dura, pero no lo es tanto...