lunes, 11 de mayo de 2009

TRES DIES AMB LA FAMILIA 8 / 10

El drama familiar se ha convertido en un rico subgénero del cine contemporáneo. Tras ver títulos sublimes como Un cuento de navidad y Las horas del verano, queda claro que el cine se interesa por la familia, la interacción de sus miembros y los juegos de amores y odios a los que estos se prestan, entendiendo que la familia, institución que asusta, agota y agobia, es imperfecta. Tres dies amb la familia sigue durante una pequeña parte de su metraje el esquema habitual de estos títulos, aunque con una particular impronta mediterránea. Tras las presentaciones (misteriosas, abruptas), el film se revela como una tragicomedia descarnada sobre la familia y sus fantasmas, un cuento in crescendo que nos deja dudas, plantea preguntas e inquieta por lo directo y melancólico de su discurso. Tres dies amb la familia, a parte de confirmar que en Cataluña hay talento a raudales (la ESCAC encaja otra gran victoria), demuestra que otro cine español es posible, más cercano a Europa (la memoria nos lleva a Celebración) que a la zafiedad imperante en nuestro cine.



La ópera prima, austera y amena, incluye a su favor un debate sobre el espectáculo de la muerte (velatorios, posterior repartición de la herencia, reencuentros familiares), un elemento que, pese a no ser nuevo, funciona. Mar Coll cuenta con la complicidad del espectador y remite a nuestras experiencias y sentidos: el film juega a no contar, de forma que el espectador, siempre interesado, se ve obligado a rellenar toda la información que se intuye o que los personajes evitan expresar. Tres dies amb la familia, por lo tanto, es un film de silencios, de contención, de personajes distantes, mediocres e infelices, cristalización de una burgesía decadente que vive en mundo de puertas cerradas, mentiras y apariencias insostenibles (más reconocible y menos fría que las familias pudientes de Claude Chabrol). Debe recordarse que el film ganó tres premios en el pasado Festival de Málaga y que aún no ha llegado a las salas. Tres dies amb la familia precisa promoción y servidor ya la considera una de las mejores películas españolas del año, honor que ya tuvieron en su día los catalanes Coixet, Recha o Serra. Atención a la sublime interpretación de Nausicaa Bonnín: ha nacido una estrella. El texto pasa la pelota a sus lectores, esperando que el film reciba el trato y las críticas que se merece. Imprescindible.

5 comentarios:

Kasker dijo...

No conocía este film, pero estaré pendiente para cuando decidan estrenarla. Gracias por la información y por la promoción.

Un saludo.

albertaco dijo...

Xavi me muero de ver este film español...kreo ke cosechó ters premios en málaga y veo tne una fantástica nota...bueno saludos

redna dijo...

Vaya sin duda lo tendr en cuenta jeje, porque los ultimos filmes españoles que he visto me han defraudado bastante.

Un saludo

Gisela dijo...

ESTRENO 26 DE JUNIO! EN LOS MEJORES CINES!!

amalia dijo...

Yo ya la ví ayer y es una pasada! Pequeñita por fuera pero enorme por dentro…os la recomiendo