lunes, 18 de abril de 2011

De Rusia con amor: ISPANSI (¡ESPAÑOLES!)

Carlos Iglesias, actor televisivo, decidió dar un giro considerable a su carrera e interpretar, además de dirigir y escribir la muy apreciable Un franco, catorce pesetas. Ahora vuelve con Ispansi, una película que marca sus inquietudes como inesperado autor del reciente cine español. Sus películas, y por ello nos referimos a sus dos primeros trabajos como cineasta, se interesan por la figura del marginado y el apátrida; también por la descripción de unos tiempos oscuros, las décadas de posguerra, cuyo retrato sosegado queda medido con gotas de crítica suave y nostalgia. Las dos películas, de hecho, beben claramente de la narrativa televisiva (medio que Iglesias domina a la perfección y del que hasta hace poco era uno de sus máximos símbolos: ¿recuerdan Manos a la obra?), y la calidad técnica de Ispansi corre en paralelo a la de las producciones de época que está levantando la nueva Televisión Española (La Uno) sin publicidad (véase Amar en tiempos revueltos, La señora, La República y similares). Iglesias, como esos productos en forma de seriales, se excede en los límites de la autocomplaciencia, e incluso le gusta sonar un tanto anticuado (de hecho, el narrador en voz en off de Ispansi es lo más parecido a un Garci resucitado). Ispansi también carece de emoción, y sus hazañas no resultan ni interesantes ni emocionantes. Hay por lo tanto una asepsia que lo invade todo, y la gracia que tenían los entrañables parados de Un franco, catorce pesetas se disipan ante una trama más rocambolesca (los más de 3.000 niños españoles refugiados en Rusia por la fallida República). Su trama de 'comunista se enamora de mujer falangista' parece invocar el pulso de las grandes tragedias (de nuevo: los grandes seriales). Pero Ispansi, modesta en recursos técnicos y habilidades narrativas, no es ni puede ser la aventura épica que querría. Esther Regina encabeza un reparto marcado por un sonado error de cálculo, aquí de casting. Y para errores, el estrenar la película en marzo, con Torrente 4 en las carteleras y la resaca postOscars pululando en el ánimo del espectador. Incluso quiso aspirar a las nominaciones de los Goya 2011, a pesar de que su estreno siempre se fijó para fechas posteriores a la lectura de candidatos y posterior gala. Vaya, que algo ha pasado con Ispansi, poca y mala promoción incluida, y da pena. Seguro que a la tercera irá la vencida y Carlos Iglesias no tardará en consagrarse como una de las revelaciones más solventes de nuestro cine.


Nota: 5

3 comentarios:

PULGACROFT dijo...

"Un franco 14 pesetas" me había gustado bastante...veremos a ver ésta por lo que dices creo que no está a la altura aunque tiene buena pinta...

Lalo Martín dijo...

Ésta no la he visto, ni ganas, pero "Un franco, 14 pesetas" es una buena película, y me gustó bastante.

Saludos!!!

Diego Fernández dijo...

"Un franco, 14 pesetas" me encantó: las conversaciones, el paisaje, las actuaciones, el ritmo...un pasada¡ Ispansi ha salido sin mucho ruido y creo que se va a ir del cine del mismo modo, yo no la he visto pero después de realizar la primera pelñicula todos mis respetos para esta segunda.
Muy buen blog¡ Si quieres pasarte por el mio: http://hombredecristal.blogspot.com/

Un saludo¡