sábado, 28 de marzo de 2009

LEJOS DE LA TIERRA QUEMADA 7 / 10

Amar el cine no significa que el amante, elevado al concepto de cinéfilo, sienta empatía por todas las películas que consigue visionar a lo largo de su existencia. Incluso puede darse la situación en que el fanático deteste una obra de su autor favorito y alce su enfado al sentirse defraudado. Lo más bonito (y más difícil) se produce cuando la simbiosis entre creador y espectador es total, y este último llega a disfrutar con los excesos y errores del artista (muchos tendrán dicho síntoma tras ver Los abrazos rotos). Hechas tales reflexiones, no esperen una crítica hiriente de Lejos de la tierra quemada, básicamente porque muchos cronistas ya han destacado los posibles peros del primer largometraje del Guillermo Arriaga director. En un alarde por ser original, debe destacarse la pequeña pero indiscutible sensación de estar ante el peor guión de Arriaga (o sea: un notable entre sobresalientes), pero también ante la confirmación de un mundo sólido y personal que ahora cristaliza sin Iñárritu. Uno tiene la sensación de haber resuelto parte del enigma, una ecuación que se completará con Biutiful y que el tiempo se encargará de sopesar como es debido. Arriaga ha perdido la batalla de la crítica y del público, pero ha ganado otra más importante: su lucha por despuntar como autor único e independiente. Por todo ello, Lejos de la tierra quemada sabe a victoria (para el autor) y a derrota (para el espectador). La gracia, la equis del problema matemático, residirá en la capacidad del público para acceder y apreciar las irregularidades del film.



Parece irónico que Lejos de la tierra quemada, film que basa sus tramas en el (des)amor y la (in)felicidad, precise de la paciencia y del aprecio de la platea. Rizando el rizo, la película también es la declaración amorosa que hace Arriaga al cine, medio que adora y en el que trabaja gustoso. La estructura a modo de rompecabezas, aunque menos intensa, sigue intacta, pero la forma de rodarla ha cambiado. Dominar las palabras no implica dominar la imagen y Arriaga cojea sin el poder visual de Iñárritu. Este hecho remarca la naturaleza de la que no deja de ser una ópera prima de alto copete y reafirma que el camino de Arriaga, alambicado y apasionante, está aún por escribir. Sin llegar a la tensión emocional de Amorres Perros o Babel, Lejos de la tierra quemada demuestra que Arriaga, antes de guionista y director, es un fabulador de historias, muchas de las cuales aparecen aquí hiladas con más o menos atino. Quien esto escribe prefiere el capítulo dedicado al personaje de Kim Basinger y obvia por completo un final que, por cerrado, deviene forzado. Aunque acabe amenizando tardes de televisión insustancial, el film tiene los suficientes atractivos para ser un título de prestigio por los Oscar de sus actores y el renombre de su instigador. Asistir al baptismo de Arriaga no tiene precio.

5 comentarios:

Pabela dijo...

Pues ahora me has dejado todas las ganas de verla. Ya la tenía entre ojos pero no sé porqué no la veía(me anda pasando bastante con ciertos títulos últimamente). Te agrego que realmente me fascinó cómo escribiste el post pues realmente se despierta el interés del lector por verla y decidirse!. Gracias.

Javi Triunviro dijo...

Yo la veré aunque no me llama nada, se repite demasiado arriaga. Espero que Iñarritu haga algo diferento en biutuful.

Saludos

Jose Barriga dijo...

yO MUERO POR VER ESA PELICULA. Personalmente DETESTO LA ARROGANCIA DE ARRIAGA, PERO EL TIPO SABE ESCRIBIR BUENAS HISTORIAS, QUEDA POR VER QUE NO COPIE LA FORMULA DE "DIRECCION" DE SU EX-ESPOSO. Por cierto, me agrada que te gustara Frozen River, ya estaba pensando que ninguna de las películas que me gustaron del 2008 te gustaría a ti. Ahora muero por leer tu critica de Paranoid Park (que estoy seguro que no te gustara), por que muy poco sabemos apreciar el talento y la intención de Van Sant …. Saludos, y muchos éxitos en el Directed By.

Jorgee dijo...

Haber que pasa cuando la vea... solo me llama la atención por Charlize Theron...

Ya están las nominaciones
a los Kokee Awards!

Saludos!

Rodri dijo...

Pues a mí me encantó y de todo lo que he visto en este 2009 está entre lo que más me ha gustado, por delante de las alabadísimas por muchos "Gran Torino" y "Slumdog Millionaire".
Buena historia (y bien contada), temas intereresantes y la estructura en forma de puzzle que sigue funcionando. Además, hay una gran labor interpretativa, sobre todo una Charlize Theron cuya fragilidad resulta asombrosa.
Por supuesto que merece un sitio mejor que las tardes televisivas del domingo (decir eso es casi un sacrilegio!) porque es una buena pélícula.
Pero no entiendo por qué hay que valorarla sólo en comparación con los trabajos de Iñárritu o los guiones anteriores de Arriaga, no me parece justo.