jueves, 11 de abril de 2013

Crítica de PARA TODOS LOS GUSTOS, de Agnés Jaoui

En la variedad está el gusto
PARA TODOS LOS GUSTOS (LE GOÛT DES AUTRES), de Agnés Jaoui (Francia, 2000)
¿De qué va?: Nada es lo que parece. Las primeras apariencias engañan y los prejuicios son malos compañeros. Dos amigos comen en un restaurante, pero en realidad son dos compañeros de trabajo. Son el chófer y el agente de seguridad de un empresario que está a punto de cerrar un contrato con un grupo iraní. Aunque el alto ejecutivo parece un ser petulante, en realidad es un hombre de buen corazón. Y aunque no está familiarizado con el arte, se queda prendado por la actriz de una obra de teatro en la que interviene su sobrina. Encuentros y desencuentros de distintos personajes en cuyos actos y en cuyas palabras se manifiesta la eterna heterogeneidad de opiniones, gustos y maneras de vivir.
Palmarés: Nominación al Oscar a la mejor película de habla no inglesa. 4 premios César de 9 nominaciones: mejor película francesa del año 2000, mejor actor de reparto (Gérard Lanvin), mejor actriz de reparto (Anne Alvaro) y mejor guion original. Gran protagonista de la temporada de premios galos del año 2000: fue galardona con dos Étoiles d'Or y tres Lumière. EFA al mejor guion europeo del año y nominada a la mejor película. Turia y David di Donatello a la mejor película extranjera, y en esa categoría candidaturas al Guldbagge sueco, el Cóndor argentino y el British Independent Film Award.
El dato: Primera película de Agnés Jaoui y todavía hoy su máximo éxito de taquilla (vendió casi 4 millones de entradas en Francia) a la que le seguiría Como una imagen y Háblame de la lluvia. Jaoui también interpreta a la camarera libertina y vendedora de marihuana de la película. Jaoui y Bacri, además de ser actores de larga trayectoria, escriben el guion de la película y de todas las cintas mencionadas: ambos han sido matrimonio durante 15 años. La pareja también firmó el guion de la obra teatral Cada uno busca su gato, que dos años después de su estreno en las tablas fue llevada al cine por Cédric Klapisch con Jaoui y Bacri como actores. Jaoui también ha grabado dos discos donde mezcla ritmos tan variados como el flamenco, el bolero y el fado.


Valoración: La alta comedia tiene en Para todos los gustos su gran obra maestra contemporánea, una película ácida e inteligente con unos diálogos astutos, una descripción de personajes asombrosa y unos actores en estado de gracia. Todo son aciertos en este Allen a la francesa o Resnais a la americana. No conectará con todas las sensibilidades, pero si se accede a las complejidades de todos sus rincones uno disfruta de lo lindo. Para todos los gustos es un gran fresco de la variedad de opiniones, estilos de vida y clases sociales de una Europa urbana. Aunque pueda parecer una película burguesa y acomodaticia, la cinta innova con un humor finísimo que va de la parodia sin aspavientos al chiste sesudo. Una de sus grandes bazas es que todos sus personajes, aun siendo representaciones de las contradicciones y miserias de todos nosotros, resultan reales y cercanos, buenas personas: hay espacio para la reflexión, pero ningún atisbo para la depresión de un cine social, entre ellos el francés, más empeñado en retratar las sombras que las luces. Para todos los gustos es luminosa. O mejor: compleja, rica en su paleta de colores y matices. A algunos sus palabras les taladrará la cabeza. A otros les llevará a un nirvana que casi nunca consigue el cine de nuestros días. En Para todos los gustos parece que no pasa el tiempo, que no se nos cuenta nada y a la vez se condensa todo, que es perfecta de cabo a rabo, que es imposible prever sus giros y que cuando estos acontecen parecen los más naturales, los únicos posibles. Uno siente unas ganas irrefrenables de verla y volverla a ver en un eterno bucle. Para todos los gustos consigue que sus personajes sean al final de la función nuestros amigos, y que a la vez nos quedemos pensando en la salud de nuestras relaciones con los demás. Para todos los gustos consigue que viéndola ponga mi total atención en una historia que siendo ajena me compete y describe como ser humano. Logrando, además, que viéndola o recordándola me sienta más feliz que antes. Cine con mucha vida. Película de cabecera para todo cinéfilo que además de pasar un buen rato quiera escudriñar en sus entrañas, sin acritudes ni malos rollos. Si en la vida y en el arte la risa con mensaje pero sin moralina es lo más difícil de conseguir, nadie debería robarle a Para todos los gustos el título de absoluta joya.


Para reir y reflexionar.
Lo mejor: El guion, de los más redondos jamás escritos.
Lo peor: A algunos les enervará su toque intelectual - artístico.

Nota: 9

3 comentarios:

Roy Bean dijo...

Una pena que haya sido un islote en la filmografía de esta prometedora, por entonces, directora. De sus otros trabajos no salvo a ninguno, pero esta si la considero una gran película. Además ahora ya tengo otra musa joven...Mia Hansen Love :-)


Saludos
Roy

Antonio Ruz dijo...

Un descubrimiento para mi.
Veo que te han encantado y que la recomiendas con ímpetu.
Habrá que apuntarla en la lista de pendientes.

Sufre como muchas la terrible competencia publicitaria que nos llega de Hollywood.

Saludos desde SerieCinema

loquemeahorro dijo...

Completamente de acuerdo contigo una gran película, desgraciadamente poco conocida en nuestro país.

En lo único que no estoy de acuerdo es en que no gustará a todo el mundo, a todo el mundo imposible, claro, pero sí que la veo una película que podría llegar a un público amplio, si se supiera vender.

O si sencillamente se estrenara en cientos de multisalas del país, en vez del reducidísimo círculo de la VO y poco más.

Y lo mismo digo de películas como "Mamá hay un hombre blanco en tu cama" o "En la casa"