domingo, 15 de julio de 2012

VISIONADOS VERANIEGOS: ALIEN, EL OCTAVO PASAJERO, de Ridley Scott

En el espacio nadie puede oirte gritar...
ALIEN, EL OCTAVO PASAJERO (ALIEN), de Ridley Scott (EE. UU., 1979)
¿De qué va?: Los siete tripulantes de la nave Nostromo inician su viaje de regreso a la Tierra. El ordenador central que coordina la nave, al que los protagonistas llaman 'madre', detecta una misteriosa señal de alerta de un planeta cercano. Obligados a obedecer las leyes de 'madre', la nave aterra en suelo desconocido. Tras explorar lo que parece una nave deshabitada con rastros de vida alienígena, Kane es atacado por un extraño cuerpo gelatinoso. Ripley se niega a que Kane vuelva a la nave para evitar una posible infección de Nostromo. Este hecho provoca inesperadas tensiones en el grupo, algo que se intensificará cuando el supuesto alienígena suponga un peligro para toda la tripulación.
Palmarés: Oscar a los mejores efectos especiales y nominación a la mejor dirección artistica. Nominada al Globo de oro y Grammy a la mejor banda sonora del año 1980. Bafta al mejor diseño de producción y a la mejor banda sonora de un total de seis nominaciones. Saturn Award a la mejor película, director y actriz secundaria de un total de siete nominaciones. Concha de plata a la mejor fotografía y efectos especiales en el Festival de San Sebastián 1979.
El dato: Junto a las siguientes partes de Alien, estamos ante una de las películas más reeditadas en VHS y DVD de la historia del cine: existe una 'versión del director' editada en un cofre especial en el 2003. También es una de las películas que mayor número de merchandising ha producido. El cartel del Festival de Sitges homenajeó a la película en el treinta aniversario de su llegada a las salas. En un principio se barajó el título de Star Beast y la nave Nostromo debía ser de color amarillo. Algunos miembros del equipo técnico de Alien filmaron ese mismo año La guerra de las galaxias: El imperio contraataca. Para crear el huevo que ataca a John Hurt se utilizó fibra de vidrio para la cubierta y tripas de vaca e intestinos de oveja para simular el interior de la cáscara, a su vez controlada por un mecanismo hidráulico. Para la cabeza decapitada del robot Ash se utilizó leche, caviar y perlas de vidrio. La leyenda dice que Scott no avisó a sus actores en la escena en que sale el famoso alien del vientre ensangrentado de Hurt, por lo que algunas reacciones de terror de los intérpretes son reales. En Estados Unidos nunca tuvo un estreno oficial, en España el impacto inicial no fue elevado pese a que las críticas de El país hablaban de una 'obra maestra'... aún así, nada impidió que Alien fuese una de las obras con calificación R con mayor éxito. Estamos ante una película de rankings: es la séptima mejor película de la historia de la ciencia ficción según el American Film Institue, ocupa el puesto número treinta y tres de los mejores films de la historia del cine de la revista Empire y en la popular web IMDB figura en la posición número cuarenta y uno de las mejores películas de todos los tiempos.


Valoración: Una película imprescindible para entender las coordenadas del cine de terror de los últimos treinta años. Sigue siendo el Ridley Scott más fascinante junto al de Blade Runner, clásicos indiscutibles todavía no superados ni por Scott ni por segundos. El film empieza en la oscuridad de una nave espacial. Magistral uso de la fotografía, elegantes efectos especiales, sublime apuesta por el gótico espacial. Y una vez el bichejo campa a sus anchas por las alas del recinto, Alien nos ofrece un espectáculo de primera categoría. Juegos de luces y sombras, efectos especiales y de cámara que dan intensidad y claustrofobia. ¡Y qué final! Alien es intensa, vibrante, estéticamente perfecta, con una genial interpretación de la sufrida Sigourney Weaver. Asusta de verdad, cala hasta los huesos, agobia incluso horas después de su visionado. La vi apretujando sin ser consciente uno de los cojines del sofá. Una película que te persigue, a la que vuelves quieras o no, que te arrebata de principio a fin. Días después tienes miedo hasta de la araña más pequeña, te agobia la idea de pensar que al comer un alienígena puede reventar tus tripas como le sucede al pobre John Hurt. Todo por mérito y culpa de Scott: el hecho de que nunca acabemos de ver al monstruo en toda su dimensión da todavía más pavor. La inmensidad del espacio en su versión más tétrica. Obra maestra del thriller psicológico que por su apuesta radicalmente de género no debe ocupar un puesto menor respecto 2001: odisea en el espacio o la saga de La guerra de las galaxias. El entusiasmo ha sido tal que el blog ya tiene en mente rescatar las otras entregas de Alien. Un placer comprobar que los clásicos de los que siempre has oído hablar son auténticos totems. Alien sigue siendo efectiva y rabiosamente moderna en su apuesta visual. Hay pocas ocasiones para escribir líneas tan entusiastas, así que aprovecho: ¡amo esta película!


Nota: 9
La escena:

2 comentarios:

Rafa Jimenez dijo...

Xavier no sabia que te gustaba tanto esta gran pelicula, para mi es una de las imprescindibles de todos los tiempos, para cualquiera.
Desde luego una pelicula no superada por ninguna de su genero.
Un saludo!!

kiko dijo...

La mejor película que he visto en el cine