viernes, 27 de mayo de 2011

Charmant: Crítica de MIDNIGHT IN PARIS (MEDIANOCHE EN PARÍS)

EL HECHIZO DE MEDIANOCHE
Empieza la película. Varias imágenes del París más mítico y típico, reconocible y turístico, se superponen y uno piensa en Vicky Cristina Barcelona y todo lo que ese film tenía de escaparate de diseño de la ciudad condal. Pero la capital francesa sale victoriosa: Allen pronto nos lleva a un territorio totalmente diferente y la urbe se convierte en esencia y escenario. Ya a los quince minutos Allen atrapa. Más que verla, me gusta 'estar' en ella, oir sus diálogos, sentir esa ciudad en eterna digresión temporal. Allen aparece en su faceta más nocturna y reaparece como gran autor. Si Conocerás al hombre de tus sueños no llegaba ni a la categoría de mero borrador de una película del neoyorkino, en Midnight in Paris todo es un acierto, me gusta todo. Es, sin duda, su guión más ingenioso, el mejor hilvanado y el más generoso con todos sus personajes, incluso aquellos que ocupan una posición terciaria, casi testimonial, cada uno a su manera importante, como la guía turística que da vida Carla Bruni o la dependienta de un tendedero de antigüedades. Eso si aún no saben de la daliniana aportación de Adrien Brody (ex pianista judío, ex compañero de King Kong, ex matador de Predators y ex Manolete: bizarrada total) o la participación de Kathy Bates, una actriz de gran personalidad que alegra al cinéfilo sólo con su presencia. Sin obviar la adorable, cada día más guapa y mejor actriz Marion Cotillard, mientras Rachel McAdams se confirma como artista con mucho futuro. Y Owen Wilson, alter ego del Allen actor, sabe representar muy bien la locura de un personaje bipolar, por lo que se refiere a ese doble tiempo (de la nostalgia, del recuerdo, del sueño, de lo utópico) que es la sorpresa que esconde la trama (y que, obviamente, no vamos a desvelar). Sí se puede decir que Midnight in Paris gira entorno a un escritor frustrado que encontrará sentido a su vida al pisar la capital francesa, invocando a sus ídolos literarios y vislumbrando aquello y aquellos que verdaderamente quiere en su vida. Más que divertida, es elegante, con encanto; un homenaje al París amoroso evitando obviedades y clichés. Vaya: dilapidando esa idea previa que acomete al cinéfilo nada más entrar en la sala. Véanla y se darán cuenta que es la mejor obra de Allen desde Match Point. Imposible no volver a todos los juegos de dobles tiempos y escenarios que nos ha regalado el cine: Wilson nos lleva al cine de Anderson, Allen a La rosa púrpura del Cairo, y la memoria cinéfila al día de la marmota de Bill Murray o los pasillos de Cómo ser John Malkovich. Tocadas las doce, llega un coche y todo cambia. Para nosotros, se acaba el hechizo, como la Cenicienta a las puertas de su casa. ¡El mejor Allen ha vuelto!


Más dualidades: A partir de este fin de semana, tanto Wilson como Cotillard tienen dos películas en cartel. Él, ésta y Carta Blanca. Ella, Pequeñas mentiras sin importancia, la cinta gala más vista del año pasado con el permiso de Nada que declarar
Pensamientos: ¿Por qué no compitió Midnight in Paris en la sección oficial del Festival de Cannes? Sea como sea, ojalá que el film se tenga en cuenta para el Oscar al mejor guión original venidero.
El momento: Allen vuelve al humor inteligente en forma de gag que llevaba varias entregas sin ofrecernos. Los implicados son un detective y el Palacio de Versailles.
El diálogo: ¿Qué inspiró a Buñuel para crear El ángel exterminador? Allen vuelve a sus ídolos y referentes. Arte sobre el arte.
El dichoso doblaje: Será que el doblaje de Brody es estudiadamente exagerado, será que algunos espectadores no entienden el poco francés que chapurrean los personajes... pero ver Midnight in Paris doblada, como tantas otras, como casi todas, no tiene ningún sentido. Habrá que esperar al dvd navideño.


Nota: 8'5

8 comentarios:

domive dijo...

Que ganas tengo de verla! Y si además tu dices que es buena...^^
Por cierto, a Cotillard la ves para premios, o (como muchos dicen) destaca aquí más por su belleza?

Un saludo!^^

daniel dijo...

Vaya; QUE BUENA nota. Que ansias de que llegue pronto a los cines de aca. Como describes parece ser de lo mejor de Allen en sus ultimos años. Ojala asi sea :-) Saludos Xavi!

Cinespera dijo...

Wow!!!... venga Allen que este film será todo un éxito... ojalá incluso llegue a estar nominada entre las 10...

Saludos!!

Cyllan dijo...

¿Y dice usted que la vió dobladaaaa? También son ganas de ser masoca Xavier.
Los diálogos creo que son de lo mejor de Allen y aquí vuelve a despuntar. Además de El ángel exterminador apuntaría el del rinoceronte de Dalí, desternillantes los dos.
Esta peli va a ser de todo menos polémica, le gusta a todos los públicos, a la crítica, a todos, un deleite para todos.

Xavier Vidal dijo...

Cyllan: era o verla doblada o no verla. Ya me dirás...

Anónimo dijo...

¿¿¿¿ y el secreto ??? donde está?

David C. dijo...

buena película.

Sprezzatura dijo...

Muy buena crítica, concuerdo al decir que es una de las mejores peliculas que ha hecho Woody Allen, las actuaciones son geniales y el guión me encantó. Amo cuando está con los surrealistas :D