lunes, 1 de julio de 2013

CINOSCAR SUMMER FESTIVAL: DOS EN LA CARRETERA, de Stanley Donen

DOS EN LA CARRETERA (TWO FOR THE ROAD), de Stanley Donen (Reino Unido, 1967)
Cinoscar Summer Festival 2013: Sección oficial a concurso
Elección y presentación de Juan Roures: ''El amor y el matrimonio nunca tuvieron mejor representación que Dos en la carretera, road movie que intercala los viajes realizados por una pareja durante cinco etapas clave de su vida. Un agudo montaje nos recuerda que la vida es un ir y venir de caminos y que todas las experiencias vividas influyen las unas sobre las otras. La naturalidad de las interpretaciones se gana al público y la banda sonora acentúa la nostalgia''.
¿De qué va?: En años distintos, coincidiendo con momentos vitales distintos y por motivos distintos, una misma pareja viaja de Londres a la Francia rural con distinto equipaje, medios de transporte y compañía.
Palmarés: Concha de oro del Festival de San Sebastián 1967. Nominada al Oscar al mejor guion original. Mejor película extranjera para los Círculo de Críticos Cinematográficos de España. Dos candidaturas a los Globos de oro: mejor banda sonora y mejor actriz en el apartado de comedia y/o musical para Audrey Hepburn.


Reseña: Tras Una cara con ángel y Charada, Stanley Donen, responsable entre otros clásicos de Cantando bajo la lluvia, dirigió a la mítica Audrey Hepburn acompañada del dandi Albert Finney en Dos en la carretera, película que tuvo su particular entreno en la España de finales de posguerra en el festival de Donosti. ¿El motivo?: hacernos partícipes de las curvas que existen en toda relación de pareja, muy similares a las irregularidades de los caminos que transitan los personajes por tierras francesas. Donen siempre defendió un cine liviano y Dos en la carretera se sostiene solo en parte: aunque su dúo de actores brilla con fuerza y pese a que el montaje del film es enérgico, la película termina siendo un recital de tópicos y una concatenación de paradas en moteles y subterfugios cinematográficos de dudosa calidad. Dos en la carretera, una vez intuida su estructura, ofrece pocos momentos de ingenio más allá de algún chiste aislado o alguna situación comiquera. Irregular, como cualquier viaje. Detrás de su aparente análisis de la crisis matrimonial hay el vacío de un cine rosa para todos los públicos, algo que la ha convertido en un título inmortal pero también en una road movie inofensiva. Por ello, resulta curioso que los Oscar valorasen su libreto, que aun siendo original en su estructura es con diferencia lo peor de la función. Totalmente prescindible, a no ser que uno quiera volver al Hollywood dorado más aparente.


VALORACIÓN DE LA CRÍTICA

Una película que nunca acaba de encontrar su tono. Pauline Kael, The New Republic.

Una de las mejores películas sobre las relaciones de pareja jamás realizadas. Carlo Cavagna, AboutFilm.

Análisis de la institución familiar con el peculiar estilo de Donen. Javier Ocaña, Cinemanía.


VALORACIÓN DE LA CRÍTICA DEL FESTIVAL

Interesante y novedosa (para su época) road movie sobre las relaciones matrimoniales, destaca por su humor y la química de su pareja protagonista. Uggo Kollado

Grandes momentos románticos, buena música de Mancini y el montaje para explicar diferentes situaciones de los personajes. Audrey Hepburn natural, pero Albert Finney no da la talla y hace que esa relación sea menos creíble. Guillermo Navarro

Interesante film que abarca en su historia las etapas por las que puede pasar un matrimonio. Destacable la química e interpretación de sus dos protagonistas, aunque me parece un poco facilona. Mayra Meza


Comedia dramática moderna para su época, con dos actores en estado de gracia, sobre todo con la diosa Audrey Hepburn, cuya sola presencia en pantalla enamora y arrasa con su elegancia y estilo. La película tiene sus momentos monótonos y a su vez escenas muy potentes, divertidas y emocionantes. Jose Zambrano

Peculiar análisis sobre las formalidades del matrimonio atolondrado por las obsesiones narrativas de Donen. Audrey Hepburn brilla en cada fotograma. José Barriga


PUNTUACIÓN DEL JURADO


14 comentarios:

Drogo Tighfield dijo...

La vi hace años y me gustó, pero recuerdo que no superó mis expectativas ya que tiene condición de grandísima película y creo que el tiempo ha rebajado algo esa condición. Mi nota es un 7

UGGO dijo...

Bravo Xavier, todo luce muu chulo.

Anónimo dijo...

Me parecio divertidisima!con un humor estupendo y super actual y esos saltos temporales tan bien llevados....le pongo un 8!

Anónimo dijo...

Lo prescindible es tu crítica, que no aporta nada y menosprecia una grandísima película. Si yo fuera el que la presentó al festival, no volvía a pasar por tu blog después de esto, pero yo desde luego tengo claro que nunca participaré en tus jueguecitos.

Xavier Vidal dijo...

¡Muchas gracias, Segundo Anónimo, por lo poco que te gusta el blog y lo mucho que lo visitas! Eternamente agradecido. :)

Natalia dijo...

Cada uno tiene su opinión, pero el llamar "prescindible" a una película sobra, sobre todo si es un clásico como éste. El guión fue rompedor en su momento y muchos consideran que incluso merecía el Oscar, así que no deberías sorprenderte tanto de que fuera nominada en esa categoría.

Xavier Vidal dijo...

Evidentemente, Natalia. Y se trata de intercambiar opiniones siempre desde la libertad y el respeto, justamente lo que hacemos en el post de Dos en la carretera.

¡Saludos!

Daniel Grimoir dijo...

No estoy de acuerdo con tu opinión: a mí me ha parecido una película fresca y original que analiza de manera aguda los cambios con el tiempo de la relación de pareja, tiene muchos puntos brillantes y el guión me parece uno de ellos: tiene escenas para el recuerdo y un profundo trasfondo. Mi nota es de un 9.

Juan Roures dijo...

Ya que fui quien presentó esta película al festival debo defenderla, pues creo que ha sido infravalorada por este blog.
"Dos en la carretera" representa un momento clave en el que el viejo Hollywood dio paso al nuevo Hollywood. Audrey Hepburn, símbolo del viejo estilo, se atrevió con ropa resultona y hasta una escena de sexo sutil pero chocante para el momento. Además, su habitual naturalidad brilla aquí más que nunca, en la que creo que es la mejor de todas sus interpretaciones. Sin duda habría sido candidata al Oscar de no coincidir ese año con otra interpretación más aparente en Sola en la oscuridad, donde también está grandiosa. Así que espero que sea considerada para el premio a mejor actriz de este festival.
También Albert Finney está fantástico y divertido, aunque no esté a la altura de ella. Eso sí, la química entre ambos es innegable y la evolución de los personajes está muy bien definida.
Y es que aquí se intercalan 5 momentos en el tiempo y sin embargo no hay confusión posible. Los personajes atraviesan las mismas carreteras pero sin ser los mismos. Cambian en forma de ser y en forma de vestir. Esto último es destacable, porque representa las distintas etapas de los años 50 y 60, con todos sus estilos. También la dirección artística, aunque sencilla, es clave a este respecto. No obstante, también hay cosas que permanecen, a destacar el hecho de que ella siempre busque los cigarrillos de él, quien en el fondo depende de ella, aunque también aporta cosas, claro. Ambos son seres imperfectos a los que aprendemos a querer y conocer. Ella empieza como una joven tímida pero directa, y termina convertida en toda una mujer, lo que refleja su provocador y difícil vestido de la escena de la fiesta, por ejemplo.
Las curvas de la vida están representadas en la carretera. Sí, esto puede ser tópico ahora, pero no olvidemos que es una producción de 1967. En su momento fue muy rompedora, al igual que lo fue su montaje entrelazado, que convierte a una simple comedia romántica en mucho más. Y es que el montaje no es baladí, sino que relaciona momentos de la vida, dejando claro que todo en esta vida afecta a lo demás, que todas las vivencias importan y se quedan en el recuerdo de un modo u otro.
Esta nostalgia es también clave en la banda sonora, la cual Henry Mancini consideró su mejor obra pese a contar con todo tipo de premios por otros grandísimos trabajos. Es sutil y maravillosa y, aunque espero que el jurado la tenga en cuenta, creo que volverá a pasar desapercibida como sucedió en los Oscar.
Y, hablando de Oscar, varios libros que he leído afirman que Dos en la carretera debería haber ganado el Oscar a mejor guión original, tal y como comenta Natalia y que, desde luego, era superior al ganador del año (Adivina quién viene a cenar esta noche). Y es que es un guión que sabe mezclar diversión (hay muchos toques de gran humor, en mi opinión, no solo unos pocos) y sentimiento, destacando el hecho de que la vida consta de múltiples subidas y bajadas, Nada es perfecto o imperfecto eternamente.
No es una simple película romántica, es mucho más, pero a la vez tiene las delicias de las comedias románticas. Me gustaría que hubiera recibido mejor trato, aunque imagino que algunas partes han sido borradas según algunos comentarios que leo y no encajan con la crítica. Para mi, por supuesto, es un 10, aunque creo que es tarde para votar (no pude leer esto antes, ya que estaba de viaje). Espero que algún día la veas con otros ojos, porque es una película que a mí me ha dado mucho y me lo sigue dando cada vez que la veo, lo que no quiere decir que no me gusten otras películas más propias de festivales y que tenga suerte en las categorías de actriz y música.

josé luís salgado carril dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Félix Redondo Casado dijo...

¡Qué morbo! La verdad es que esta es la entrada más morbosa de Cinoscars... ja ja. A ver, yo creo que aquí se ha liado un marimorena buena. Y voy a tratar de conciliar.

Simplemente diré que para gustos colores. Que ninguno se enfade. Ni la crítica ni el público.

Os recomiendo La vida de Brian, para echaros una risas... je je

Laura Sanz dijo...

A mi me encantó la película y no solo por ser fan de Audrey Hepburn, sino porque disfruté viendola que creo que al fin y al cabo es lo más importante.

josé luís salgado carril dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
josé luís salgado carril dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.