lunes, 1 de marzo de 2010

Crítica de SHUTTER ISLAND

a Eva, cómo no. '¡Qué horror!', susurraba la dama en la oscuridad de la sala.

El veterano Scorsese encara a sus más de sesenta y cinco años su película más endiablada, su más deslumbrante incursión en el cine de horror y misterio desde que empezara la década de los 90 con El cabo del miedo. Conocer a estas alturas nuevas facetas del norteamericano es toda una sorpresa, tal vez la confirmación de su maestría o la inauguración de un último período creativo más ecléctico y totalmente liberado de la presión de los Oscar. Scorsese se muestra indomable y sobrevuela su isla de forma caótica pero firme. Más allá de toda virtud narrativa, Shutter Island parece incitar a la cámara para filmar el mejor encuadre posible, anima a sus actores para regalarnos sus mejores caras y juega con la anacronía de unos escenarios extraños que van de la paranoia del mejor Kubrick a las ensoñaciones del Lynch más loco. Shutter Island es una película simétrica, bella, técnicamente impoluta, una caja de sorpresas, una criatura en estado salvaje con múltiples capas; y, por encima de todo, el enésimo recital interpretativo de Leonardo Dicaprio, aquí acompañado por múltiples fantasmas con las siluetas de Ben Kingsley, Mark Ruffalo, Patricia Clarkson, Max Von Sydow, Emily Mortimer o Jackie Earle Haley. Aun siendo demasiado pronto para sopesar la posible influencia que la película tendrá dentro de su género, lo nuevo de Scorsese atesora la fuerza de lo inédito y ya circula por los cines de medio mundo como clásico moderno, un milagro en equilibrio. Tenemos que salir de la isla, Jack, grita Dicaprio al final de su periplo, pero el viaje no admite regreso: se queda, sin lugar a dudas, en la retina de la cinefilia moderna.


El sello distintivo de Shutter Island está en su ambigüedad. El espectador no tiene tiempo de cuestionar nada y pisa la isla de forma brusca, igual que ese detective con expresión tarada. El factor ambigüo eleva la cinta sin convertirla en plato de unos pocos: su sentido del espectáculo y su puntillismo viven aquí la unión perfecta entre buen cine y producto mayoritario capaz de romper taquillas (no por casualidad, uno de sus primeros y más grandes méritos es haber desbancado a Avatar en los rankings de medio mundo). Por todo esto, Shutter Island sorprende a todo su público y, sin cuestionar sus trampas argumentales, deja disfrutarse como pieza sensorial: colores definidos, atmósferas asfixiantes y una sublime música que invoca la memoria de Hitchcock. Y si debe dividirse el plano estético del plano temático, la estructura inconclusa de Shutter Island nunca se rebela como una forma de enmarcarar su endeble arquitectura: más bien estamos ante una obra con personalidad que ganará fuerza en próximos visionados, siempre con la posibilidad de descubrir más sobre más aspectos. Dicaprio viajó hasta la desafortunada playa de Boyle y ahora visita las entrañas de una cinta que, como Perdidos desde la pequeña pantalla, no puede resumirse ni contarse (tal es el abanico de teorías, lecturas e impresiones que la propuesta abarca). Un acierto monumental en un tiempo en el que es muy difícil aunar lo palomitero con lo inmortal. Rechacen otras ofertas: Shutter Island es el paraíso envenenado de la cartelera primaveral.



Nota: 9

8 comentarios:

VitoneMen dijo...

No puedo esperar para verla, tu 9 me anima de sobremanera.
Los último proyectos de Scorsese no fueron tan de mi agrado pero siempre es de esperar lo mejor de este director que si es un grande en esta industria de cine ya muy moderna.

Saludos y Excelente Crítica!

Sean Bauer dijo...

Genial, excelente! Bendigo tu calificación. Está gustando mas a los propios cinéfilos que a la gente de a pie, no lo entiendo!

Un saludo!

Eva dijo...

Hola Xavi!
Ya sabes que ese 9 es justísimo, la película ya lleva en reposo unos tres o cuatro días en mi cabeza y no sale de ella!
Me encantó y volvería a verla aunque ya no la veo tan ambigua como al principio, pero sigue teniendo su misterio...la clave es la corbata.
Mañana te lo cuento mejor.

Besos!

Eva dijo...

¡Qué horror!

Jose Barriga dijo...

Vaya sorpresa, le tengo muchas ganas a esta película, pero aun creo que me puede desilusionar, tu critica me dice todo lo contrario. Impaciente por verla, aquí, en Venezuela, aun no se estrena =(. Saludos Xavier, hoy mismo te envió mis notas del CINERAKING.

Luis Cifer dijo...

a mi me aburrio algo en la parte final, pierde bastante fuelle y la gente miraba los relojes. Creo que sobra alguna escena explicativa del final.

ArturO dijo...

Muero por verla; ya en dos semanas se estrena en Mexico. Ansias...
Excelente critica como simepre, ojala y no desilusione como Infiltrados [aunque no tanto].

Oye, ya pude ver Ajami, apuntale un 8 de mi parte.
Saludos!!

Pabela dijo...

Ayer la vi después de tanto que quería y si bien concuerdo que en su factura visual es impresionante el argumento y el film en sí se me hizo tediosamente previsible además de esa espantosa música, escasa pero horrenda, que tiene!! En fin, pensé que la adoraría pero me ha defraudado.