jueves, 13 de octubre de 2011

Desgarradora: Crítica de LILJA 4-EVER

Necesité coger aire para levantarme del sofá después de ver Lilja 4-ever. Vi todos los títulos de crédito porque el cuerpo me pesaba. Lukas Moodysson logró con la cinta que nos ocupa su mayor éxito internacional, además del premio Guldbagge a la mejor película sueca del 2002. Todo merecido: Moodysson consigue aquí su mejor trabajo, de eso no hay duda. Una historia tristísima, desoladora, imprevisible, violenta. Como reza un letrero al final de la cinta, un homenaje a todos los menores de edad víctimas de la prostitución. Una postal firmada desde las cloacas de la Rusia más pobre, un barrio de parias donde la supervivencia se impone a la propia vida. Lilja empieza la película sola, abandonada por su propia madre. Y sin ser consciente de ello, la adolescente iniciará un viaje muy parecido al de su madre, demostrando que hay personas que no pueden salvarse porque nacieron con la desdicha en los genes y el acecho constante de la marginación. Moodysson narra una historia deprimente, tan lapidaria como los grandes melodramas de Lars Von Trier. Pero... ¡sorpresa! En Lilja 4-ever también hay lugar para la esperanza, una luz que es casi una sombra, una música que es una elegía. Muchos opinan que Moodysson manipula al personal e intenta hacer poesía de lo feísta. Personalmente, Moodysson sigue aquí una exploración de la psique infantil que ya inauguraba en Fucking Amal, con un estilo mucho más definido, lejos del mensaje confuso de Mamut y del experimento visualmente estimulante pero narrativamente hueco que es A hole in my heart. Título de culto y obra casi maestra, crítica envenenada a la Suecia del bienestar. Si no la ven se perderán una pieza importante del cine de la primera década del siglo XXI.


Nota: 8'5

Si te gusta esta crítica, vótala en Filmaffinity

3 comentarios:

Manel dijo...

Realmente es una película que te pone los pelos de punta y no puedes dejar de reflexionar hacia donde avanza esta sociedad sin escrúpulos.
Gracias Xavi.

Anónimo dijo...

la mejor pelicula que vi y seguramente veré jamás!!!!!

Anónimo dijo...

la mejor pelicula que vi y seguramente veré jamás!!!!!