viernes, 3 de octubre de 2014

CRÍTICA | UNDER THE SKIN, de Jonathan Glazer


Scarlett, extraterrestre
UNDER THE SKIN, de Jonathan Glazer
Festival de Sitges 2014: Secció Oficial Fantàstic Especials
Reino Unido, 2013. Dirección: Jonathan Glazer Guion: Walter Campbell, a partir de la novela de Michel Faber Fotografía: Daniel Landin Música: Mica Levi Reparto: Scarlett Johansson, Paul Brannigan, Robert J. Goodwin, Scott Dymond, Jessica Mance, Adam Pearson Género: Ciencia ficción. Drama Duración: 105 min. Tráiler: Link
¿De qué va?: Una alienígena aterriza en la Tierra con un cuerpo de humana. Sabe caminar, domina la lengua inglesa y su aspecto le permite pasar desapercibida en la calle. El extraterrestre aprovecha su rotundo físico para seducir y abducir a distintos autoestopistas en los alrededores de una carretera de Escocia. Hasta que el mundo le revele sorpresas que no esperaba, y la cazadora se convierta en presa.


Jonathan Glazer es un cineasta poco convencional. Reencarnación, su último estreno, ya era un ejemplo de su estilo personalísimo, dedicado casi por completo a la realización de videoclips y spots publicitarios. Si en esa película nos encontrábamos ante una historia dramática con toques fantásticos, en Under The Skin, film todavía inédito entre nosotros, se produce un transvase de géneros, ya que estamos ante una propuesta de ciencia ficción con toques dramáticos. El devenir de una extraterrestre que se alimenta de carne humana, una premisa que en otras manos hubiera dado a pie a una historia 'de género' (en el sentido más puro y estricto del término), se expresa aquí con tintes existencialistas, fotogramas futuristas y una ausencia total de diálogos o explicaciones de lo que estamos viendo. Glazer apela a un 'cine experiencia' y crea una obra tan original que creará filias y fobias a partes iguales. El film arranca con ecos al 2001 kubrikiano, y todo lo que sigue es una descripción bastante críptica de la soledad de una terrícola que se da cuenta de su fragilidad como ser (sobre)humano. Con Under The Skin sólo hay dos opciones: entrar en su juego, y por lo tanto empatizar con la psicología de la protagonista, o bien ver la historia desde el recelo, asumiendo que tras las virguerías visuales de Glazer no hay más horizonte que la nada absoluta. Para este blog, como ya sucedía con Reencarnación, puede apelarse al dicho de 'ni tanto ni tan poco': el film subyuga e interesa en parte, pero no le beneficia ni su estructura repetitiva ni su tempo ralentizado. Da la sensación, en definitiva, de que la historia podía resumirse perfectamente en un cortometraje. Pese a todo, es una lástima que tengamos que esperar diez años para ver un nuevo trabajo de Glazer: obras como Under The Skin, que discurren en los extremos artísticos con el fin de crear sensaciones y reacciones igual de radicales, son aportaciones totalmente necesarias para sacudir las bases de un cine fantástico que en ocasiones cae en lugares comunes y terrenos manidos. Under The Skin es de todo menos convencional... y en este caso, marcar la diferencia es tanto su mérito como su talón de Aquiles.


Para detectores de títulos de culto.
Lo mejor: Johansson y sus mutaciones interpretativas: voz sin cuerpo en Her, y ahora cuerpo sin apenas voz en Under The Skin
Lo peor: Roza y a veces traspasa los límites del absurdo, como sucede en la intervención del joven con la cara desfigurada.

3 comentarios:

Luis Betrán dijo...

Ejemplo perfecto de cine de la nada.Para amantes - entre los que no me cuento - de gente como Lisandro Alonso o Sofia Coppola.

Jaime Burgos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jaime Burgos dijo...

A mí tampoco me convenció, sobretodo por culpa de una repetitiva primera mitad que hace que lastre un final bastante mejor.

la reseña en mi blog:
http://www.fantasticine.com/2014/07/under-skin.html

saludos