martes, 23 de junio de 2015

CRÍTICA | THE ROCKY HORROR PICTURE SHOW, de Jim Sharman


THE ROCKY HORROR PICTURE SHOW, de Jim Sharman
Largometraje nº 14: Cinoscar Summer Festival 2015: Sección oficial a concurso
Elección de German Arturo Cortés
Reino Unido, 1975. Dirección: Jim Sharman Guión: Jim Sharman y Richard O'Brien Duración: 95 min. Género: Musical. Parodia de terror. Comedia negra Tráiler: Link Reparto: Susan Sarandon, Tim Curry, Barry Bostwick, Richard O'Brien, Patricia Quinn, Nell Campbell, Jonathan Adams, Peter Hinwood, Meat Loaf, Charles Gray
¿De qué va?: Durante las primeras horas de su luna de miel, perdidos en mitad de la nada, con el coche estropeado y en una noche de tormenta, una pareja se refugia en una mansión regentada por unos extravagantes seres. Una plebe excéntrica se reúne en la colorida casa con el deseo de ver el nacimiento de una extraña criatura.
Palmarés: Nominada a la mejor película, Academy of Science Fiction, Fantasy & Horror Films, 1976.


RESEÑA MIGUEL: The Rocky Horror Picture Show forma parte de seis diferentes topics en Filmaffinity: Musical, Comedia, Terror, Comedia de Terror, Comedia Negra, Película de culto. Y bastarían para definirla perfectamente, pues en ella cantan, te puedes llegar a reír, y puedes llegar a asustarte. Sin embargo, en mi caso, la web debería crear un nuevo topic que a mi juicio describiría insuperablemente el film: Película malrollenta. En ese topic introduciría cintas como The human centipede, Cannibal Holocaust, Hostel, Martyrs... Obviamente por sus escenas grotescas, sus dosis de brutal violencia, y su asquerosidad genuina. The Rocky Horror Picture Show entraría a formar parte de ese ilustre grupo por razones muy diferentes. Desde el minuto uno del metraje el film comienza a emanar sordidez por todos sus costados: desde el vestuario, hasta el maquillaje, pasando por las interpretaciones, y sin olvidarnos de esos pseudonúmeros musicales. Toda ella es una cápsula de roñosería que me mantuvo en un estado de arcada permanente. Es evidente que su cualidad sórdida se presta a subjetividades, y muchos opinarán lo contrario, encantados con su free style, su libertario buenrollismo y su colorido. A mí me atacó a la vena sensible y reconozco que me crispó los nervios. Lo mejor: es irrefutable que genera sensaciones. Lo peor: Tim Curry travestido es de pesadilla. 

------------------------------


RESEÑA XAVIER: The Rocky Horror Picture Show tiene todos los componentes del mejor título de culto: una personalidad singular, una estética única y una capacidad de transgresión que sigue vigente. El título de Jim Sharman es seguramente una de las propuestas más radicales de los 70 y es innegable que cuenta con una generosa lista de acólicos. Pese a esto, todo lo que este espectáculo ‘frankensteniano’ atesora de singular también lo tiene de intrascendente, banal y anecdótico. The Rocky Horror Picture Show es una timorata reescritura de las películas de terror, una comedia de gags obvios y una aportación musical notable, pero sin el gancho ni los hits que podrían esperarse de un espectáculo de semejantes señas. Se echa de menos, eso sí, el espíritu rebelde y libérrimo de la cinta, imposible de reproducir en la actualidad (el film, vaya, es una preciada demostración de cómo tiempos pasados, en cuestiones de moral y cine, fueron mejores). Lástima que la película, de vocación chillona y extravagante, de esencia más infantil que polémica, acabe resultando un conjunto tan mutilado e inexacto como el personaje de Mary Shelley. Un título abierto a amores y odios muy radicales. Para quien escribe, ni frío ni calor. 

------------------------------


RESEÑA DANIEL: Aunque resulte un triunfo y un film de culto para muchas generaciones, The Rocky Horror Picture Show se erige como un mero entretenimiento que puede llegar a aturdir por la mezcla desequilibrada de personajes que se conciben como un alarde inusitado de ‘estilo’. Imposible decretar que los movimientos sensuales, las exageradas expresiones, las canciones con mucho ritmo, Tim Curry ingenioso y una Susan Sarandon bellísima resulten una mala presentación al film, todo lo contrario, pero de ello no se sostiene una película que inicia frenéticamente bien y termina siendo un sin sentido de extraterrestres, prostitutas, motociclistas y locos travestis. Más desproporcionado es aún el ritmo que asume entre acto y acto, volviéndose tediosa a ratos. Sin duda es lúcida y su incipiente extravagancia la ha vuelto mítica, pero dudo que resista el paso del tiempo. Al menos para cualquiera que la ve por primera vez en pleno siglo XXI lo puede pensar varias veces antes de elegirla entre lo mejorcito que el cine ha cosechado. A algunos no nos van las ‘frikadas maravillosas’.

------------------------------


RESEÑA ISIDRO: Lo confieso: me encanta The Rocky Horror Picture Show. Es un despiporre genial que me divierte mucho. Es verdad que es tan pretendidamente cutre a veces que entre el narrador grimoso y el alegre travestismo dentro de una trama de extraterrestres y científicos locos casi casi podríamos decir que la ha dirigido un Ed Wood inspirado, pero como en toda película de culto (aunque más bien esta es la película de culto por antonomasia) son los elementos casi elevados a la categoría de símbolos los que engrandecen a la obra, y es que su imaginería entre glam y hortera, el buen rollo de las canciones y su espíritu de libertad alegre hacen de ella un disfrute descacharrante. Todo eso y Tim Curry, por supuesto, con una de las interpretaciones más magnéticas que se han visto nunca en un musical (o en el cine en general, cojones), capaz de quitarle la tontería a todos los 'amoaLauras' del mundo con un guiño. Frank’n’Furter es el símbolo del desenfreno desenfadado y sin restricciones, de la diversión por diversión, de ese arrebato que nos nubla y nos sumerge en una espiral de goce y disfrute. Y nos cautiva, ya ves que sí. Porque, en definitiva, todos tenemos un poco de ese dulce travesti de la Transilvania transexual dentro de nosotros deseando perturbar el tiempo y liarla parda. Let’s the time warp begin!

------------------------------


RESEÑA MAYRA: Estamos ante una parodia de musical que se vuelve cómica y a ratos incluso causa terror ¿o debería decir horror? Lo cierto es que me parece una parodia de todo y nada a la vez. Una cinta desenfrenada y con unos personajes muy singulares e irreverentes interpretados acorde a la trama que se nos pretende contar. La interpretación de Curry tiene algo de mérito, pues no creo que haya sido tan fácil interpretar al curioso personaje de Frank-N-Furter. Sin embargo, The Rocky Horror Picture Show padece de tener un guión o una historia que al menos a mí no me causa ningún tipo de emoción o interés. Es verdad que los extravagantes personajes y el ambiente chispeante y liberal de la cinta, al igual que las canciones, tienen cierta gracia, pero no pasa de ser un simple entretenimiento que, incluso como tal, funciona de manera irregular. Con todo, cada uno que saque sus propias conclusiones, porque para gustos… 

------------------------------


VALORACIÓN DE LA CRÍTICA

Título de culto dentro del movimiento contracultural de los 70, que se ha convertido en uno de los films que más se han exhibido en sesiones golfas. El discreto ingenio de su trama -un pastiche de arquetipos fantásticos reciclados con una mirada propia de la serie B y aderezados con música rock- tiene un tratamiento eficaz que tiende a realzar sus virtudes y ocultar sus deficiencias. Fotogramas, Redacción

Musical difícil de olvidar, que retoma esquemas del cine de terror y de la ciencia ficción para darles una vuelta de tuerca paródica e insólita, y que ha producido algunos momentos indelebles en la retina de los espectadores. María Villalva, Miradas de cine

Mezcla de musical, humor irreverente, parodia de las películas de terror y sobre todo mucha provocación, esta historia fantástica ha conseguido mantener desde su estreno toda una legión de seguidores incondicionales. Bajo su apariencia de comedia loca y desenfrenada transmite la alegría de disfrutar de la vida en todos los sentidos. FNAC

Pastiche que remixea los títulos de horror de los 50 de la Universal, con un hedonismo vergonzoso y una sensibilidad independiente que fue la bomba en los 70. Time Out

NOTA DE LA CRÍTICA

Filmaffinity: 7'0 / IMDB: 7'4 / Sensacine: 7'8 / Metacritics: 6'85 / Rottentomatoes: 8'25
------------------------------


VALORACIÓN DEL JURADO

El jurado del CSF ha decidido promover el film a  
7 PREMIOS DEL FESTIVAL:

Mejor actor protagonista: TIM CURRY
Mejor actriz protagonista: SUSAN SARANDON
Mejor reparto
Mejor música adaptada
Mejor vestuario: SUE BLANE
Mejor maquillaje y peluquería: VV. AA.
Mejor canción: Sweet Transvestite

NOTA DEL JURADO

1 comentario:

victor dijo...

Sin duda es la musica quien sustenta el visionado del film. Eso creo que esta claro. Pero si a ello sumamos unos decorados bizarros. Vestimentas alocadas, y personajes estramboticos....Junto a un Tim Curry simplemente genial. Creo que estamos ante una pelicula de 8. Pese a que el guion casi no exista.
un saludo