lunes, 31 de agosto de 2009

CRÍTICA DE ANTICHRIST


"No me esperaba esta mierda". Son las palabras de un hombre que, al salir del cine, intentaba justificar a su familia por qué había elegido Antichrist para pasar la tarde del jueves. La madre y la hija, escandalizadas, salían de la sala con un "mare de déu" en la boca. El susodicho no tuvo reparo en eruptar, chillar, estornudar, dejar sonar su móbil, roncar y abuchear a la película durante su hora y cuarenta y cinco minutos. Es evidente que, con tal ejemplo, Antichrist es una película especial que requiere de una crítica no menos especial. Quede claro de antemano que Antichrist es la película del año, por brutal, onírica, angustiante, filosófica, inigualable e irrepetible. Arrancamos.


VON TRIER es "EL NIÑO"
Antichrist arranca con un prólogo lánguido en blanco y negro. Los protagonistas del film follan de forma exagerada y la cámara de Trier ralentiza el conjunto. Un niño, el malogrado hijo de los protagonistas, salta por la ventana, estalla contra la nieve y muere al acto. Estos primeros minutos, obsesivamente planificados y exquisitamente diseñados, demuestran que Von Trier es un esteta, incluso cuando opta por la cámara en mano y una estética falsamente espontánea. Trier controla a su criatura desde un inicio y el espectador no tiene más opción que claudicar. Los fotogramas, bellos y trágicos, nos dibujan unos padres cuyos espíritus han sido poseidos por el placer carnal. El sexo, íntimo y duro, aliena a los cuidadores y marca la que al final será una relación entre torturado y torturador. El amor implica posesión, no es cosa inocente, tampoco algo agradable: las caras de Gainsbourg y Dafoe, más que éxtasis sexual, vaticinan el dolor futuro, las lágrimas por derramar, la rutina de una terapia extrema. La alegría entraña elegía y Von Trier retorna con su pesimismo existencial. El mundo de los adultos, pura bacanal, choca con la inocencia del niño que, desatendido, sale del relato para convertirse en el verdadero protagonista del mismo. Von Trier es el niño suicida, mientras que los amantes son una clara alegoría a los padres del cineasta, los mismos que Trier calificó de nefastos educadores y excesivamente liberales. Von Trier no perdona que sus primogénitos hayan hecho de él alguien tan inseguro e inestable (e, indirectamente, el director de cine que es), y aquí el hijo se rebela lanzándose al vacío y torturando a sus creadores a base de dolor y sentimiento de culpabilidad. El Von Trier provocador resurge de sus cenizas, aunque sin rodeos: las referencias biográficas son tan obvias que puede llegar a afirmarse que Antichrist es la película más desnuda, directa y sincera del cineasta (también la más difícil: está reservada únicamente para los devotos del artista), aunque a priori parezca la más exagerada, violenta y gratuita. No hay duda: todo tiene un sentido, y si el espectador no lo capta es porque, obviamente, no está en la mente del cineasta. El director crea en voz alta, para sí mismo y para nadie más. En relación a esto, podría decirse que Antichrist es a Lars Von Trier lo que Takeshi's fue para Takeshi Kitano: una arriesgada biografía personal y una síntesis y consciencia de su mundo ficticio. El danés se deprime y recurre al pasado, hurga en la herida. Asumida la depresión, Von Trier la expone sin tapujos.


VON TRIER es "ELLA"
El mal reside en cada ser humano, es patrimonio de todos y nadie lo puede dominar o erradicar. La mujer es el ser capaz de traer al mundo una vida, la encargada de perpetuar la especie y la maldad que la caracteriza. La maldad, por ello, va asociada a la mujer, porque de ella surge, brota, nace. Como dice el personaje de Dafoe, cuando una mujer llora, lo que realmente hace es pensar una confabulación contra algo u alguien. El comentario no es gratuito: al final, la mujer de Antichrist se rebela contra una terapia autodestructiva. Otro personaje que se rebela, otro elemento más en la lista de pequeñas grandes provocaciones. Von Trier es ella, porque la mujer representa la depresión que pasó Von Trier en la vida real, porque Von Trier ama a las mujeres (como objetos estéticos, como creadoras de vida, como figuras maternales) y a la vez las odia (como creadoras del mal, como madres irresponsables, como la causante de su gris existencia). Von Trier sabe que él nace de una mujer y que es una estupidez detestar lo femenino: Trier no es misógino, no propone una guerra de sexos; simplemente expone los avatares de un sexo lleno de estigmas desde hace siglos, recoge la figura mitológica de la mujer que sufre (eso lo acerca a la Juana de Arco de Dreyer) y que es capaz de infringir dolor. En esta dualidad, la mujer en el cine de Von Trier es un ser complejo y humano, tratado con respeto, inteligente, real, cercano. Gainsbourg llora la muerte de su hijo y Von Trier se identifica con ella. La musa y el artista, la madre y el hijo, la depresión de una madre ficticia y la depresión de un hijo real. El juego prosigue. ¿Existe mayor acto altruista y de amor hacia las mujeres que regalar a tus actrices los personajes y las interpretaciones de su vida?


VON TRIER es "ÉL"
Queda claro que Von Trier es Selma, Bess, Karen, Grace y todas las féminas de su cine. Debe recordarse además que Trier, malo por genética, también es la América de Bailar en la oscuridad, la isla de Rompiendo las olas o los habitantes contradictorios de Dogville y Manderlay. El hombre en el cine de Lars Von Trier es alguien oscuro, primario, de impostada intelectualidad que, por falso, deviene ingenuo, fracasa en sus endebles métodos y sus repudiables metas. El protagonista de Willem Dafoe es un creído que no ha acabado su carrera de medicina; nadie, en definitiva, para presumir de dotes médicas y terapéuticas. El personaje de Dafoe tiene el mismo morro que Von Trier, es el ente que propone un juego, que lleva al límite a la mujer, que la provoca hasta sacar su mejor y peor cara, aunque no esté cualificado a nivel profesional (Von Trier tampoco fue un alumno brillante). Dafoe manipula a su esposa y no arranca ninguna lágrima: puro témpano, infranqueable frialdad. El personaje de Dafoe, a su manera, crea una película: los sueños y obsesiones de su mujer, aquí mostrados de una forma gris, terrorífica a la par que atractiva. Cuando Gainsbourg se rebela y tortura a Dafoe (hay una cita irónica, velada: Dafoe vuelve a ser el Cristo crucificado, salvador y salvado de La última tentación de Cristo), el director nos desvela sus verdaderos miedos: "¿qué pasaría si mis personajes femeninos, símbolo del sufrimiento, se rebelasen contra mí?", piensa el danés. Por ello, el final de Antichrist es más feliz de lo que parece. El hombre, el cineasta, sale malherido de su terapia, magullado de su película más explícita, desnuda, radical e incomprendida. Von Trier afronta sus miedos y los supera: miles de mujeres sin rostro rodean a Dafoe en una escena que recuerda las formas de El jardín de las delicias de El Bosco. El hombre se ha salvado. Von Trier ha dejado atrás su apatía. La película, obviamente, acaba. La carrera del cineasta, irremediablemente, continuará.



VON TRIER es "EDÉN"
Lars Von Trier, a la hora de crear sus escenarios, se sirve de referencias reales para situarse en el terreno de lo inexistente. A su manera, todos los films del danés transcurren en el mismo escenario: son películas sin espacio ni tiempo. Este hecho vivió una mutación con Dogville y Manderlay: el espacio como algo que no existe, que se esfuma para ser, aunque nos dé miedo, aplicable a todas las partes del planeta. Rellenar lo que está oculto, partir de algo local y convertirlo en general. Con Antichrist, Von Trier se supera. Edén, ese bosque que se convierte en el cuarto personaje de la obra, es la versión desnuda de todos los escenarios de Von Trier, su esencia, su corazón. Edén es Von Trier porque refleja sus miedos y los lleva a un terreno psicológico, psicótico, onírico, no palpable. El bosque de Edén, las taras de Von Trier, había permanecido escondido en otros films y ahora se transparenta, se dilucida en toda su crueldad y crudeza. Además, el bosque se nutre de figuras mitológicas y clichés relacionados con el terror (Von Trier coquetea con los géneros y los altera; gracias a esto, Antichrist es una cinta de terror extraño, más unido a la angustia que a los mecanismos del susto). Solo con Edén, Von Trier puede incluir una película irracional (el viaje de los protagonistas a Edén, un espacio metafórico) dentro de otra racional (la muerte del hijo y el posterior luto). El viaje, más psíquico que físico, no está exempto de referencias religiosas y místicas, metáforas y diálogos que, una vez se sabe la resolución del conjunto, adquieren un valor especial. En un momento, un zorro habla. La escenografía se rebela contra su diseñador.


VON TRIER es "ANTICHRIST"
Antichrist no es tan trágica como parece. Von Trier no inventa nada: ya habíamos visto sexo y violencia explícita en otros títulos. La película es más divertida de lo que parece: es un baile de máscaras, una hipérbole vehemente que le encanta jugar con todo y con todos. Von Trier, antes que cineasta, es un publicista: promociona sus films como nadie, y sus detractores caen en el error de subrayar sus defectos. Von Trier es un egocéntrico de cuidado y quiere que hablen de él, aunque sea para mal. Con esta actitud, las mutilaciones del último tramo tienen un tono malsano, de maltrato festivo, tan sádico como gracioso. Lo feo tiene, al menos en el arte, un componente rompedor, un resquicio de belleza. En esta guerra de golpes, el pene y el clítorix (órganos reproductores, donde nace la vida y el mal que surge de ella) tienen un valor muy importante, también reciclado como chiste verde, cuento para mentes perturbadas. No hay nada más gracioso que saberse Diós y Diablo, el jefe de todo lo visto, el idiota más grande del reino. Las tragedias de Lars Von Trier son también sus comedias. Pura incoherencia: la vida que surge del mal, el no misógino que fabula a partir del maltrato a la mujer, el artista que expone sus miedos en boca y cuerpo de otros (la tarea de Gainsbourg y Dafoe es comparable a la de Jack Nicholson en El resplandor)... Un cine desquiciado para espectadores no menos cuerdos.


VON TRIER es VON TRIER
Con todo lo expuesto, solo queda decir lo que parece una obviedad: Von Trier es Von Trier, único e inimitable, un timador con estilo, un ladrón con gracia, un ilusionista que nos deja ver sus trucos sin que su magia merme en interés. Se considera el mejor realizador del mundo y posiblemente lo sea; he aquí la verdadera comedia, el verdadero terror. Quienes no estén para analizar símbolos, deverán admitir que Antichrist reune una ingente cantidad de fotogramas que ningún cinéfilo, para bien o para mal, olvidará jamás. Solo queda arrodillarse ante el rey: Von Trier, grandilocuente, despreciable y genuino, lo ha vuelto a conseguir. Nos da rabia, pero es un genio.

Nota: 10 / 10

22 comentarios:

albertaco dijo...

Wowwww....ese 10...la vd no me esperaba tanta nota de ti..yo iré a verla a ver ke tal...un saludo

redna dijo...

Sabia que la valorarias con un 10. jajaa

Yo estuvo con apenas 5 personas en la sala y todos estuvimos en silencio durant todo el film. Y eso que el cine tenia capacidad para mas de 200 personas.

Ya puedes leer mi pequeño comentario. Tu por el contrario haces uun analisis excelente jaja.

Saludos

Jose Barriga dijo...

Guaoooo. Xavier me dejas lelo. Muero por ver Anticristo, excelente analisis y reseña. No tengo mas palabras, no puedo esperar para verla. Un Saludo

Giancarlo V. dijo...

Antes que todo, felicitarte por la reseña menuda analisis en verdad bastante sadisfactoria y para uno que aun no ha visto el film le vendra ganas de visionarlo cuanto antes...
Como un gran admirador de Von Trier,sigo pensando que es el film menos logrado y el mas manipulado para los fans del director. lo he ya visto dos veces en original y la segunda vez lo encontre mucho mas pretencioso...pero es Von Trier no?
cabe destacar el coraje tenido en hacer de esta terapia psicoanálisita un film discreto que sera recordado sobretodo por la gran interpretacion de Charlotte Gainsbourg una de las mejores en lo que va del año,y que seguramente sera el film de año para muchos.
Queria saber que piensas que el film se lo haya dedicado a Andrej Tarkoskij.Personalmente esa dedicatoria la encontre bastante incoherente.
Saludos!

AlterPabela dijo...

Vaya Xavi 10??? por tu desmenuzada reseña, profunda y genial realmente no lo dudo!jaja, muy buena hasta dan ganas de verla, pero que va ser!! me conozco Xavi y soy una tremenda cabrona que no pasará de la escena de la muerte del niño! no puedo con mi sensibilidad, odio eso!... pero quien sabe, realmente tu artículo me dejó pensando sobremanera.

Angel "Verbal" Kint dijo...

Excelente análisis de una de las películas del momento

Nanu dijo...

La tengo que ver hace tanto pero no la encuentro
Muy buen blog, cuando puedas pasa por el mio y deja tu opinion

Alejandro A dijo...

caray la quiero ver y no, es que siento que a la vez me gustará y seguramente me perturbará

Javi Triunviro dijo...

Xavier, siguiendo con nuestro pique cariñoso, hubieses puesto menos de un 10 si no te hubiese gustado??? despues de tanto defenderla...jejeje.

Yo la tendré que ver, y te comento.

Un saludo!!!

Kasker dijo...

Una critica insuperable, muero por ver este film. Espero poder comentarlo pronto.

UN SALUDO.

Alec Roivas dijo...

Excelente crítica, aún no puedo realizar mi reseña porque solo he visto una muestra de "Antichrist" y lo único que puedo decir es que me ha decepcionado.

Claro que aún falto un visionado completo, pero ha juzgar por ese fragmento el resultado podría no cumplir con las expectativas.

Por cierto, pienso que este es uno de los casos donde la defensa de tu crítica supera los argumentos del film.

Slds.

Dante dijo...

La iré a ver porque una peli que despierta tantos sentimientos enfrentados vale la pena, aunque sea para posicionarme en un bando o en otro.
Desde luego Von Trier es lo que siempre ha pretendido en su filmografía. Tengo muchas pelis de este director como buenas, pero también tengo otras como malas.
¡Saludos!

Santi dijo...

Estoy en el más absoluto desacuerdo con su opinión de la cinta, Sr Xavier, pero respeto profundamente su criterio y excelentísimo trabajo a la hora de analizar y repasar cada una de sus partes.

Coincido con que el prólogo es de una exquisitez íntegra, también con que "Anticristo" es una película apta para los devotos del artista, pero no tanto para los que Lars von Trier nos parece solo un buen director que se ha decidido por el cine incomprensible. El realizador expresa sus traumas, pero el espectador no tiene por qué aceptarlos de buena gana.

La mujer proporciona vida, y con esa vida el mal que todos encerramos... pero también el hombre da vida, de ahí que la misma mujer se vea con la necesidad de castrar al personaje masculino. La mujer conspira, pero conspira contra el mal, no contra el hombre.

El bosque es el elemento más terrorífico de la cinta, en el argumento y en la realidad, tanto para Ella como para el espectador, y es que Trier le da vida de forma inteligente utilizando lentes que distorsionan la imagen por los laterales, dándole vida al bosque, otorgándole maldad y secretos.

Dices en tu análisis: «Trier es un egocéntrico de cuidado y quiere que hablen de él, aunque sea para mal», y es exactamnte lo que pienso, que su intenciónes solamente provocar. Y por eso creo que peca de (demasiado) pretencioso, y ya se sabe que la pretenciosidad no es buena si no logra convencer. Eso sí, estéticamente "Anticristo" no tiene parangón.

Sobre la puntuación, 10/10... yo le habría dado -/10, es decir, sin puntuación porque creo que una película así es inclasificable y sobre todo incomparable a otras películas, pero ya puestos no me mojo: 5/10. Ni pa ti ni pa mi ;) .

Eso sí, me quito el sombrero una y cien veces ante esta extensa, detallada y excelsa crítica. Chapeau.

PD: Acerca de lo de que se considera el mejor director del mundo, se sabe que fue una manipulación de la prensa... Nacho Vigalondo intentó aclararlo en su blog. El artículo no tiene desperdicio, recomiendo su atenta lectura.

angel dijo...

Lars ha revisado a Tarkovski, lo ha resumido y lo ha puesto al día con unas gotas de gore.
¿Lo mejor? quizá tu análisis.
¿La peli? veremos cuantos visionados aguanta. De momento me gusta

Alexandra dijo...

Desde acá... una reverencia. Es LA mejor reseña y explicación a ésta obra. Me aclaraste infinidad de dudas que me habían quedado y si en un principio me pareció una película excepcional, ahora no me queda duda que es de lo mejor que ha dado el cine. Gracias y salu2.

Pablo Martinez dijo...

Te confieso que prefiero no leer el articulo en tanto no vea la pelicula jeje...

Prometo leerlo ni bien la haya visto.

Un abrazo!!

Te invito a mi blog!!! Pasate a compartir la opinión.
Un gusto

Saludos!

PM

Pabela dijo...

A que no sabés??pues me picó tanto la curiosidad que me vi Anticristo nomás! seguramente para mañana tendrás mi nota y la crítica publicada. Lo que hace la mente porque tanta cosa que contaban y mi mente se imaginaba lo peor!, y podría decirte que hasta la escena primera (la que marcaría si podría o no seguir mirando el film) me ha parecido soberbiamente mostrada!. No le doy un 10 por las razones que luego expondré pero con un 8 la califico sin dramas! Muy buen film.

Yuejö dijo...

a mi me gustó. No creo que sea la obra maestra de von trier, pero tampoco pienso que esté tan mal. Las imagenes son muy poderosas! y si él quería que entraramos en shock, pues cumplió. Se nota a leguas que la pasó muy mal en su depresión (von trier), pero yo lo quiero mucho y espero que venga con más fuerza en el futuro.

chido tu blog y tus criticas.

ugo.

Anónimo dijo...

Recién acabo de ver la pelicula y no he podido parar de leer sobre ella, me ha impactado al tal grado que tus palabras me tranquilizan, te agradezco este increible analisis pues comparto contigo esa pasión por el film y el cine de buena calidad en general. La pelicula es tan familiar como extraña, pero sin duda es netamente humana y me quisiera despedir con la siguiente cita: "no soy un angel caído, soy un antropoide erguido"

Maru dijo...

la verdad que no encontre nada de fascinante en esta pelicula. me parecio totalmente pretenciosa, y con el simple finde crear controversia. respeto a la gente que le gusto, simplemente yo no lo veo en absoluto. la historia es una mas del monton, el desarrollo me resulta vacio. el guion pretende ser algo que no resulta. la pelicula comienza siendo como algo psicologico y luego termina en una pelicula mas de horror. muchisimas escenas me parecieron en vano, sobre todo el momento donde la mujer se corta el clitoris... si eso no es querer crear controversia porque si... tranquilamente se podria haber hecho sin hacer un primer plano del hecho. lo mismo pasa en la escena donde ella hace una especie de masturbacion y a el le sale sangre...
ella corriendo al bosque a masturbarse...
no se, no entiendo el punto de esas escenas. a algunos les parecera arte puro, yo creo q es solo ganas de llamar la atencion.

borboleta blues dijo...

no habia mejor manera de explicar quien es von trier y a donde iria parar con esta peli. Muy buena escritura, rica de leer. Me quito el sombrero!
y no se si seas fan de von trier, pero yo que soy fan acidua estoy mas que fascinada no tanto de la pelicula como de lo que escribiste.
saludos!

Jeur dijo...

Para mi también es de 10, o casi (como tu reseña). La mejor película de terror de los últimos 10 años (que ya es decir...).