viernes, 23 de septiembre de 2011

Al otro lado del espejo: Crítica de LA CARA OCULTA

 Reseña sin spoilers

¿Puede una película tener un giro argumental y no tener historia? Pues sí. Un ejemplo de ello es La cara oculta, una película que desde el primer minuto es un topicazo en toda regla y un triturado de muchos thrillers y cintas de terror. La trama no se sostiene por ningún sitio, carece de atractivos visuales, no tiene ningún tipo de personalidad, no figura entre lo mejor del año y en consecuencia no dejará impronta en el cine colombiano o español del mañana (para los despistados, es una coproducción entre ambos países). Pero una vez pagada la entrada no queda más que verla. Inevitable no encadenar pensamientos malvados: ¿Dónde habré visto a esta chica? ¡Ah, sí, era la protagonista de Rabia, y estuvo en Biutiful y La mosquitera! ¿Perdón: ese es el de Pasión de Gavilanes? ¡Madre mía! ¿Se hará algún día Quim Gutierrez la ortodoncia? ¡Cada día Clara Lago me gusta más!... Así hasta que la película da un cambio brusquísimo y revela el reflejo que se esconde al otro lado del espejo. El misterio de La cara oculta es bastante insustancial, pero funciona: consigue entretener al personal y justifica los euros de la entrada. La segunda parte, de cuyo contenido no desvelaremos absolutamente nada, viene a explicar y ampliar todo lo visto anteriormente y somete al espectador a un juego a tres bandas. Vaya, que al final el sinsentido resulta estar bien construido, incluso con algunos buenos momentos de angustia. Aún así, Quim Gutiérrez no acaba de resolver con nota un personaje tan hierático, al principio muy ambiguo. Clara Lago es claramente muy joven y no 'da el pego' como novia de Gutiérrez en la ficción. ¿El resultado? Una combinación hispana entre Atracción fatal y La habitación del pánico que entre el público ya está siendo conocida como 'la peli de la chica que se esconde detrás de la pared' (¡glups!, increible pero cierto). Y sobre todo: si le dan un voto de confianza al film, si no tienen el horno para bollos llamados El árbol de la vida, si prefieren paranoias de estar por casa o si quieren pasar una hora y media sin pensar en nada, vayan al cine sin ver el tráiler de la película (esta vez, el blog no piensa agregar el vídeo el final del post). Cuando conozcan qué se esconde en esa cara oculta sabrán el porqué. Y lo agradecerán. Un divertimento de usar y tirar, pero divertimento al fin y al cabo.

Nota: 6

Si te gusta esta crítica, vótala en Filmaffinity

2 comentarios:

Océana dijo...

El trailer era mejor que la película, yo creí que el bunker estaría alrededor del teatro...No creo que el trailer avance nada, podías haberlo puesto y no pasaba nada, más bien el trailer no desvela mucho de lo que la peli es en realidad.

A mí me gustó bastante, claro que después del "árbol......" necesitaba ver una peli que me gustará y esta me gustó. Creo que has sido muy duro con ella Xavier.

Además Barcelona vista así en panoramica tiene su puntillo...estamos acostumbrados a ver esos planos en el cine de NY por ejemplo, ver Barcelona así en la peli ha sido una nota de valor añadido a la peli.

Xavier Vidal dijo...

Oceana... ese plano es de lo más patillero... una panorámica para cambiar de escenario... es horroroso, como esos planos de transición de algunas telenovelas!

¿Duro? No creo, ya digo que me gustó. Pero es innegable que la historia no deja de ser una pedazo chorrada...