lunes, 20 de abril de 2009

LMDLD: 4 MESES, 3 SEMANAS Y 2 DÍAS



Título: 4 MESES, SEMANAS Y 2 DÍAS Título original: 4 luni, 3 saptâmani si 2 zile Dirección y guión: Cristian Mungiu Año: 2007 País: Rumanía Duración: 105 min. Género: Thriller dramático Reparto: Anamaria Marinca, Laura Vasiliu, Vlad Ivanov, Alexandru Potocean, Ion Sapdaru, Teodor Corban, Tania Popa, Cerasela Iosifescu, Doru Ana, Eugenia Bosanceanu, Marioara Sterian, Monica Alexandrescu, Mihaela Alexandrescu, Costica Babu, Costica Bojog, Cristina Buzbuz, Georgeta Paduraru, Adi Carauleanu, Cristian Ciuzan, Alexandru Conovaru, Emil Coseru, Adina Cristescu y Geo Dobre Palmarés: Cannes 2007 (Palma de oro), EFA 2007 (mejor película y director), mejor película de habla no inglesa (crítica de Los Ángeles, Nueva York, Chicago y Toronto), mejor actriz protgonista (Anamaria Marinca y Laura Vasiliu, XIX Festival de Palm Springs); candidata al Oscar por Rumanía Fechas de estreno: 14/09/07 (Rumanía), 25/01/08 (España) Distribuidora: Golem DVD: Cameo

Sinopsis: 1987, justo en los últimos años del régimen comunista de Ceausescu. Gabita y Otilia comparten habitación en una residencia de estudiantes. Cuando Gabita decide abortar, su amiga reserva una habitación de hotel y contacta con Bebe, un hombre extraño que se compromete a ayudarlas. Todo se complicará y Otilia conocerá los infiernos de una sociedad opresora, realizando un viaje físico e interno. Acabada la noche, ya no habrá vuelta atrás.



EL TEMA COMO EXCUSA

No estaríamos tratando 4 meses, 3 semanas y 2 días como la obra maestra que es si el film, pieza clave dentro de la desconocida y escueta cinematografía rumana, no hubiera ganado el Festival de Cannes. La cinta se presentó durante los primeros días del certamen y la premsa apuntaba que Stephen Frears, presidente del jurado, quería premiar el que era su film favorito. Gracias a Frears y sus compañeros de tribuna pudimos disfrutar de este magno retrato de la amistad y el aborto, sin olvidar una secundaria pero siempre presente crítica hacia el régimen del dictador Ceausescu. Mungiu enamoró (a Frears, a Cannes, a todos) con este crudo relato, con una concepción del tiempo y el espacio muy particular, con una historia que sacude al espectador de principio a fin.

4 meses, 3 semanas y 2 días nos propone una historia de amistad inquebrantable. Las dos amigas sellan un pacto secreto al final del film, pero difícilmente podrán olvidar un episodio que marcará para siempre sus vidas. Otilia es la ayudante de Gabita, su cómplice y fiel compañera de habitación; Gabita es la afectada en todos los sentidos: ella se juega la vida y el dinero, su imagen social y futuro. Mungiu crea un interesante cambio de papeles: la guardiana es la protagonista y la que desencadena la acción acaba siendo un personaje secundario. Con esta estrategia, el director rompe las convenciones narrativas clásicas y destaca el sufrimiento del otro, aunque este actúe por y para una fuerza mayor que no controla pero que quiere. He aquí el altruismo de Otilia y el verdadero tema de la obra: la amistad como elemento que mueve a las personas, como elemento necesario en una sociedad empobrecida económica y moralmente. Además, la amistad solo tiene sentido entre mujeres: ellas son las eternas marginadas y deben luchar conjuntamente. El film se eleva como la historia de una unión, aunque ello implique rechazar unas cadenas (el entorno machista, opresor y desconfiado que interroga y detiene a cada minuto el camino de Otilia) y reforzar otras (los sistemas ilegales, la picaresca y las maldades que encierra cualquier dictadura).



Mungiu nunca cae en el dramatismo teatral ni en la frialdad técnica de, por ejemplo, los Hermanos Dardenne. Lo más correcto sería decir que 4 meses, 3 semanas y 2 días es una historia sin género, aunque con mucho contenido. Desprovista de etiquetas, la película juega con los esquemas del cine europeo más reciente y construye una historia poliédrica que, aunque en orden cronológico, no tiene ni principio ni final. Mungiu empieza con la luz del día y acaba en la oscuridad de la madrugada: perfecta metáfora de un cuento que se va alambicando y recrudeciendo a cada minuto. Puestos a elegir una definición, 4 meses, 3 semanas y 2 días es una cinta de terror sin asesino pero con muchas víctimas. Hitchcock creaba tensión informando a los espectadores pero no a sus personajes; Mungiu utiliza la estrategia contraria: nos introduce en un relato que no entendemos y que luego sufriremos en primera persona. La presencia de la noche y la estructuración de algunas escenas (véase todos los mommentos del hotel, diálogos largos y tensos). El estilo refleja el estado interior de los personajes: de aquí que la cámara tiemble y persiga a Otilia cuando corre, y reste quieta cuando el personaje se sienta, cuando se limita a observar, cuando, magullada, cede el protagonismo a otro personaje. Y dentro de este estilo brilla el escenario de la acción, todo un ejercicio minimalista para reflejar sin subrayados las miserias de la época retratada. El miedo de 4 meses, 3 semanas y 2 días está en los propios personajes y los actores logran, cual mensajeros, transmitir una constante e incesante sensación de desasosiego. También asustan todos los cabos que la película deja abiertos: la navaja de Bebe, el posible embarazo de Otilia, el dinero que deben entregar, el examen que nunca se hará o el novio que difícilmente volverá. Otilia, acabada la película, termina sola con la simple compañía de Gabita y sus fantasmas. Ellas están en una sala sin gente mientras oyen el griterío de una boda: irónica imagen porque ambas deben decidir si acatan las normas de su entorno o si proclaman su independencia. La maestría de Mungiu cierra magistralmente el relato porque nada, incluso los detalles más nimios, es gratuito.



EL DEBATE Y LA OBJETIVIDAD

Es tanta la angustia que transmite el film que este no puede entenderse como un ejercicio de nostalgia (ni el pasado fue mejor ni el futuro es más alentador). Pese a esto, no puede tratarse 4 meses, 3 semanas y 2 días como una película pesimista y desesperanzadora porque lo que mueve a sus personajes nace de un sentimiento complejo, humano, puro (incluso Bebe vela por el bienestar de su madre). Mungiu nos dice que la gente puede llegar a ser más buena cuando menos ostenta; el ambiente del film es irrespirable pero sus personajes son seres de carne y hueso, vulnerables, generosos pese a todo.

Mucho se ha escrito sobre si 4 meses, 3 semanas y 2 días es un film en contra o a favor del aborto. Lo más correcto sería decir que cada espectador interpretará la historia según sus opiniones e ideologías aunque Mungiu, más que defender el aborto, defiende la libertad de la mujer, algo más profundo. Dado lo espinoso del tema, se agradece que Mungiu no caiga en tremendismos y ruede todas las escenas con sumo cuidado, defendiendo el precepto de que menos siempre es más. El aborto no es un tema importante en el film, sino más bien la escusa que da pie a toda la acción, a todo el via crucis de Otilia. Con su magno gesto, Otilia se convierte en una heroína atípica que ha aceptado una gesta que no le atañe. Otilia sabe dar aunque Gabita, víctima de la situación, no pueda darle nada a cambio. He aquí la luz que ilumina la oscuridad. Estos metafóricos 4 meses, 3 semanas y 2 días corresponden al tiempo que han perdido las protagonistas; la película, por el contrario, nos muestra un único día, tiempo suficiente para que el error encuentre arreglo. Las protagonistas respiran aliviadas, aunque la tormenta volverá a acechar. Los espectadores tampoco pueden estar tranquilos: la historia, simbólica y terrorífica, continúa indeleble.



La escena más conocida: Otilia cena en casa de su novio. La chica está en medio de la multitud pero nadie la escucha. Ella, preocupada, está de cuerpo presente pero su cabeza está ausente. El imagen de La última cena aparece recurrente.

La escena más impactante: Otilia se arrodilla ante la puerta del baño. La cámara gira bruscamente y vemos el feto de Gabita enrollado en una toalla.

La frase:
Gabita: -¿Lo has enterrado?
Otilia: -¿Sabes lo que haremos? No volveremos a hablar de eso, ¿vale?

7 comentarios:

Manuel Márquez dijo...

Excelente reseña, compa Xavier; por lo demás, coincidimos en la apreciación: para mí, 4 meses... fue una de las mejores pelis estrenadas en España el pasado año, cine de ése del que debería llegar más (y, desgraciadamente, no llega) a nuestras carteleras.

Un abrazo y buena semana.

Jose Barriga dijo...

Me encanta el post. Esta película es una verdadera joya de Cannes. Una de las mejores y mas justas ganadoras de la palma de oro, sin lugar a dudas el 2007 nos proporciono de buenas películas, cosa que lamentablemente no ocurrio el año pasado. Por cierto, Lo de Badalamenti, es mi compositor preferido y esa BSO es para mi muy especial por razones personales JJJJ...... Respeto tu opinion. Un Abrazo.

Alec Roivas dijo...

4 Luni, 3 Saptamani si 2 Zile es una de las pocas películas que han ganado la Palma de Oro de manera realmente justa (para mi el festival a perdido un poco de prestigio con el tiempo, sobre todo por la elección de su jurado anual).

El film es una obra maestra, la dirección austera y claustrofóbica de Mungui es sencillamente magistral creando tensión en duro anti-melodrama.

Las interpretaciones son excelentes, destacando a Marinca (la mejor interpretación femenina del 2007) y Vlad Ivanov injustamente olvidado por la Academia.

La escena de la cena es muy inquietante al igual que la escena del baño, pero en lo personal me quedo con su perfecto cierre con las protagonistas esperando en la sala mientras observamos una celebración en el fondo, con esa conversación final y ese intento por dejar atras lo sucedido.

Cabe destacar que aunque el film no es una película para todos, pues resulta una especie de "paliza psicologica" es bastante accesible en cuanto a su ritmo, no es aburrido ni lento (algo en lo que fallan muchos films premiados en Cannes).

ArturO dijo...

4 luni, 3 saptamâni si 2 zile fué una de las mejores peliculas de su año; olvidad injustamente en los Oscar (pero que diablos; ni que fuera un premio tan justo y repetable); con actuaciones exepcionales y una trama dificil de digerir: No para cualquiera, ya se dijo.
Cada escena tiene un porque y un para que, aunque las mas cruda (para mí) es aquella cena donde permanece casi inmovil sin decir nada:solo escuha.
Simplemente una Obra Maestra...

Pabela dijo...

Bueno, no la he visto porque erroneamente me habían dicho que era muy fuerte en ciertas escenas, y dada la temática de trasfondo pues sabía que me impactaría demasiado. Pero Xavier, tu reseña es tan profunda y detallada que no puedo ignorar esta joya. Luego te cuento! Gracias.

Antonio López dijo...

Magnífico análisis Xavier. Cuando yo vi esta película me quede un buen rato pensativo, y es que es muy dificil olvidar algo así.
Me quedo con la escena del médico en el hotel, realmente aterradora y con unas interpretaciones sublimes.

Un saludo!

ElChapa dijo...

Muy buena manera de encarar el film, sin duda una película devastadora. Ahora tengo que leer aquel post viejo de esa otra cosa imperdible que es "Cache".

Te lo digo por acá o por otro lado?? Quiero participar del CineRanking!!

Saludos Sospechosos!