miércoles, 30 de abril de 2014

Crítica de KRÁMPACK, de Cesc Gay


Nico y Toni: vacaciones entre amigos
KRÁMPACK, de Cesc Gay (España, 2000)
¿De qué va?: Coincidiendo con el inicio del verano, Dani se queda solo en casa con un plan marcado por sus padres: repasos particulares de inglés, disciplina en los horarios y poca juerga. Nico, un amigo al que hace unos meses que no ve, lo acompaña un par de semanas de las vacaciones. Nico está obsesionado con hacer el amor, y Dani sigue a su amigo en su iniciación sexual. El problema es que Nico está obsesionado con una de sus nuevas amigas, y Dani parece estar más a gusto a solas con Nico.
Palmarés: Premio de la juventud del Festival de Cannes 2000. Butaca y Turia a la mejor película española del 2000. Mención de honor en el Festival de Estocolmo, mejor ópera prima del Festival de Valencia, premio al mejor director para Cesc Gay y mención especial para Jordi Vilches en el Festival de Málaga, Premio Fipresci del Festival de Chicago, Premio del jurado del Festival de Miami y mejor película del Festival de Hamburgo. 3 candidaturas a los premios Goya: mejor dirección novel, mejor actor novel y mejor guion adaptado.



Reseña: Hay un momento indeterminado en que uno cambia su relación con los amigos de la infancia. El cole, los juegos o la música dejan de ser los temas de conversación y el sexo, o la necesidad de iniciarse en el sexo, se convierte en una prioridad. Ello se acentúa en verano, sin la constante vigilancia de los padres, sin el peso de los estudios y la desinhibición propia de la estación. Y hay veranos que marcan la vida de uno, en los que se pasa inevitablemente de niño a hombre, en el que tras las dudas todo parece más o menos claro y en el que la interacción con los demás cambia para siempre. Eso es lo que cuenta Krámpack, con melancolía por la niñez perdida, con humor por la inexperiencia propia de la edad y con el cariño de un guion que quiere ser real, que no caricaturiza a los personajes y que sabe que todos hemos sufrido en nuestras carnes las contradicciones de la edad del pavo. Krámpack es una película luminosa, una de las mejores historias sobre la iniciación sexual y el descubrimiento de la sexualidad. Sus protagonistas, geniales Fernando Ramallo y Jordi Vilches, quieren comerse el mundo pero al mismo tiempo ese mundo les resulta muy grande. Lo mejor del film es su capacidad por captar un momento fugaz en la no menos fugaz existencia de dos adolescentes en pleno cambio hormonal y personal. Krámpack nos dice que ese verano no se repetirá y que tal vez los dos amigos nunca volverán a reencontrarse: el film es la descripción de una arcadia que está perdida antes incluso de ser conquistada, y como la rutinaria y natural gesta de sus inocentes criaturas la película reverbera en el recuerdo y se queda para siempre, no en el apartado de memoria cinéfilas, sino en el de las vivencias más preciadas. Krámpack tiene tanta energía en su interior que casi quince años después de su concepción sigue siendo una de las propuestas más frescas del último cine español. El cine, en contadas ocasiones, nos recuerda que estamos vivos, y eso es lo que consigue esta pequeña pero grandísima película, aunque en el fondo sea la enésima versión del oscuro complejo de Peter Pan.



1 comentario:

Joan R. López dijo...

Recuerdo con cariño esta película, una cinta sin más pretensiones que mostrarnos dos despertares sexuales, o dos entradas en la adolescencia, y sus problemas.
Un tema complicado, pero muy bien tratado por lo que yo llamo el 'nuevo cine español' (sí, aunque tenga sus años, es nuevo cine... no habla de la posguerra, ni de barrios marginales, etc.)

Recomendable

Hemos Visto
http://hemosvisto.blogspot.com