jueves, 31 de diciembre de 2015

RESUMEN: EL CINE DE 2015



1. AÑO DEL PLANOS SECUENCIA
Este 2015, dos décadas después del nacimiento del Dogma 95, ha sido el año de las películas rodadas en planos secuencia. Una gran nómina de artistas de distintas nacionalidades y estilos han apostado por un cine subjetivo, casi impúdico, que imita e incluso supera la realidad. Hemos experimentado la claustrofobia de los campos de concentración en El hijo de Saúl, el tumulto de la noche madrileña en Hablar, la locura de la madrugada berlinesa en Victoria y las bambalinas desquiciantes de Birdman. Todo, cómo no, en planos largos, con una coreografía y una concepción visual cercana al videojuego. Incluso películas que no se han adscrito a esta constante han estado influenciadas por el nuevo lenguaje y las inéditas sensibilidades del momento. Con todo, la moda ha tenido más repercusión en los certámenes especializados que en las salas comerciales. ¿Seguirá esta constante durante 2016?


2. AÑO DE REGRESOS Y ÉXITOS DE TAQUILLA
La nostalgia cinéfila de este 2015 nos ha llevado a un auténtico 'revival' del cine, la música, la moda y la estética de los 80. Mad Max: Furia en la carretera rescataba y actualizaba un mito del séptimo arte ochentero, se reestrenaron Los Goonies y Regreso al futuro, y algunas películas como Turbo Kid hicieron gala de un espíritu claramente 'vintage'. Y si se trata de hablar de regresos, ninguno ha sido tan mediático como el de Star Wars con su más que interesante Episodio VII: El despertar de la fuerza, más fiel a la esencia de la saga original que a las anteriores precuelas de Lucas. También volvieron y arrasaron en taquilla los dinosaurios de Jurassic World, el agente 007 y su Spectre, el infatigable Tom Cruise con su enésima Misión Imposible, la exitosa entrega  A todo gas con su séptima cinta y las nuevas partes de Los juegos del hambre y Los vengadores. En resumen, 2015 contabilizó más taquillazos y colas en los cines que el 2014, con o sin la famosa 'Fiesta del cine'. ¿El inicio de un nuevo idilio entre público y séptimo arte? El próximo año lo sabremos.


3. AÑO DE CINE HISPANOAMERICANO
El cine hispanoamericano está de moda y este 2015 ha estado presente en todos los festivales más importantes del globo. A diferencia de otras temporadas, cabe hablar de un fenómeno global en el que han participado distintos autores, distintas cinematografías y obras de muy variada naturaleza. Guatemala nos sorprendió con Ixcanul, Colombia fue premiada por La tierra y la sombra y El abrazo de la serpiente, Brasil se ha colado en los cines españoles con Una segunda madre y A primera vista, Venezuela alzó el León de oro veneciano con Desde allá, México siguió apostando por el realismo sucio de Las elegidas, Chronic y 600 millas entre otras, Chile acaparó el Festival de Berlín con El botón de Nácar y El club, Argentina colocó en el disparadero internacional El clan y Paulina... ¡y podríamos seguir! Una cosecha impecable de cine iberoamericano que pude verse casi en su mayoría en el último Festival de San Sebastián. Muchos de esos títulos pasaron de puntillas por los cines locales, otros llegarán a las salas el próximo 2016. Sea como sea, el cine iberoamericano está en la cresta de una ola que no parece tener fin.


4. AÑO DE PREMIOS Y ÓSCARS
Los Óscar del 2015 pasarán a la historia por ser los más indies de toda la dilatada trayectoria del 'Academy Award'. Tres películas con 'B' (Boyhood, Birdman y El gran hotel Budapest) se repartieron, casi como buenos hermanos, todo el pastel de la temporada de galardones en Estados Unidos. La parte más grande fue para la cinta de Alejandro González Iñárritu, que tomó el relevo del mexicano Alfonso Cuarón al recibir el Óscar al mejor director. Whiplash y La teoría del todo también encontraron su espacio en unas nominaciones que beneficiaron El francotirador de Eastwood y perjudicaron las más interesantes Foxcatcher, Nightcrawler o El año más violento (esta última, inexplicablemente ninguneada). Mandarinas, Ida, Leviatán, Timbuktú, Relatos salvajes y la no nominada Fuerza mayor (la mayor representante del gran año vivido por el cine nórdico) también subieron el listón de las películas en lengua no inglesa, posteriormente estrenadas y aplaudidas en todo el mundo. Unos Óscar particulares, pero sobre todo con títulos que ya forman parte del mejor cine de lo que va de siglo.


5. AÑO DE CINE ESPAÑOL
100 millones de recaudación y varios títulos bastante taquilleros. Buenas cifras, aunque el balance en términos cinematográficos ha sido menos entusiasta. Con todo, ahí están los 31 millones de 8 apellidos catalanes, los 11 de Atrapa la bandera, los 10 de Perdiendo el norte, los 8 de Regresión y Ahora y nunca o los 3 de Palmeras en la nieve, por citar las mejor situadas en el podio de recaudación (todas, no por casualidad, producidas y promocionadas por televisiones privadas). Títulos como Mi gran noche, Truman, El desconocido, Extinction, Anacleto: Agente Secreto, Las ovejas no pierden el tren y Felices 140 gustaron y llenaron los cines. Y, como siempre, las mejores apuestas no encontraron su público, a pesar del entusiasmo de la crítica: entre otras, cabe citar Hablar, Un dia perfecte per volar, El camí més llarg per tornar a casa, Los héroes del mal, B, Amama, El Rey de La Habana, Negociador, La novia o La adopción. El cine español no estuvo presente en los festivales más importantes (tan sólo Nadie quiere la noche en Berlín y Un día perfecto en Cannes), pero se llevó a casa el European Film Award del público por la 'engoyada' La isla mínima. Además, Magical Girl arrasó en las carteleras francesas, Loreak fue la primera representante española al Óscar hablada en vasco y se mantuvieron las ventas y los índices de exhibición de nuestras películas en el extranjero.


6. AÑO DE DOCUMENTALES Y ANIMACIÓN
En el año de la llegada de Netflix a España, de la consolidación de ciertos portales de streaming y de la incesante piratería, el documental y la animación se han asentado como principales estandartes del cine 'de calidad', realizado por y para el público más cinéfilo. Antes hablábamos de esas dos etiquetas como 'géneros', pero ahora esa consideración ha dejado de tener sentido: cuesta distingir en los fotogramas contemporáneos dónde empieza y acaba la realidad de la ficción, los personajes de carne y hueso del cartoon. Así, hemos disfrutado de documentales muy variados:  musicales (Roger Waters The Wall, Kurt Cobain: Montage of Heck, Mercedes Sosa: La voz de Latinoamerica, Amy, la chica detrás del nombre), políticos (La mirada del silencio, Red Army, Él me llamó Malala, Silvered Water, The Propaganda Game, Citizenfour), de vocación social (My Stuff, Kidnapped for Christ, Camino a la escuela, Children 404), sobre arte (Listen to me Marlon, I am your father, Electric Boogaloo, Qué extraño llamarse Federico, National Gallery, El gran museo, Finding Vivian Maier, Art and craft) e incluso sobre ciencia y naturaleza (The Visit, More than Honey, Locos por las partículas). Y en el campo de la animación, Pixar ha contraatacado y entusiasmado con Del revés y El viaje de Arlo, Los minions se han llevado la palma de la taquilla y muchos no han parado de incluir en sus tops títulos como Una canción del mar, El libro de la vida, La oveja Shaun, Minúsculos, Pos Eso o Carlitos y Snoopy, sin olvidar los éxitos festivales de Anomalisa y Zoom.


7. AÑO DE PODCAST Y CINEFILIA
En Cinoscar & Rarities, 2015 ha sido un año de gran actividad. Hemos seguido con el Cineranking, hemos cubierto los festivales de San Sebastián, Sitges y Tarragona, hemos celebrado la tercera edición del Cinoscar Summer Festival, hemos mantenido la media de un artículo por día y, sobre todo, hemos inaugurado El podcast de Cinoscar & Rarities, que en el momento de publicar este post ya había llegado a las 1.500 escuchas con sus 12 programas. Para completar el post, os enlazamos la última edición del podcast, dedicado a las películas, las noticias y el cine de 2015. ¡Muchas gracias a todos por seguir este espacio cinéfilo! ¡Feliz 2016 a todos!

miércoles, 30 de diciembre de 2015

NOMINACIONES VIII PREMIOS GAUDÍ 2016


La Acadèmia del Cinema Català ha dado a conocer los nominados a los VIII Premios Gaudí. La entrega de premios, que contará con Rossy de Palma como maestra de ceremonias, tendrá lugar el próximo domingo 31 de enero y podrá verse en directo por el canal TV3. 

El Rey de La Habana y Anacleto: Agente Secreto, a pesar de contar con escasas menciones en los Goya, lideran la lista de nominaciones a los Gaudí con 12 candidaturas respectivamente. Truman se queda con 11 posibilidades de premio, seguida de las 7 de Barcelona, nit d'hivern, las 5 de El camí més llarg per tornar a casa y las 4 de La novia y L'adopció.

La lista de nominados da cuenta de la calidad y sobre todo de la variedad (de géneros, de paisajes, de historias, de idiomas, etc.) de un cine catalán capaz de facturar pequeñas joyas de autor (Un dia perfecte per volar) y grandes superproducciones (Palmeras en la nieve). En este sentido, podríamos estar ante el año más pujante en los Gaudí desde la temporada 2010-2011, cuando Pa negre arrasaba en una terna con películas tan importantes como Herois, La mosquitera o Elisa K

Entre las ausencias más destacadas, cabe citar el ninguneo de Segon origen, Incidencias, L'artèria invisible, El virus de la por, Ahora o nunca y Requisitos para ser una persona normal, esta última aspirante a 3 premios Goya. Marc Recha fuera de mejor dirección, Yordanka Ariosa apartada del cuarteto de mejores actrices protagonistas, Luisa Gavasa ausente en la lista de secundarias o el escaso predicamento de Vulcania, nominable a pesar de seguir inédita en las carteleras españolas y catalanas, son algunas de las sorpresas del año.

Las nominaciones nos han dejado algunas curiosidades que ya forman parte de las estadísticas de los Gaudí. Aina Clotet y Clara Segura consiguen su cuarta nominación, lo que las convierte en las actrices más citadas (Segura ya tiene 2 Gaudís). Sergi López consigue su cuarto intento de premio, lo que lo coloca segundo en la lista de actores más nominados (Eduard Fernández suma 3 victorias y otras 2 candidaturas). Laia Costa es la primera intérprete que puede ganar el Gaudí de la mano de un film sin producción catalana: por Victoria ganó el Lola alemán y aspiró al EFA. Rossy de Palma, presentadora de la gala, podría ser 'host' y 'ganadora' del Gaudí, como sucediera en los Goya con Rosa Maria Sardà (Gaudí d'Honor) y Dani Rovira años atrás. Barcelona nit d'hivern supera a su antecesora en cuanto a nominaciones (7 frente a 3), un logro bastante inusual: Joan Dausà podría revalidar Gaudí a la mejor música original. Y este 2015, al contar con una única película animada, Atrapa la bandera se convierte en nominada y ganadora directa, un hecho que no había sucedido antes.

Isona Passola, presidenta de la Academia; y Rossy de Palma, presentadora de la gala de los Gaudí.

MEJOR PELÍCULA EN LENGUA CATALANA
Barcelona, nit d’hivern, de Dani de la Orden
El camí més llarg per tornar a casa, de Sergi Pérez
L'adopció, de Daniela Fejerman
Un dia perfecte per volar, de Marc Recha

MEJOR PELÍCULA EN LENGUA NO CATALANA
Anacleto: Agente secreto, de Javier Ruiz Caldera
El Rey de La Habana, de Agustí Villaronga
La Novia, de Paula Ortiz
Truman, de Cesc Gay

MEJOR PELÍCULA DOCUMENTAL
Gabo, la creación de Gabriel García Márquez, de Justin Webster
Game Over, de Alba Sotorra
La Granja del Pas, de Sílvia Munt
Un día vi 10.000 elefantes, de Alex Guimerà i Juan Pajares

MEJOR PELÍCULA PARA TELEVISIÓN
13 dies d'octubre, de Carlos Marques-Marcet
El Cafè de la Marina, de Sílvia Munt
El mètode Grönholm, de Enric Folch
Les nenes no haurien de jugar a futbol, de Sònia Sánchez

MEJOR PELÍCULA EUROPEA 
Mandariinid (Mandarinas), de Zaza Urushadze (Estonia)
Pride (Orgullo), de Matthew Warchus (Reino Unido)
Sils Maria (Viaje a Sils Maria), de Olivier Assayas (Francia)
Turist (Fuerza mayor), de Ruben Östlund (Suecia)

MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN
Atrapa la bandera, de Enrique Gato

MEJOR CORTOMETRAJE
El Adiós, de Clara Roquet
Nada S.A., de Caye Casas i Albert Pintó
No me quites, de Laura Jou
Zero, de David Victori

MEJOR DIRECCIÓN 
Agustí Villaronga por El Rey de La Habana
Cesc Gay por Truman 
Dani de la Orden por Barcelona, nit d’hivern 
Sergi Pérez por El camí més llarg per tornar a casa 

MEJOR GUIÓN
Agustí Villaronga por El Rey de La Habana 
Cesc Gay i Tomàs Aragay por Truman 
Eduard Sola, Daniel González y Eric Navarro por Barcelona, nit d’hivern 
Sergi Pérez, Eric Navarro y Roger Padilla por El camí més llarg per tornar a casa 

MILLOR PROTAGONISTA FEMENINO
Inma Cuesta por La Novia 
Laia Costa por Victoria 
Natalia de Molina por Techo y comida 
Nora Navas por L’adopció 

MILLOR PROTAGONISTA MASCULINO
Borja Espinosa por El camí més llarg per tornar a casa 
Francesc Garrido por L’adopció 
Ricardo Darín por Truman 
Sergi López por Un dia perfecte per volar 

MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA
Aina Clotet por Barcelona, nit d’hivern 
Clara Segura por Barcelona, nit d’hivern 
Dolores Fonzi por Truman 
Rossy de Palma por Anacleto: Agente secreto 

MEJOR ACTOR SECUNDARIO
Andrés Herrera por Vulcania 
Berto Romero por Anacleto: Agente secreto 
Javier Cámara por Truman 
Quim Gutiérrez por Anacleto: Agente secreto

MILLOR DIRECCIÓN DE PRODUCCIÓN
Isidro Terraza por Truman 
Josep Amorós por Anacleto: Agente Secreto 
Josep Amorós y Carla Jovine por El Rey de La Habana 
Toni Novella por Palmeras en la nieve 

MEJOR DIRECCIÓN ARTÍSTICA
Alain Bainée por Nadie quiere la noche
Alain Ortiz por El Rey de La Habana 
Balter Gallart por Anacleto: Agente Secreto 
Irene Montcada por Truman 

MEJOR MONTAJE
Alberto de Toro por Anacleto: Agente secreto 
Alberto Gutiérrez por Barcelona, nit d’hivern 
Liana Artigal por El camí més llarg per tornar a casa 
Raúl Román por El Rey de La Habana 

MEJOR MÚSICA ORIGINAL 
Joan Dausà por Barcelona, nit d’hivern 
Joan Valent por El Rey de La Habana 
Nico Cota por Truman 
Xavier Capellas por L’adopció 

MEJOR FOTOGRAFÍA
Andreu Rebés por Truman 
Arnau Valls Colomer por Anacleto: Agente secreto 
Josep Maria Civit por El Rey de La Habana 
Xavi Giménez por Palmeras en la nieve 

MEJOR VESTUARIO
Arantxa Ezquerro y Miriam Doz por La Novia 
Cristina Rodríguez por Anacleto: Agente secreto 
Loles García Galeán por Palmeras en la nieve 
María Gil y Sonia Segura por El Rey de La Habana 

MEJOR SONIDO
Fernando Novillo, Franklin Hernández y Ricard Galceran por El Rey de La Habana 
Jesica Suarez y Albert Gay por Truman 
Oriol Tarragó y Marc Orts por Atrapa la bandera 
Oriol Tarragó, Sergio Bürmann y Marc Orts por Anacleto: Agente secreto 

MEJORES EFECTOS VISUALES
Alex Villagrasa y Raúl Romanillos por Palmeras en la nieve 
Bernat Aragonés por Nadie quiere la noche
Bernat Aragonés y Lluís Rivera por El Rey de La Habana 
Lluís Castells y Lluís Rivera por Anacleto: Agente secreto 

MEJOR MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA
Ainhoa Eskisabel por El Rey de La Habana 
Eli Adánez y Sergio Pérez por Anacleto: Agente secreto 
Esther Guillem y Pilar Guillem por La Novia 
Pablo Perona, Sylvie Imbert y Paco Rodríguez por Nadie quiere la noche

martes, 29 de diciembre de 2015

CRÍTICA | IRRATIONAL MAN, de Woody Allen


Buscar el sentido (y encontrarlo)
IRRATIONAL MAN, de Woody Allen
Festival de Cannes 2015: Sección oficial fuera de concurso. Festival de San Sebastián 2015: Sección Perlas de otros festivales
EE. UU., 2015. Dirección y guión: Woody Allen Fotografía: Darius Khondji Música: Ramsey Lewis Reparto: Joaquin Phoenix, Emma Stone, Jamie Blackley, Parker Posey, Ethan Phillips, Julie Ann Dawson, Mark Burzenski, Gary Wilmes, Geoff Schuppert, David Pittu, Steven Howitt, Kaitlyn Bouchard, Ana Marie Proulx, Kate McGonigle, Tamara Hickey Género: Tragicomedia. Suspense Duración: 95 min. Tráiler: Link Fecha de estreno en España: 25/09/2015
¿De qué va?: Abe Lucas, un profesor de filosofía en crisis, se traslada a una pequeña universidad para impartir un curso de verano. Su presencia alterará el devenir de Rita, una docente inmersa en un matrimonio infeliz, y Jill, una estudiante brillante que no quiere comprometerse con su novio. Abe, pese a todo, sigue sumido en una depresión que se disipará una mañana de forma fortuita al escuchar una conversación ajena en una cafetería.


Nadie discute que Woody Allen es uno de los narradores más importantes que ha dado el cine del siglo pasado y presente. Nadie pone en duda que sus últimas películas raramente cuentan con la frescura de antaño, aunque siguen poseyendo la viveza y la locuacidad de sus grandes títulos. Y como de Woody Allen siempre se espera más de lo mismo, como ese ritual entre pesado y divertido que se despliega año tras año, la crítica corre el riesgo de caer en automatismos, de recurrir a los mismos adjetivos y, en definitiva, de subrayar todas las obviedades que se han escrito mil veces sobre el genio neoyorkino. En todo caso, quienes se repiten son los cronistas, porque el señor Allen sigue vivo y coleando, rodando por inercia, pero también con mano firme. La prueba, de nuevo, la tenemos en forma de otra gran película.


Irrational Man, la crónica de un profesor de filosofía que se debate entre dos mujeres y una depresión de caballo, atesora el discurso existencialista de Delitos y faltas, y al mismo tiempo resulta tan amena como las pesquisas detectivescas de Misterioso asesinato en Manhattan. Allen recurre a sus conocidas peripecias dialécticas, si bien en este caso evita el chiste fácil y sitúa el film en un tempo muy medido, ni descaradamente hilarante ni tremendamente oscuro. Así, con destellos de luz y reflexiones con mucha enjundia, también con la complicidad de dos intérpretes superdotados como Stone y Phoenix, el director más longevo del cine norteamericano vuelve a poner de manifiesto las singularidades de la condición humana, la culpabilidad, la redención y los caprichos del destino gracias a un guión que, sin ser redondo, posee una lucidez increíble. 


¿Título menor? ¡Para nada! Cada uno propondrá su particular lista de preferencias, pero para quien escribe el Woody Allen del siglo XXI ha firmado una obra maestra (Match Point), una excelente película (Midnight in Paris) y alguna que otra joya. En ese apartado final cabe anotar Scoop, La maldición del escorpión de Jade y esta Irrational Man. Pero no caigamos en los tópicos de jerarquizar la filmografía de Allen: dejemos estos menesteres, tan inanes como inevitables, para otros escritos. Resulta más productivo decir que Irrational Man vuelve a activarnos el cerebro y a hacernos creer que el cine de Woody Allen, aquí y ahora, sigue teniendo sentido, por mucho que el arte de pensar y de hacer pensar no esté muy en boga en la cartelera y en las escuelas de nuestros tiempos. Allen todavía tiene mucho que decirnos y estamos encantados de verle y escucharle. La próxima cita, en muy pocos meses.


Para allenianos de pro. 
Lo mejor: Emma Stone y la ya inolvidable escena del ascensor. 
Lo peor: Su resolución resulta un tanto precipitada.

Posts relacionados:
Reflexión: SER FIELES A WOODY ALLEN
Crítica de A ROMA CON AMOR, de Woody Allen 
Crítica de BALAS SOBRE BROADWAY, de Woody Allen
Crítica de BLUE JASMINE, de Woody Allen 
Crítica de CONOCERÁS AL HOMBRE DE TUS SUEÑOS, de Woody Allen
Crítica de MAGIA A LA LUZ DE LA LUNA, de Woody Allen
Crítica de MARIDOS Y MUJERES, de Woody Allen
Crítica de MIDNIGHT IN PARIS, de Woody Allen 
Crítica de MISTERIOSO ASESINATO EN MANHATTAN, de Woody Allen
Crítica de SI LA COSA FUNCIONA, de Woody Allen 
Crítica de VICKY CRISTINA BARCELONA, de Woody Allen

lunes, 28 de diciembre de 2015

CRÍTICA | TRES DÍAS EN PEDRO BERNARDO, de Daniel Andrés Sánchez


Volver a las verdes praderas
TRES DÍAS EN PEDRO BERNARDO, de Daniel Andrés Sánchez
España, 2014. Dirección y guión: Daniel Andrés Sánchez Fotografía: Jorge Carrión Música: VV. AA. Reparto: Nancho Novo, Juan Carlos Martín, Diana Peñalver, Pablo Pinedo, Adriana Vaquero, Paco Hidalgo, Isabel Pérez, Antonio Vico, Concha Goyanes, Javier Bódalo, Eloi Yebra, Nuria Pérez, Emilio Bartolomé, Pedro Marzo, Carmen Flores Género: Drama Duración: 70 min. Fecha de estreno en España: 29/11/2014 (Preestreno, Cines Callao de Madrid); 20/03/2015 (Madrid, Barcelona, Ávila y Elda) Página oficial: Link
¿De qué va?: Fidel anuncia su retirada del cine en un hotel de Madrid. Sin demasiadas perspectivas de futuro, el hombre decide volver a su pueblo natal coincidiendo con un homenaje que el municipio ha decidido brindarle. El regreso supondrá toda una catarsis personal para Fidel.


En todos sus cortometrajes, el cineasta Daniel Andrés Sánchez había hecho gala de un estilo amable, arrelado a los buenos sentimientos, a las historias con valores y a los personajes cándidos. Todo ello se amplía en la ópera prima del director, un largometraje financiado vía crowdfunding y rodado en tan sólo 6 días que pude verse en salas comerciales y que ya está disponible en dvd. Tres días en Pedro Bernardo es una historia de regresos y de cinefilias que tal vez, sólo tal vez, establece lazos autobiográficos con el propio Andrés Sánchez (elegir como primera película la historia de un realizador que decide abandonar su carrera tiene su enjundia). Nancho Novo protagoniza con mucha convicción la base de esta trama de amistad, amor y paternidad reencontrada, fiel, como no podía ser de otra manera, a las señas costumbristas, nostálgicas y a la postre vitalistas de su firmante. Pedro Bernardo, el pueblo al que el protagonista vuelve para recibir un particular homenaje de sus convecinos, cumple las funciones de espacio pero también de estado de ánimo: con la ayuda de una banda sonora clásica, da la sensación de que el tiempo y la acción narrativa se ralentiza, como si el protagonista ya no pudiera acogerse a las excusas o a los parapetos de siempre para dilatar más sus cuentas vitales pendientes. Los diálogos tal vez pecan de buenistas y esquemáticos (el metraje y el presupuesto, imaginamos, limitaban el desarrollo del drama), pero en líneas generales estos Tres días en Pedro Bernardo dejan el regusto del cine hecho desde la verdad, con mimo hacia sus personajes y un respeto reverencial hacia el espectador. Le deseamos mucha suerte a Daniel Andrés Sánchez en el futuro.


Para espectadores que todavía creen en los buenos sentimientos.
Lo mejor: Nancho Novo y los paisajes de Pedro Bernardo.
Lo peor: Que no se desarrollen algunas tramas secundarias,
como la del personaje de Pablo Pinedo.
 

Posts relacionados:
 Cortometraje: EL BUENAZO, de Daniel Andrés Sánchez
Cortometraje: SOMOS NIÑOS, de Daniel Andrés Sánchez
Cortometraje: UN CORTO... Y MADRID, de Daniel Andrés Sánchez

Si te gusta esta crítica, ¡danos tu voto en Filmaffinity!

domingo, 27 de diciembre de 2015

LISTA | LAS 10 ACTRICES ESPAÑOLAS DEL 2015

Coincidiendo con el final del año, en Cinoscar & Rarities realizaremos un conjunto de listas destacando el mejor cine que hemos podido ver durante estos apasionantes 365 días de estrenos. Hoy, tras publicar la lista de los 10 actores españoles del 2015, proponemos un ranking con las 10 actrices españolas del 2015: aquellos que han contado con el favor de crítica y público, los rostros más importantes e influyentes de la temporada... y muchos de ellos, favoritos de cara a la inminente temporada de premios.


10. BLANCA SUÁREZ
Tras unos inicios televisivos, Almodóvar la reivindicó como actriz de gran futuro con La piel que habito y Los amantes pasajeros. No ganó el Goya a la mejor intérprete novel de hace cuatro ediciones, pero este 2015 ha demostrado que lo suyo no es flor de un día. Los premios de la Academia no la han citado, aunque en Perdiendo el norte y Mi gran noche nos descubre su notable vis cómica. Además, ha sido la reina de la pequeña pantalla con series como La bella y la bestia, Los nuestros, Cuéntame un cuento: Blancanieves, Carlos, Rey Emperador y Los nuestros. Guapa e hiperactiva.


9. ADRIANA UGARTE
Ugarte también aspiró al Goya con su primer trabajo en el cine: ¿os acordáis de esa rareza tan curiosa que era Cabeza de perro? Ahora, la protagonista de El tiempo entre costuras se abre paso a velocidad de vértigo en el cine y en la televisión de nuestro país. En Tiempo sin aire interpretaba una secundaria con mucha miga, en Palmeras en la nieve descubre una historia de pasados coloniales y ha vuelto al prime time de la pequeña pantalla con Habitaciones cerradas. Y a sus 30 años, ya es chica Almodóvar gracias a Julieta, que se estrenará el próximo mes de marzo. Estamos plenamente convencidos que volveremos a citarla en la lista del 2016: lo merece.


8. AURA GARRIDO
Uno de los rostros clave del relevo generacional que está experimentando nuestra cinematografía. Garrido tiene 26 años, una agenda abultadísima y una filmografía que ya cuenta con nutridas películas (Stockholm, Promoción fantasma) y series de culto (El ministerio del tiempo, Crematorio). Tal vez no sean demasiado memorables sus últimos proyectos (del film Asesinos inocentes a teleseries como La dama velada o Las aventuras del Capitán Alatriste), pero cuesta imaginarse el cine español de nuestros días sin Garrido. En breve estrenará Vulcania y volverá a cruzar puertas del tiempo en la serie insignia de La Uno. Apunta a carrerón.


7. ROSSY DE PALMA
Genio y figura. Tras una larga estancia en Francia, el cine español ha vuelto a contar con la comicidad del rostro 'picassiano' más querido del público europeo. 3 bodas de más la devolvió a la primera línea de la comedia patria y este 2015 se ha hartado de hacer reír a la platea en papeles secundarios: ahí están Incidencias, Sólo química y Anacleto: agento secreto, sin olvidar la simpática 'chacha' de No molestar. Se ha subido al barco de la serie Anclados y ha vuelto a rodar con su director insignia en Julieta. Ha sido jurado en Cannes, ha estrenado una obra de teatro propia y presentará la próxima gala de los Premios Gaudí. Incombustible.


6. CLARA LAGO
Quién le iba a decir a la niña de El viaje de Carol que su presencia en la escena ibérica sería tan larga y exitosa. ¡Y lo que le queda! A sus 25 años, es uno de los nombres más conocidos y reconocidos del público juvenil. Tener a Lago en cartel es sinónimo de taquilla: sólo eso explica que Extinction (su primer trabajo en inglés), Ahora o nunca y Ocho apellidos catalanes figuren entre las más recaudadoras de la temporada. ¿Cruzará el charco como Cruz? ¿Volverá a dar vida a la queridísima Amaia? De momento, en 2016 tiene listas Al final del túnel y Órbita Lago. Tenemos Clara para rato.


5. ALEXANDRA JIMÉNEZ
Zaragozana de 35 años que un año más se confirma como una de las cómicas y actrices más importantes del cine español. Los que la descubrieron en Spanish Movie, No controles o la serie La pecera de Eva ya han perdido la cuenta de las veces que se han reído con Jiménez: este 2015 nos hemos puesto las botas gracias a la amiga impertinente de Requisitos para ser una persona normal, la novia histérica de Anacleto: agente secreto, la enamoradiza joven de Los miércoles también existen o el embarazadísimo personaje de Barcelona, nit d'hivern. ¿Para cuando ese papel protagonista que la lleve al escenario de los Goya? Pues parece que no tendremos que esperar demasiado: este 2016 Jiménez estrenará Embarazados, KIKI, el amor se hace y Móstoles no es lo que parece o la importancia de llamarse Encarna. Nos declaramos fans 'carpeteros' de Jiménez.


4. PENÉLOPE CRUZ
Tras un Óscar, varios embarazos, algunas portadas en revistas del 'cuore' y alguna que otra participación anecdótica (Los amantes pasajeros), Penélope vuelva a casa. O sea: al cine español. Y lo hace porque, en el fondo, nunca se había ido. Presumía de ser musa de Almodóvar, Amenábar, Scott, Allen, Castellitto, Colomo, Luna... pero en esa extensa lista faltaba el nombre de Julio Medem. Solución: ma ma ha hecho llorar al personal con un papel complicadísimo que le ha reportado su octava nominación al Goya (nos reservamos la opinión del film). En 2016 volverá a pisar alfombras rojas con Zoolander 2, pero sobre todo será noticia por Escobar de León de Aranoa y La reina de España de Trueba. Cruz is back: ¡celebrémoslo!


3. CARMEN MACHI
Hubo un tiempo en el que Machi era sinónimo de Aída. Por suerte, la actriz madrileña abandonó la serie y salimos todos ganando. La comedia española ha encontrado en Machi la madre, suegra y amiga divertida, roles que ha podido dar rienda suelta en Ocho apellidos catalanes, Perdiendo el norte, Requisitos para ser una persona normal y Mi gran noche. Este 2015 ha tenido tiempo para ganar un Goya, sumarse a la troupe de Murieron por encima de sus posibilidades y rodar Rumbos, El tiempo de los monstruos y Las furias. Acordaos de esto: Machi será recordada como una de las mejores actrices españolas de todos los tiempos. Brillante y entrañable.


2. INMA CUESTA
No ha faltado a ninguno de los más de 100 episodios de la serie Águila Roja. Nos estremeció en La voz dormida y nos hizo reír en 3 bodas de más. Y este 2015, puede decirse que Inma Cuesta no ha parado. El año empezó con ella y Las ovejas no pierden el tren, y el curso cinematográfico ha terminado con su nombre en lo más alto de las quinielas goyescas gracias a La novia de inspiración lorquiana. Tal vez Los miércoles no existen no acabó de funcionar en taquilla, pero ha servido para darnos cuenta que Cuesta canta más que bien (¡y pensar que en Blancanieves estaba muda!). En 2016 la veremos en Julieta de Almodóvar. ¿A la tercera nominación al Goya será la vencida?


1. NATALIA DE MOLINA
Con ella creímos la consigna de que Vivir es fácil con los ojos cerrados y ganó un Goya. Ahora, creemos firmemente que De Molina es una de las mejores actrices jóvenes de la escena española y, sin lugar a dudas, la intérprete del año gracias a Techo y comida, película que la ha devuelto al disparadero de todos los premios locales. En estos 365 días también ha tenido tiempo de demostrar que el amor es Sólo química y de detallar Cómo sobrevivir a una despedida y no morir en el intento. En 2016 la veremos en Los del túnel, Rendezvous y KIKI, el amor se hace. La aspirante a actriz de Linares ya es una intérprete de bandera: se merece todos los éxitos venideros.


BONUS TRACK
2015 ha sido especialmente generoso a lo que nombres femeninos se refiere. Ha sido el año de la Medalla de oro de Aitana Sánchez Gijón, del Lola y del éxito internacional de Laia Costa (Victoria, Palmeras en la nieve y la serie catalana Cites), del descubrimiento de Berta Vázquez (Palmeras en la nieve, serie Vis a vis), del regreso a la primera división de Emma Suárez (en 2016 la tendremos que mencionar: ella ha sido la encargada de leer los nominados al Goya de esta temporada), del homenaje a Rosa María Sardá (Gaudí d'Honor y rompetaquillas gracias a Ocho apellidos catalanes)... Y no nos olvidamos de las grandes interpretaciones de Maribel Verdú (Felices 140), María Valverde (Ahora o nunca), Marián Álvarez (Teresa, Felices 140) o Nora Navas (L'adopció, Felices 140).

Consulta la LISTA de LOS 10 ACTORES ESPAÑOLES DEL 2015 AQUÍ

sábado, 26 de diciembre de 2015

LISTA | LAS 10 CRÍTICAS MÁS LEÍDAS DEL 2015

Cinoscar & Rarities termina el año haciendo balance de todos estos 365 días de cine y publicaciones. A continuación resumimos las críticas, las listas y los podcast más buscados y leídos en el blog este 2015. ¡Gracias a todos por vuestras visitas, lecturas y escuchas!

LAS 10 CRÍTICAS MÁS LEÍDAS DEL 2015


1. FUERZA MAYOR, de Ruben Östlund
Un 'film experiencia', una avalancha emocional que nos pone frente a frente con nuestros miedos más ocultos, con esos traumas inconfesables que afloran el día menos pensado en el momento más insospechado. Si muchos se preguntaban por qué aumentan los divorcios tras los periodos de vacaciones, la película resuelve todas las dudas. Lee la crítica completa del blog AQUÍ.


2. ALMA SALVAJE, de Jean-Marc Vallée
Por mucho que la película se empeñe en revelarnos poco a poco las supuestas heridas que han llevado al personaje a abandonar a todo y a todos durante semanas, el drama nunca se hace palpable, y cuando éste aflora se manifiesta con ripios de novela rosa y escenas poco trabajadas. Lee la crítica completa del blog AQUÍ.


3. CAÍDA LIBRE, de Stephen Lacant
Muy bella y al mismo tiempo muy triste. Un mensaje demoledor, pero real y necesario. Extrapolable a otros contextos y temas. De esas películas que tocan la fibra sensible, que mueven conciencias. Una de las mejores obras LGBT de los últimos años, básicamente porque, aun consciente de su naturaleza queer, pese a ser coherente con su público potencial, explora algo más complejo: la condición humana. Lee la crítica completa del blog AQUÍ.


4. MERLÍ (1ª temporada), de Héctor Lozano (creador)
Se dirige a un abanico muy amplio de espectadores: con independencia de la edad que se tenga, se sea alumno o docente, cada uno podrá apreciar en la serie pequeños destellos de verdad, escenas que ha vivido, dudas que ha experimentado y reflexiones que en algún momento hicimos pero que no nos atrevimos a verbalizar. En definitiva: Merlí, por su riqueza artística y su vocación ciudadana, es el modelo de ficción que debería promover la televisión de nuestros días. Lee la crítica completa del blog AQUÍ.


5. EL CAPITAL HUMANO, de Paolo Virzí
Una película que tiene su base en la Europa de la crisis económica y de valores. El film arranca con un camarero que, tras terminar su jornada laboral, es atropellado mortalmente por un coche. Uno podría pensar que a partir de ese momento la atención de la ficción recaerá en la víctima, pero no es así. Lee la crítica completa del blog AQUÍ.


'Birdman', la película más verbal e intelectual de Iñárritu, podría parecer tocada por el raciocinio crítico, por su estudiada verborrea, por su matemático envoltorio visual y por su calibrada sátira al mundo del star system. Nada más lejos de la realidad: es un renovado ejemplo de cómo la conciencia, esa vocecita interna que te critica y te destruye, altera los andamiajes de los héroes 'iñarritunianos' por la vía de la trascendencia. Lee la crítica completa del blog AQUÍ.


7. EL PEQUEÑO QUINQUIN, de Bruno Dumont
'P'tit Quinquin' ha renovado mi interés por la obra de Dumont. Dibuja escenas, personajes y planos que atesoraremos durante bastante tiempo. Una serie diferente para un público arriesgado. Un título que engrandece el cine y la televisión de nuestros días. Lee la crítica completa del blog AQUÍ.


8. WHIPLASH, de Damien Chazelle
Nunca antes la pasión por la música había rozado el maltrato maquiavélico. Nunca antes el camino hacia la excelencia se había presentado tan tortuoso. Y nunca antes la música había sido una entidad tan corpórea en la gran pantalla, teñida de sangre y, sobre todo, sudor. En 'Whiplash' 'vemos' las notas. Los gozamos y las sufrimos. Pura sinestesia. Un logro de la técnica y la sensibilidad. Lee la crítica completa del blog AQUÍ.


9. EL FRANCOTIRADOR, de Clint Eastwood
Un film de regusto patriótico, hábilmente parcial, de miras escandalosamente reducidas y deudor de ese 'ser y sentir norteamericano' que a cualquier cinéfilo y ciudadano crítico deberían encenderle todas las alarmas del buen gusto. Para Eastwood, cineasta que nos merece pese a todo un enorme respeto, la guerra no solo es lícita, sino que un asesino puede pasear su banda de héroe con total impunidad. Lee la crítica completa del blog AQUÍ.


10. 7:35 DE LA MANAÑA (Corto), de Nacho Vigalondo
Vigalondo sabe que en el cine y en la vida es mejor caer en gracia que ser gracioso. Inexplicablemente, la paranoia músico-mañanera del director vasco aspiró al Óscar y al EFA. Imaginación cero, ego al cuadrado. Lee la crítica completa del blog AQUÍ.

LOS 5 POSTS MÁS BUSCADOS
 


LOS 5 PODCAST MÁS OÍDOS



Posts relacionados:

viernes, 25 de diciembre de 2015

CRÍTICA | LOS ODIOSOS OCHO, de Quentin Tarantino


Hombres negros, infierno blanco
LOS ODIOSOS OCHO (THE HATEFUL EIGHT), de Quentin Tarantino
3 nominaciones a los Globos de oro: Actriz secundaria, banda sonora y guión
EE. UU., 2015. Dirección y guión: Quentin Tarantino Fotografía: Robert Richardson Música: Ennio Morricone Reparto: Samuel L. Jackson, Kurt Russell, Jennifer Jason Leigh, Demian Bichir, Walton Goggins, Tim Roth, Bruce Dern, Michael Madsen, Channing Tatum, Lee Horsley, Craig Stark, Belinda Owino Duración: 170 min. Género: Western Tráiler: Link Fecha de estreno en España: 15/01/2016
¿De qué va?: Un cazarrecompensas viaja en caravana con una delincuente para entregarla a las autoridades y recibir su recompensa. Por el camino, distintos personajes y un temporal de nieve obligarán a detener la ruta. En mitad de la nada, siete hombres y una mujer con muy malas pulgas intentarán sobrevivir a las inclemencias del clima, dando rienda suelta a sus instintos más despiadados.


Quentin Tarantino firma su octava película y el espectador ya sabe qué se va a encontrar antes incluso de que se apaguen las luces del cine: diálogos ingeniosos, violencia exacerbada, citas cinéfilas y sobre todo un recital de las filias y fobias del director más publicitado de la contemporaneidad. Los odiosos ocho es todo eso, pero también mucho más. El creador de Pulp Fiction sabe que con sus anteriores trabajos ha dejado nuestro umbral del dolor y de la sorpresa muy alto, y tal vez por ello su intrincada mente ha decidido contraatacar con una película más retorcida, claustrofóbica y desaforada. 


Los odiosos ocho es una ópera plagada de soliloquios con pompa y pistolas humeantes que sabe a novela negra, a teatro clásico y a western masculino. Tarantino ha llegado a una cima tan alta en el arte de escribir y de hacer cine que es capaz de rellenar casi tres horas de metraje con sinsentidos mayúsculos que, paradójicamente, interesan más con el paso de los escenas, cual maraña putrefacta a la par que irresistible de tensión, frío y sangre. Por todo ello, Los odiosos ocho resulta más genuina y menos comercial que Django desencadenado. Y a la vez, estos malditos bastardos en tiempos de guerra, por su verborrea y testosterona, enlazan directamente con la peripecia inicial de Reservoir Dogs


Sí, amigos: Tarantino ha vuelto a hacer de las suyas. Le volverán a caer chuzos de punta, sobre todo por lo que respecta a su sufrido y excelente personaje femenino. Pero no hay que olvidar que Tarantino rueda por diversión propia y para entretenimiento de una gran nómina de acólicos: eso explica que el propio director, en calidad de noveno odioso y a modo de narrador omnisciente, se cuele a mitad de película para cargar todavía más un ambiente que ya se antojaba la mar de irrespirable. Nada nuevo bajo el sol, o tal vez por ello todo lo contrario. El tiempo dictará sentencia, pero todo parece indicar que Los odiosos ocho será denostada y querida a partes iguales. Lo nuestro es absoluta rendición. Obra maestra.


Para adictos a las 'farsas serias' de Quentin Tarantino. 
Lo mejor: Toda su nómina-jauría de actores-leones, con Jason Leigh y L. Jackson a la cabeza. El prólogo del crucifijo es sublime. 
Lo peor: En algunos momentos da la sensación de que su director quiere demostrar su ingenio a toda costa (pero ya se sabe: con Tarantino no hay espacio para las sutilezas).

Si te gusta esta crítica, ¡danos tu voto en Filmaffinity!

miércoles, 23 de diciembre de 2015

CRÍTICA | CAROL, de Todd Haynes


Clásico moderno
CAROL, de Todd Haynes 
Festival de Cannes 2015: Palma de oro a la mejor actriz (Mara)
6 nominaciones a los Independent Spirit Awards y 5 a los Globos de oro, incluyendo mejor película
EE. UU., 2015. Dirección: Todd Haynes Guión: Phyllis Nagy, a partir de la novela de Patricia Highsmith Música: Carter Burwell Fotografía: Edward Lachman Reparto: Cate Blanchett, Rooney Mara, Sarah Paulson, Kyle Chandler, Jake Lacy, Cory Michael Smith, Carrie Brownstein, John Magard, Kevin Crowley, Gielreath, Ryan Wesley Gilreath, Trent Rowland, Jim Dougherty, Douglas Scott Sorenson, Nik Pajic Género: Melodrama Duración: 120 min. Tráiler: Link Fecha de estreno en España: 05/02/2016
¿De qué va?: Nueva York, años 50, víspera de Navidad. Therese trabaja como dependienta en unos grandes almacenes. Allí coincide con Carol, una mujer sofisticada por la que siente una inmediata atracción. A pesar de sus diferencias, ambas pasan por un momento complicado en sus vidas. Su conexión, día a día más fuerte, cambiará el destino de ambas para siempre.


El cine contemporáneo está empeñado en sacudir al espectador con grandes golpes de efecto y de cámara. Los cineastas de nuestro tiempo han olvidado que, en pantalla, menos siempre es más. ¿Dónde quedó el poder de una mirada, el saber hacer de una buena dirección artística o la fuerza evocadora de un guión sin sobresaltos, en el que no sobre ni falte ni una sola línea de texto? Carol, por fortuna, reivindica esa tipología de cine de formas clásicas y alma inmortal. En su historia de amor no hay espacio para el histrionismo o para el culebrón fácil. Tampoco necesita de planos enfáticos o de subrayados narrativos para hacer vívido aquello que se antoja volátil, utópico, imposible: la relación de dependencias y querencias entre dos mujeres contrariadas por sus sentimientos y por las presiones de su entorno. Ni la más sofisticada artillería de efectos especiales puede superar la belleza de esa Cate Blanchett peinándose con la mano, de Rooney Mara observando llorosa el devenir de un tren de juguete o de esa trabajada reproducción del alma y la estética de los años 50. Carol puede parecer una película parsimoniosa, excesivamente contenida o un tanto distante, pero esa apreciación dista de ser justa. La culpa, si acaso, la tiene la mirada de un espectador contemporáneo demasiado acostumbrado a las florituras y a un séptimo arte que ha olvidado que es y debe ser eso: arte. Carol es cine en estado puro, intachable en todos sus apartados artísticos y técnicos. Una obra tan grácil como recia, con momentos de una belleza extraordinaria, sabia, delicada y conmovedora. Una breve caricia puede erizar la piel de todo el cuerpo, una sola gota de perfume puede ser suficiente para impregnar de olor toda una habitación... Carol, con la aparente facilidad de aquello que sólo puede ser tremendamente difícil, consigue materializar esa magia en imágenes. Blanchett y Mara tienen la entidad de las actrices del Old Hollywood y Haynes captura la esencia del melodrama de antaño allá donde otros directores sólo saben facturar mímesis con más caligrafía que contenido. Cuesta hacer ciertas aseveraciones con un único visionado, pero Carol deja el poso y ostenta el misterio de las grandes obras maestras del cine de ahora y siempre.


Para cinéfilos que dicen muy a menudo aquello de que 'el cine de ahora no es cine'.
Lo mejor: El precioso final, entre la ensoñación y la realidad.
Lo peor: No todos los espectadores accederán a su torbellino de sentimientos
(entre ellos, los académicos con derecho a voto en los Óscar).