sábado, 31 de enero de 2009

LA MALDICIÓN DEL VIERNES 13



La hecatombe se confirmó al abrir el número de febrero de la revista Fotogramas: las productoras, en una carambola insólita, han decidido que tres de las cinco películas nominadas al Oscar (El lector, Slumdog Millionaire y Frost/Nixon) se estrenen el mismo día. El curioso caso de Benjamin Button, por el contrario, recibirá un trato de gran superproducción y será el único gran estreno del día 6. Pero la cosa no acaba aquí: a la saturación de títulos del día 13 tenemos que sumar la última parte de la terrorífica Viernes 13, Vals con Bashir y La teta asustada, única representante latina en el Festival de Berlín. Es imposible que el joven indio de Slumdog Millionaire pueda hacerse rico en las taquillas españolas porque el público que quiera ver las propuestas de estos Oscar deberá decidir, desechando en el peor de los casos los títulos más competentes. Mucho me temo que Vals con Bashir y La teta asustada se estrenarán directamente en circuitos reducidos, a imagen y semejanza de los Verdi o Renoir de Barcelona y Madrid. Si la mayoría de cines apuesta por Viernes 13, obra a todas bruces más comercial, el descalabro puede ser total. En mi pueblo de 22.000 habitantes hay un cine de 11 salas, con lo que temo que no llegue a proyectarse toda la flor y nata de estos Oscar. La única salida es ir al cine de la ciudad donde estudio, una capital de provincia de casi 100.000 habitantes. Ello implicaría perder varias tardes de lectura, apuntes o trabajos, además de 2 euros para los autobuses de rigor. La despiadada distribución de las películas hará que el público de a pié se pierda films españoles como El juego del ahorcado o Dieta Mediterránea, sin olvidar que las películas que resulten ganadoras del Goya no podrán rentabilizar su presupuesto con reposiciones por pura competencia desleal. También nos perderemos Cuscús, la obra que ganó el César hace un año como Le graine et le mulette y que ahora se estrena cual despojo. Los que tenemos exámenes aún nos asustamos más al ver que Gran Torino y Cadillac Records llegarán el día 20 y que El luchador se estrenará el día 27, o sea, cinco días después de los Oscar (¡qué verguenza!). Quienes defendemos ver las películas en pantalla grande no recibimos el apoyo de la industria. Todo ello debería servirnos para reflexionar sobre cuando y cómo vemos las películas, una dictadura que acatamos silenciosos. Rezo para que el examen de lingüística no sea el día 23 (si, la mañana después de los premios). Entonces, queridos lectores y cinéfilos, estaré al borde del suicidio.

viernes, 30 de enero de 2009

PREMIOS GOYA: QUINIELA

Con el Premio San Jordi y el Premio Forqué para Camino, las opciones para estos Goya son inmensas. Se prevé un duelo entre Fesser y Cuerda, algo que confirmaría de antemano la enésima derrota de Díaz-Yanes. Puede pasar de todo en una gala presentada por Carmen Machi, digna sustituta del showman Corbacho. Como apreciaréis a continuación, creo que la Academia premiará en igualdad de condiciones a las dos películas protagonistas, siendo Camino la mayor beneficiada. Será curioso ver los Goyas de Los girasoles ciegos, una película demasiado austera para triunfar en apartados técnicos y un tanto comedida para galardonar a todo su reparto. Tampoco perderemos detalle a lo que pueda suceder con Una palabra tuya, dirigida por la presidenta de la Academia (rezo para que su clásico discurso no incluya neandertales ni metáforas rebuscadas). Aquí os dejo con mi quiniela:


PELÍCULA: CAMINO
DIRECTOR: JAVIER FESSER (CAMINO)
DIRECTOR NOVEL: SANTIAGO A. ZANNOU (EL TRUCO DEL MANCO)

GUIÓN ORIGINAL: JAVIER FESSER (CAMINO)
GUIÓN ADAPTADO: JOSÉ LUÍS CUERDA y RAFAEL AZCONA (LOS GIRASOLES CIEGOS)

ACTOR PROTAGONISTA: JAVIER CÁMARA (FUERA DE CARTA)
ACTRIZ PROTAGONISTA: CARMEN ELÍAS (CAMINO)

ACTOR DE REPARTO: JOSÉ ÁNGEL EJIDO (LOS GIRASOLES CIEGOS)
ACTRIZ DE REPARTO: PENÉLOPE CRUZ (VICKY CRISTINA BARCELONA)


ACTOR REVELACIÓN: JOSÉ MANUEL MONTILLA (EL TRUCO DEL MANCO)
ACTRIZ REVELACIÓN: ESPERANZA PEDREÑO (UNA PALABRA TUYA)

BANDA SONORA: ALBERTO IGLESIAS (CHE: EL ARGENTINO)
CANCIÓN ORIGINAL: EL TRUCO DEL MANCO

FOTOGRAFÍA: LOS GIRASOLES CIEGOS
MONTAJE: LOS CRÍMENES DE OXFORD

DIRECCIÓN DE PRODUCCIÓN: LOS GIRASOLES CIEGOS
DIRECCIÓN ARTÍSTICA: SANGRE DE MAYO
MAQUILLAJE: SANGRE DE MAYO


VESTUARIO: LA CONJURA DEL ESCORIAL
EFECTOS ESPECIALES: MORTADELO Y FILEMÓN 2
SONIDO: SOLO QUIERO CAMINAR

PELÍCULA HISPANOAMERICANA: LA BUENA VIDA
DOCUMENTAL: EL POLLO, EL PEZ Y EL CANGREJO REAL

PELÍCULA EUROPEA: 4 MESES, 3 SEMANAS, 2 DÍAS
PELÍCULA ANIMADA: EL LINCE PERDIDO

GOYA DE HONOR: JESÚS FRANCO

De esta forma, Camino y Los Girasoles Ciegos tendrían 4 premios cada una, sin olvidar el premio de Una palabra tuya (habrá que hacerle la pelota a la presidenta) y a Sangre de Mayo. Los Crímenes de Oxford y Solo quiero caminar deberían conformarse con una mención técnica y la gran sorpresa sería El truco del manco, ganando todos los Goya a los que opta. Che: El argentino, La conjura del Escorial y Mortadelo y Filemón 2 completarían la terna, sin olvidar el inevitable galardón de Cruz o el primer Goya de Cámara (recogerá también votos de los fans de Los Girasoles Ciegos). Quien esto escribe desea premios para Nerea Camacho,para Jordi Dauder y para los efectos especiales de Camino. Ya que Penélope ha arrasado en Norteamérica y ganará el Oscar (viva el optimismo), me gustaría que la Academia se fijara en los trabajos de Elvira Mínguez y Tina Sainz. Este domingo tendremos la respuesta y CINOSCAR & RARITIES SEGUIRÁ LA GALA EN DIRECTO, analizando la alfombra verde y actualizando todo el palmarés durante las tres horas de la gala. Espero vuestra visita. Aviso: seré muy, muy crítico. Saludos.

jueves, 29 de enero de 2009

OSCARS '09: MEJOR ACTOR SECUNDARIO

JOSH BROLIN por MILK
A favor: El éxito de No es país para viejos no encumbró a Brolin, por lo que su nominación sabe a compensación tardía. Su rudo personaje representa en estos Oscars al gran reparto de Milk y tiene el honor de interpretar el malo más memorable del año junto al Joker de Ledger. Si la película no cuaja en sus apartados técnicos y Rourke vence a Penn, esta será la única oportunidad para que la película, cuya máxima posibilidad de premio está en el guión original, no se vaya de vacío.
En contra: Sus desaires dentro y tras las cámaras no son buenos augurios en unos premios que no aceptan la polémica. Brolin no parece promocionar su candidatura y el film tiene en Penn su mayor baza interpretativa. Su nominación puede considerarse "de relleno" para completar una categoría (casi) sentenciada.

ROBERT DOWNEY JR. por TROPIC THUNDER
A favor: Downey Jr. ha sabido entrar en la terna en un año donde pocos actores de reparto han destacado. Aunque no es suficiente para triunfar, nuestro Robert ha sabido aunar el voto más excéntrico. Solo una necesidad de última hora por premiar Tropic Thunder puede darle el Oscar que no ganó hace quince años.
En contra: La división de votos que se producirá en la categoría de mejor actriz de reparto es aquí imposible: los amantes de la comedia y del cine de acción votarán a Ledger. Nadie parece dispuesto a que gane Downey Jr., cuya nominación se recibió entre pequeñas risas. La nominación confirma el año glorioso del actor, pero todo apunta a que tal mención se quedará en un intento frustrado por ensalzar el polémico título de Ben Stiller.

PHILIP SEYMOUR HOFFMAN por DOUBT
A favor: Un personaje potente para uno de los actores de la década. Existe el pensamiento de que todos los votos que no reciba Ledger serán para Hoffman, algo que lo posiciona muy bien ante una posible sorpresa. No ha tenido mucha presencia en premios previos, pero su estatus lo sitúa por encima de todos sus competidores. De seguir así, Seymour Hoffman será uno de los actores más nominados de la historia de estos premios. No podemos olvidar que es el único de los veinte actores nominados que repite candidatura por segundo año consecutivo.
En contra: Ya tiene el Oscar y el sindicato de actores que tanto le mima está muy concienciado ante el galardón post mortem de Ledger. Todos los actores nominados interpretan personajes oscuros y turbios, por lo que la fama de Ledger puede ser el gran peso que desequilibre la balanza.

HEATH LEDGER por THE DARK KNIGHT
A favor: Un mito contra cuatro actores. The Dark Knight ha sido el éxito de taquilla del año y todos los académicos llevan hablando lindeces del film desde el verano. El azar. el carisma y la impetuosa evidencia que estamos ante un personaje irrepetible es el gran aval para el que se prevé el momento más emotivo de la velada. Es el único nominado del año que ha arrasado en todos los premios habidos y por haber. Al menos Nolan recogerá un Oscar...
En contra: Ser el favorito siempre es un handicap peligroso. Las reticencias de algunos a la hora de premiar actores ya fallecidos puede encontrar en Ledger su última y más sonada víctima.

MICHAEL SHANNON por REVOLUTIONARY ROAD
A favor: La llama de Shannon nunca se ha apagado pese a los contínuos ninguneos de todos los sindicatos de críticos. Shannon no tiene muchos minutos en pantalla, por lo que la nominación es muy significativa. Interpretar a un disminuido psíquico siempre ha sido sinónimo de Oscar. Ante sus paupérrimas tres nominaciones, Revolutionary Road gastará sus últimos cartuchos en esta categoría. Pese a todo, el nombre de Shannon suena más como promesa futura que como ganador de última hora.
En contra: El parcial fracaso del film en las nominaciones, la no mención en los Globos de oro y el torrente Ledger son tres factores de peso que deslucen las posibilidades de Shannon. El mayor premio para Shannon reside en la propia nominación.

QUINIELA (por orden de posibilidad de premio):
1. HEATH LEDGER por THE DARK KNIGHT
2. PHILIP SEYMOUR HOFFMAN por DOUBT
3. ROBERT DOWNEY JR. por TROPIC THUNDER
4. JOSH BROLIN por MILK
5. MICHAEL SHANNON por REVOLUTIONARY ROAD

ENCUESTA (vuestra decisión):
1. HEATH LEDGER con un 77% (37 votos)
2. MICHAEL SHANNON con un 10% (5 votos)
3. PHILIP SEYMOUR HOFFMAN con un 6% (3 votos)
4. ROBERT DOWNEY JR. con un 4% (2 votos)
5. JOSH BROLIN con un 2% (1 voto)

miércoles, 28 de enero de 2009

BIENVENIDOS AL NORTE 8 / 10

Bienvenidos al norte es la película más taquillera del cine francés, todo un logro para una comedia familiar y bienintencionada que habla y se dirige hacia una platea eminentemente gala. Mucho se ha comentado sobre la versión doblada al castellano, todo un despilfarro de medios y un despropósito porque el humor del film reside en confusiones lingüísticas y gags ocultos, todo un universo que el público español no saboreará como es debido. Como contraréplica, cabe argumentar que el doblaje español es bastante aceptable teniendo en cuenta el material de partida y es de agradecer que las voces no se hayan transformado en meras vocecitas de cómic, algo que ocurrió con Kung Fusion. Aceptando que la esencia del film solo está al alcance de nuestros vecinos, Bienvenidos al norte se disfruta como una propuesta blanca que reconcilia el ser humano con sus falsos prejuicios y miserias. Danny Boon juega a aumentar y a dulcificar un alegato a favor de la unión, de la tolerancia y de la destrucción de fronteras geográficas, un ejemplo de sano y elegante humor ayudado por unos excelentes actores, aunque su tremenda verborrea quede entre nosotros un tanto descafeinada. Los franceses han podido reirse de sí mismos, acatando el happy end habitual y demás clichés, un clásico que no desmejora el resultado del film. España debería tomar nota de Francia e imitar la sencillez y efectividad de una película que, al igual que Amélie, Una casa de locos, Los chicos del coro o La cena de los idiotas, puede verse una y otra vez sin cansarse. Gracias a esto, Bienvenidos al norte está siendo un éxito en nuestras lares y sus futuros pases por televisión serán muy bien recibidos. Una receta eficaz contra el estrés y la depresión, la misma que acecha al personaje femenino del relato, todo un ejemplo de la clase media europea que lucha por tener una familia y un trabajo perfecto, el ideal que los medios de comunicación y la sociedad entera nos quiere vender. Ante las presiones, la comedia.

martes, 27 de enero de 2009

EL TRUCO DEL MANCO 6 / 10

Existe una extraña tendencia del cine español hacia lo sucio, una atracción hacia las clases sociales más desfavorecidas y sus sempiternas miserias. Ya desde Plácido (José Luís Berlanga, 1961) o Viridiana (José Luís Buñuel, 1961), nuestro cine se ha interesado por los estratos más bajos de una colectividad injusta, un reflejo de la sociedad de posguerra y sus evidentes claroscuros y picarescas. Ahora, pero, el discurso ha virado hacia otro terreno: el capitalismo acecha las grandes ciudades y crea pequeños recovecos de oscuridad y miseria a modo de extraradios peligrosos. El tópico se ha extendido hasta Yo soy la Juani, cuento de hadas de una princesa sin trono, o Siete vírgenes, una de las mejores películas patrias de los últimos años. El truco del manco aumenta el verismo de Siete vírgenes y recupera la fantasía del film de Bigas Luna. Estamos ante una historia de superación (¿otra vez?) personal y profesional, el agridulce cuento de un disminuido con mucha chispa y labia que hará lo que sea para dedicarse a su gran pasión: el hip-hop. Aunque el film no se desmarque de lo visto anteriormente, El truco del manco renueva el género al proponernos una historia fría y cortante, dura pero factible. Pese a la bondad y sencillez de la película, el relato concluye de una forma excelente y rompe con cualquier contemplación. La conclusión, en resumen, es tan contundente y desangelada como la realidad y logra crear un debate social a partir de un apunte, una pequeña trama de drogas, familias desestructuradas y pasiones utópicas. Los antecedentes nos niegan la posibilidad de valorar El truco del manco como una obra maestra, aunque sus tres nominaciones al Goya son muy merecidas. No cambiará el camino de nuestro cine, pero El truco del manco cae por méritos propios en el enclenque saco de las sorpresas del año.

lunes, 26 de enero de 2009

REVOLUTIONARY ROAD 8 / 10

Revolutionary Road llega a nuestras salas precedida por el consabido morbo de volver a tener en un mismo título a DiCaprio y Winslet, artistas de cuyo talante y oficio bebe esta espléndida película. En esta calle de casas de diseño, amas de casa y vidas perfectas se fraguan pequeños grandes naufragios, nada que ver con la espectacularidad de Titanic porque Revolutionary Road opta por la sobriedad y la concreción de una trama casi teatral. Mendes vuelve a demostrarnos su afición por las estéticas anacrónicas y las relaciones de pareja, un juego visual y narrativo que el director lleva a cabo de forma impoluta, sin demasiados artificios ni altibajos, con la intención y la convicción de estar erigiendo una fábula mayor, un cuento desangelado que habla de todos los seres humanos de todos los lugares y épocas.

Revolutionary Road tiene el don de lo universal y objetivo; el film prefiere mostrar a juzgar y sus actores ofrecen un recital interpretativo que corta el aliento a base de devastadoras discusiones y simbólicas reconciliaciones. Revolutionary Road habla de la verdad desde un lenguaje cinematográfico, desde un mesuradísimo juego de tensiones y diálogos. Y Sam Mendes no se contenta con explotar el filón dramático de sus protagonistas: las múltiples interpretaciones del film acaban concerniendo a todos los personajes, espejos de lo que somos (la pareja protagonista), fuimos y aún somos (el personaje de Kathy Bates y su marido en una excelente escena final) y seremos (los nuevos vecinos que llegan al final de la película). A la delicada historia de un joven matrimonio que vive de utopías y revoluciones internas cabe sumar una acertadísima reflexión sobre el capitalismo americano, el tratamiento que da la colectivad a los disminuidos mentales y el propio concepto de locura, una idea que merece un debate a parte. Es en este camino donde brillan las dos escenas en las que interviene Michael Shannon, invisible pero muy importante eje del relato. La sutileza de Shannon ha recibido merecidamente su nominación al Oscar, aunque la no nominación de Leonardo DiCaprio precisa enmienda inmediata. Estamos ante un excelente melodrama que recoge el testigo de In the bedroom, Little Children o American Beauty, aunque sin las artimañas pseudointelectuales de esta última. Revolutionary Road será interpretada de muchas maneras porque Mendes nos da la libertad de describir a los personajes, víctimas y verdugos del sempiterno sueño americano. Su crudeza la ha restado puntos en los Oscar pero la ayudará a ser una película inmortal, muestra sublime de lo que significa ser un buen escritor, director y actor. Imprescindible.

domingo, 25 de enero de 2009

OSCARS 7: EL RETORNO DEL REY



Título: EL SEÑOR DE LOS ANILLOS: EL RETORNO DEL REY Título original: The lord of the rings: The return of the king Dirección: Peter Jackson País: Estados Unidos, Reino Unido y Nueva Zelanda Año: 2003 Duración: 200 min. (versión cine), 250 min. (versión extendida) Género: Fantasía Reparto: Elijah Wood, Ian McKellen, Viggo Mortensen, Sean Astin, Liv Tyler, John Rhys-Davies, Dominic Monaghan, Billy Boyd, Orlando Bloom, Christopher Lee, Sala Baker, Hugo Weaving, Ian Holm, Craig Parker, Andy Serkis, Bruce Allpress, John Bach, Bernard Hill, Miranda Otto, Karl Urban, David Wenham y Brad Dourif Guión: Peter Jackson, Fran Walsh y Philippa Boyens a partir de la novela de J.R.R.Tolkien Productora: New Line Cinema Producción: Peter Jackson, Fran Walsh y Barry M. Osborne Dirección artística: Grant Major, Dan Hennah y Alan Lee Fotografía: Andrew Lesnie Vestuario: Ngila Dickson y Richard Taylor Música: Howard Shore Montaje: Jamie Selkirk Maquillaje: Richard Taylor y Peter King Sonido: Christopher Boyes Efectos especiales: Jim Rygiel, Joe Letteri, Alex Funke y Randall William Cook Presupuesto: 94 MILL.$ Nº oscars: 11/11 Nº globos de oro: 4/4 Fecha de estreno: 17/12/03 /EE. UU. y ESP.)

La gala
Eran las dos y media de la madrugada española. Peter Jackson y Elijah Wood fueron los últimos en desfilar por la famosa alfombra roja. Los últimos serán los primeros, debía pensar el creador de la película con más nominaciones de la noche y con una de las mejores taquillas de la historia: más de un billón de dólares. Dentro del Kodak Theatre, Jim Carrey concedía el Oscar honorífico a Blake Edwards y Oprah Winfrey defendía a Mystic River en el clip de rigor. La ceremonia se adelantó hasta el 29 de febrero, quizás porque no había muchos misterios por desentrañar. La epopeya más grande jamás contada repitió el mismo pleno de los Globos de oro.



¿Merecía el Oscar?
No puedo ser objetivo ante esta pregunta, aunque lo más correcto sería decir que la victoria era obvia y meritoria por todo el esfuerzo que pusieron Jackson y sus secuaces en el gran proyecto del cine de nuestro siglo. El retorno del rey fue un digno tour de fource que cerraba una trilogía sin igual, aunque no pudo superar el lirismo de la primera entrega. El retorno del rey jugaba en otra división respecto a las descafeinadas Master and Commander y Seabiscuit, insuficientes y decepcionantes muestras del cine académico de toda la vida. El retorno del rey aporreó las pocas bondades de unos productos simplones, pero no pudo con Sofia Coppola, la estrella alternativa de la noche, y Mystic River, cuyos intérpretes tocaron el poco cielo que Tolkien había dejado libre. Mystic River y Lost in Translation son dos obras rotundas que estuvieron en la edición menos adecuada. El cine intimista perdía ante el elaborado artificio de El señor de los anillos, todo lo contrario a lo sucedido años después. Eastwood y Coppola salieron con la cabeza bien alta, con el convencimiento de ser una gran promesa (Sofia) y un artista incansable (Clint). La interpretación de Russell Crowe, columna vertebral del éxito de Una mente maravillosa y Gladiator, no fue suficiente para encauzar el barco impoluto de Master and Commander. Los Oscar también tenían al bucanero Depp, nominado por su célebre Jack Sparrow. Superproducciones insuficientes como Cold Mountain o El último samurai batallaban con la bobalicona En América, el sano divertimento Buscando a Nemo , la elegante Casa de arena y niebla o la sobrevalorada originalidad de Ciudad de Diós, una película que la Academia recuperó contra todo pronóstico. Incluso el Oscar a la mejor película de habla no inglesa fue para Las invasiones bárvaras, enésima propuesta del pesado Denys Arcand. El nivel no era bajo pero sí desigual. En el país de los ciegos, el tuerto fue el rey y Bill Murray el cabreado.



¿Por qué ganó?
La Academia debía saldar el parcial fracaso de las dos primeras partes y aprovechó la euforia colectiva que ensalzó al film cual motivo de estado. Fríamente, El señor de los anillos ha envejecido más rápido de lo esperado y a muchos nos da pereza recuperar el tríptico de diez horas. El señor de los anillos languidece como un clásico desfasado, algo que no ha ocurrido con las siempre reivindicadas Lost in Translation y Mystic River. Muchos discutieron el a todas bruces discutible Oscar para Charlize Theron, la irrefutable muestra de que el maquillaje atrae a los premios. Naomi Watts y Diane Keaton se quedaron con las ganas y aún esperan su momento de gloria. Renée Zellweger y su pizpireta hermitaña de Cold Mountain se imponieron: los desaires de Chicago y El diario de Bridget Jones tuvieron enmienda. Algunos vieron en Scarlett Johansson, en ese momento el nuevo rostro de La joven de la perla y Lost in Translation, la gran derrotada, aunque el tiempo ha demostrado que la carrera de lady Scarlett iba por otros caminos. Todo siguió el guión previsto y la gala terminó puntualmente a las seis de la mañana. Billy Cristal se despedía de su cargo de maestro de ceremonias bromeando con los ganadores.



Balseros: con alegría y sin premio
España no suele defender a los cortometrajes y documentales patrios nominados. TV3, pero, realizó una digna cobertura con varios especiales y emitiendo más pronto de lo normal el documental más recordado de nuestra cinematografía junto a La pelota vasca. El problema del pueblo cubano fue vencido por The fog of war, mientras que Capturing the Friedmans, el interesante retrato de un presunto pederasta, fue el más famoso de los largos documentales del año. La fantasía de la edad media no podía dispersar la realidad y Sean Penn, fiel a su imagen d'enfant terrible, mencionó en su discurso la inexistencia de las armas de destrucción masiva. La Guerra de Irak fue la tónica de toda la gala... una vez más.

La anécdota
Ese año se celebraron dos In Memoriams presentados por Tom Hanks y Julia Roberts. Steven Spielberg fue el encargado de abrir el sobre a la mejor película y logró crear otro monarca de renombre. La cosa estuvo entre reyes: el rey Midas (Spielberg), el rey de la Edad Media (Jackson) y el omnipresente rey del mundo (Cameron). La Academia recurriría otra vez al director de E.T. para crear escenas de gran ironía: él fue el encargado de darle el Oscar a Martin Scorsese tres ediciones después. Antes, pero, debía encajar la derrota de El aviador. Ironías del destino, Eastwood inició poco después de la gala el rodaje de Million Dollar Baby. Nadie pensaba que la película pudiera estrenarse antes del diciembre del 2004, pero pudo verse en los cines norteamericanos el 28 de diciembre. Los últimos serán los primeros, debía pensar Eastwood. La profecía se volvió a cumplir.

Próxima semana: MILLION DOLLAR BABY

sábado, 24 de enero de 2009

SERIES 8: WEEDS



Tengo que volver a citar a Dirty Pretty Things para hablar de la hermana deslenguada de Mujeres Desesperadas. Weeds es una propuesta muy modesta que se ha convertido poco a poco en la serie más laureada y seguida de Showtime. Nadie reparó en su presencia porque tuvo la mala suerte de estrenarse al mismo tiempo que Perdidos y Mujeres Desesperadas. Los globos de oro, pero, decidieron premiar de forma inesperada (aunque muy justa) la labor de Mary-Louise Parker en una serie que, tal y como dijo una enrabietada Teri Hatcher, "carece de categoría". Hatcher debe ser inmune a la socarronería de una obra irreverente, original, plagada de un humor corrosivo que hiere y divierte a partes iguales. Weeds es más directa y menos sutil que Mujeres Desesperadas, serie con la que comparte escenarios y algún estereotipo de la acomodada burgesía estadounidense. Es aquí donde deslumbra un reparto excelente que encarna la locura y el caos de un gobierno incompetente (Kevin Nealon), una madre obsesiva con la imagen y el éxito (Elizabeth Perkins) o una juventud sin motivaciones educada en el seno de la MTV y el fast food (Hunter Parrish y Alexander Gould). Weeds es el gran espejo de una sociedad que, a base de creerse superior y avanzada, se convierte en el circo, en el esperpento, en la imitación alterada de sí misma.



En España se han emitido solamente dos temporadas, veintidós capítulos que empezaron como Little Children y acabaron como Reservoir Dogs. La trama de Weeds no contempla saltos en el tiempo pero la deshumanización de los personajes es evidente. En Weeds, el drama y la comedia se entremezclan, de forma que el espectador no sabe si reir, ruborizarse o simplemente llorar ante los contínuos improperios y barbaridades que dicen y cometen los personajes. Weeds es una sátira de la Norteamérica de Bush, una mirada hiperbólica a la realidad política y social de nuestra era. La dicotomía del mundo actual la representa Nancy Botwin, una viuda desesperada que se ve obligada a comerciar con marihuana en su impoluto barrio residencial. Tras la muerte de su marido, el impoluto microcosmos de Agrestic se desgaja y solo vemos dobles identidades, falsas apariencias, competitividad y maldad a raudales. El trabajo de Nancy es el eje de la acción, el centro de una historia tan amoral y desenfadada como el mejor Tarantino. Los seres de Weeds son entes tan absurdos como los de los hermanos Coen. La marihuana es aquí el gran mcguffin para sacar a la luz verdades como puños. Pero críticas y verdades aparte, Weeds es un gran divertimento; los veinte minutos de cada capítulo pasan volando, algo que no ocurría en años. La brevedad del formato puede hacernos creer que estamos ante una serie liviana, pero no es verdad: tras la comedia, existe una tragedia tan amarga como la de A dos metros bajo tierra.



Weeds vino sin hacer ruido y no parece tener fecha de caducidad. La serie va a más tanto en calidad como en audiencia. Lástima que en España se desconozcan las bondades de una serie fresca que va dirigida a un público juvenil y a la vez adulto. España, como es sabido por todos, no aprecia el humor de Weeds, el antónimo perfecto de Aída y demás vulgaridades. Los fans de Weeds somos pocos pero muy fieles. Espero que este escrito sirva para aumentar esta ascendente comunidad de fans. La mala hierba nunca muere, la buena tampoco.



PRÓXIMA ENTRADA: SÁBADO 31, CINCO HERMANOS

viernes, 23 de enero de 2009

LA CLASE 6 / 10

Al final de la última ganadora de la Palma de Oro, el aula protagonista se queda vacía y alumnado y profesorado se unen por primera y última vez en un simbólico partido de fútbol. La última escena capta la esencia de todo el metraje: tanto el que enseña como los alumnos forman parte de un mismo juego, una historia a ratos cómica a ratos cruda que concierne a toda la sociedad. Se agradece la dualidad de La clase, un film que pretende radiografiar la figura del alumno y del profesor de forma distinta, todo un reto que nadie había emprendido hasta ahora. Todo ello hace de La clase la disección más completa de la educación pública europea, un espinoso tema que había sido el eje central de Hoy empieza todo entre otras. La clase hereda el diálogo de Rohmer y el espíritu crítico de Ken Loach, toda una responsabilidad que Cantet soluciona con pulso firme. Podríamos discutir si ver una película puede o debe ser necesario o no; sí podemos decir que, de ser eso cierto, La clase debería ser una arma pedagógica de gran valor, un título imprescindible para todas las pequeñas piezas que interactúan en el tablero de la educación. La clase puede tomarse como una guía didáctica, una película cuya única obsesión es proponer preguntas, dibujar pequeños personajes para mostrar la colectividad de un instituto. Visto lo visto, nadie se sorprende de los premios recibidos: La clase es la película prototipo para gente concienciada (o que presume serlo) como Sean Penn. Hasta aquí, todo perfecto.



La clase, paralelamente, plantea otro debate casi sin quererlo: la necesidad de establecer los límites entre lo ficticio y lo real. Cantet intenta filmar unos alumnos y un profesor en concreto, pero la platea, atenta a las batallas dialectales de la propuesta, no puede evitar ver en los personajes meros clichés que hablan y representan un variado conjunto. Cantet no tiene ningún interés por dotar a la película de valores fílmicos como la fotografía, los decorados o el montaje: el tema se convierte en la columna vertebral que lo mueve (y a veces corrompe) todo. La película fracasa al querer construir una estructura circular que justifique el devenir del tiempo en el film: aunque La clase abarca todo un curso lectivo, el espectador se despega del tiempo narrativo y duda de si lo que está viendo abarca un día, una semana o un trimestre. Cuando la historia, que debería ser la escusa para crear una película, eclipsa todo lo demás, la obra, aunque interesante, deviene insuficiente para los paladares más selectos y cinéfilos. Es más: debería plantearse si La clase es una película, un documental o un experimento aparentemente improvisado que inicia un nuevo género, algo parecido al docudebate. Se añora por parte de Cantet algún intento por ficcionar la acción, algo que solo aparece cuando el sistema educativo del maestro deriva en una sorpendente (aunque verídica) escena violenta. La clase se refugia demasiado en su guión y eso la hace impersonal. El cinéfilo se queda con las ganas de saber más sobre los personajes y puede saturarse ante tanta verborrea. Puestos a dilapidar el discurso de La clase, la película incluye pequeños elementos que centralizan la acción en su Francia natal: nombres de ciudades, clubes de fútbol o cantantes locales. Es lógico que La clase haya despertado mucho interés en terreno galo, pero algunos elementos aquí importantes no son aplicables a la educación española: dirigirse al profesor de usted sin tutear, tener una agenda por obligación del centro educativo o presentar un alumnado tan dado a la charla (y un maestro que accede a perder tanto tiempo en horario lectivo). En resumen, La clase es una propuesta interesante aunque muy forzada a nivel formal. Vaticino que la película será proyectada en infinidad de cineclubs y debates televisivos, todo acorde a coloquios sobre el tema. He aquí la cuestión: no sabemos si La clase es una película de multisala o una rara avis de museo. Lo más neutro sería terminar afirmando que La clase es otra clase de... ¿film? Su rodaje y visionado, pese a todo, está más que justificado.

jueves, 22 de enero de 2009

OSCARS '09: MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA

Inicio un repaso a las categorías más destacadas de estos Oscars. La consabida lista de nominados ya la conocéis, por lo que entraremos directamente en materia. Todos los jueves se completará el análisis con una categoría más, hasta llegar a la semana de los Oscar, momento en el que analizaremos los guionistas, directores y películas nominadas. Let's go:

AMY ADAMS por DOUBT
A favor: Es uno de los rostros más interesantes de la nueva cantera de actores norteamericanos. Versátil y simpática, Adams conoce la nominación por su genial trabajo en Junebug. Participa en la película favorito por el gremio de actores y eso la ayudará. La sensación de que Adams puede llegar a la altura y fama de Kidman o Blanchett es ya un hecho indiscutible.
En contra: Los votos de Doubt se dividirán entre Adams y Davis. Además, Adams no era la única del quinteto que no tenía la nominación segura. Los académicos pueden considerar que la nominación ya enmienda el olvido de Encantada. Es la más joven de la competición y tendrá muchas otras opciones de premio.

PENÉLOPE CRUZ por VICKY CRISTINA BARCELONA
A favor: La película ha sido el sleeper del año en Estados Unidos y el nombre de Pe siempre ha estado entre las favoritas. Ya tiene una nominación por Volver y existe la idea de que Cruz cae muy bién entre sus propios compañeros de profesión. No tener a Kate Winslet en la carrera la convierte en la virtual ganadora de la categoría.
En contra: A juzgar por los premios de los sindicatos, Cruz ha ido perdiendo fuelle a favor de Tomei y Davis. Pese a todo, Cruz concentrará el voto latino y será la gran beneficiada ante una más que previsible división de votos entre los amantes de Doubt y los sectores afroamericanos (Davis-P. Henson). No ayuda, pero, que algunos medios de comunicación españoles se mofen injustamente de Cruz y pongan en duda su maestría.

VIOLA DAVIS por DOUBT
A favor: Ha sido la actriz más premiada de Doubt y su personaje aporta todo el drama que no tiene Vicky Cristina Barcelona. La tradición la ayuda: esta categoría suele ser utilizada por los académicos para compensar el palmarés final y todo apunta a que Davis puede ser la Tilda Swinton de este año.
En contra: Es poco conocida, es su primera nominación y no tiene el gancho comercial de Cruz, Tomei o Adams. Será importante ver el comportamiento de Doubt en la taquilla americana a partir de ahora: Davis solo puede salvarse si gana votos de última hora.

TARAJI P. HENSON por THE CURIOUS CASE OF BENJAMIN BUTTON
A favor: Participa en la película más nominada de la noche y su nombre es uno de los clásicos de este año. P. Henson concentrará todo el voto de The curious case of Benjamin Button porque Cate Blanchett no está nominada y Brad Pitt no tiene ninguna opción de ganar. Si el film de Fincher se impone como la mejor película, P. Henson salvaría el apartado interpretativo de la obra.
En contra: A la consabida división de votos, cabe recordar que P. Henson es la única actriz del quinteto que no optaba al globo de oro. Haber conseguido pocos premios de los sindicatos y ser aún una cara nueva para el gran público complican las cosas.

MARISA TOMEI por THE WRESTLER
A favor: Tomei ha protagonizado la remontada más notable de la temporada. Si Rourke gana el Oscar, los fans de The Wrestler, que no podrán votar a Aronofsky por el mejor guión, votarán a Tomei. Además, los sectores más conservadores que no quieran premiar una actriz no norteamericana (Cruz) y que no congratulen con la dureza de Doubt defenderán el Oscar de Tomei.
En contra: Su papel de streeper recuerda al de Nathalie Portman en Closer, una nominación que no se convirtió en premio. Tomei ya tiene un Oscar y algunos preferirán laurear a otra actriz. Tomei es, quizás, demasiado joven para tener dos estatuillas, y más cuando algunos aún dudan de la validez de Mi primo Vinny.

QUINIELA (por orden de posibilidad de premio):
1. PENÉLOPE CRUZ por VICKY CRISTINA BARCELONA
2. MARISA TOMEI por THE WRESTLER
3. VIOLA DAVIS por DOUBT
4. TARAJI P. HENSON por TCCOBB
5. AMY ADAMS por DOUBT

ENCUESTA (vuestra decisión):
1. PENÉLOPE CRUZ con un 33% (15 votos)
2. AMY ADAMS con un 24% (11 votos)
3. VIOLA DAVIS con un 22% (10 votos)
4. TARAJI P. HENSON con un 11% (5 votos)
5. MARISA TOMEI con un 8% (4 votos)

TVE: ODA AL TRABAJO BIEN HECHO

Al final tendremos que comernos las palabras porque estos Goya 2009 pueden ser una edición memorable: tenemos a Carmen Machi como maestra de ceremonias y el rumor de que Camino ganará a Los girasoles ciegos crece día a día. La expectación de los premios no parece que sea del interés colectivo, algo que no es de extrañar en un año carente de taquillazos y grandes propuestas. La audiencia podría salvarse por el gancho de la gran Machi o las posibles sorpresas del palmarés. Consciente del naufragio o del éxito, Televisión Española y su hermana pequeña La 2 han preparado un cóctel cargado de buenos títulos. A la parca nómina de películas españolas que se emiten en televisión, esta semana deberemos sumar propuestas ya emitidas pero que ahora resulta recurrente recuperar: El milagro de P. Tinto (Javier Fesser), 800 balas (Álex de la Iglesia) o Carmen (Vicente Aranda). La celebración se completará con varios especiales tanto en Versión Española como en Días de cine, programas que ahora encabeza Cayetana Guillén Cuervo, acérrima indiscutible del cine patrio. Debe elogiarse la remodelación del espacio Días de cine, un gran programa que sin Antonio Gasset había perdido alicientes. El nuevo horario, las nuevas secciones y las tablas de Guillén-Cuervo convierten a este programa en el mejor magazine de cine, seguido de cerca por el Cinema 3 catalán de Jaume Figueras. Aunque TVE no es dada a estas cosas, es toda una grata sorpresa comprobar que los Goya continúan pese a todo siendo un premio de prestigio. Y de prestigio también saben los Premios José María Forqué, cuya celebración podrá verse este sábado, aunque todos sabemos que la ganadora fue Camino. Televisión Española sabe que no tendrá ningún récord de audiencia, pero la decencia de nuestra televisión pública parece mejorar por momentos. Felicito también a Albertaco, el único bloggero que ha hecho una cobertura de los Goya como se merece. ¡Que empiece, pues, la cuenta atrás de los Goya!

miércoles, 21 de enero de 2009

SIETE ALMAS 6 / 10

Siete almas será recordado como el pequeño resbalón del carismático Smith. Pese a lo que muchos han afirmado, un servidor entiende Siete Almas como el enésimo intento por conseguir un Oscar sin demasiado trabajo, una historia sencilla y directa que está escrita y filmada con un sinfín de rodeos dramáticos y digresiones sin sentido. Siete Almas demuestra que el registro interpretativo y el éxito de taquilla del rapero-multimillonario-actor Will Smith ha llegado a un extraño techo del que será difícil escapar. Pobre Smith: intenta hacer una película seria y Mucino resuelve la jugada con un film que acabará en las sobremesas estivales de algún canal privado.
Pese a todo, uno guarda cierta estima a un relato amable que, buscando lo alambicado, se disfruta con todos sus defectos y tramas previsibles. Me imagino la cara de algunos espectadores al salir del cine: ¿esta es la nueva peli de Smith? Sin duda, Siete Almas juega al engaño y puede salirle bién la jugada: no lo duden que esta será una película de culto cual versión descafeinada de Amélie o En busca de la felicidad. Es mala, pero tiene algo... magia quizás.

martes, 20 de enero de 2009

RESISTENCIA 3'5 / 10

Los norteamericanos tienen la malsana costumbre de absorber los patrones del cine europeo comercial, una tónica que no amaga ningún afán pedogógico o cultural. Cual ave de rapiña, Hollywood arrebata y transforma sin miramientos cualquier argumento notable. Estados Unidos es la sede del remix, la recopia y el remake, extraño mérito cuyos objetivos son más bursátiles que artísticos. Resistencia es un flagrante ejemplo de que, con tal de hacer taquilla y ganar algún premio, la barbarie nazi puede reducirse a vacuos fuegos artificiales, breves atracciones de feria en los que el drama pierde ante el magnánimo y ególatra concepto de un país enfermo. No encontraremos aquí ninguna reflexión sobre la tan filmada Segunda Guerra Mundial: Resistencia dulcifica la contienda, desenfunda un sinfín de armas y retorna a la manida historia de liderazgo, superación y miseria. Lo humano pierde con unos personajes planos, un Daniel Craig de ojos bonitos que se limita a imitar las muecas y poses del James Bond más decadente. Zwick confirma su condición de magnate: El último samurai no era una descripción y defensa de la cultura samurai ni Diamante de sangre era una crítica a un sistema político que permite la perpetua guerra entre los pueblos de África. Si la realidad palidece ante las leyes del espectáculo, esta se desvirtua y el arte se convierte en una disciplina nociva. Resistencia, al igual que la mayoría de títulos de Ridley Scott y Michael Bay, no es ni decente ni entretenida, ni competente ni comprometida. Resistencia no pasará a los anales de la historia, aunque su banda sonora bien merecía una obra con más seso. Todo un despropósito.

lunes, 19 de enero de 2009

QUINIELA NOMINACIONES OSCAR

MEJOR PELÍCULA

1. THE CURIOUS CASE OF BENJAMIN BUTTON
2. THE DARK KNIGHT
3. FROST/NIXON
4. MILK
5. SLUMDOG MILLIONAIRE

MEJOR DIRECTOR

1. DANNY BOYLE (SLUMDOG MILLIONAIRE)
2. DAVID FINCHER (THE CURIOUS CASE OF BENJAMIN BUTTON
3. RON HOWARD (FROST/NIXON)
4. CHRISTOPHER NOLAN (THE DARK KNIGHT)
5. GUS VAN SANT (MILK)



MEJOR ACTOR PROTAGONISTA

1. LEONARDO DICAPRIO (REVOLUTIONARY ROAD)
2. RICHARD JENCKINS (THE VISITOR)
3. FRANK LANGELLA (FROST/NIXON)
4. SEAN PENN (MILK)
5. MICKEY ROURKE (THE WRESTLER)

MEJOR ACTRIZ PROTAGONISTA

1. ANNE HATHAWAY (RACHEL GETTING MARRIED)
2. SALLY HAWKINS (HAPPY-GO-LUCKY)
3. ANGELINA JOLIE (CHANGELING)
4. MERYL STREEP (DOUBT)
5. KATE WINSLET (REVOLUTIONARY ROAD)

MEJOR ACTOR SECUNDARIO

1. JOSH BROLIN (MILK)
2. ROBERT DOWNEY JR. (TROPIC THUNDER)
3. HEATH LEDGER (THE DARK KNIGHT)
4. DEV PATEL (SLUMDOG MILLIONAIRE)
5. PHILIP SEYMOUR HOFFMAN (DOUBT)

MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA

1. PENÉLOPE CRUZ (VICKY CRISTINA BARCELONA)
2. VIOLA DAVIS (DOUBT)
3. TARAJI P. HENSON (THE CURIOUS CASE OF BENJAMIN BUTTON)
4. MARISA TOMEI (THE WRESTLER)
5. KATE WINSLET (THE READER)



MEJOR GUIÓN ORIGINAL

1. MILK
2. RACHEL GETTING MARRIED
3. VICKY CRISTINA BARCELONA
4. WALL-E
5. THE WRESTLER


MEJOR GUIÓN ADAPTADO

1. THE CURIOUS CASE OF BENJAMIN BUTTON
2. THE DARK KNIGHT
3. DOUBT
4. FROST/NIXON
5. SLUMDOG MILLIONAIRE

MEJOR PELÍCULA ANIMADA

1. BOLT
2. KUNG FU PANDA
3. WALL-E



MEJOR PELÍCULA DE HABLA NO INGLESA

1. GERMANY (THE BAADER MEINHOF COMPLEX)
2. ISRAEL (WALTZ WITH BASHIR)
3. JAPAN (DEPARTURES)
4. MEXICO (TEAR THIS HEART OUT)
5. SWEEDEN (EVERLASTING MOMENTS)

MEJOR PELÍCULA DOCUMENTAL

1. BOOGIE MAN: THE LEE ATWATER STORY
2. CHICAGO 10
3. FUEL
4. MAN ON WIRE
5. TROUBLE THE WATER

MEJOR BANDA SONORA ORIGINAL

1. THE CURIOUS CASE OF BENJAMIN BUTTON
2. THE DARK KNIGHT
3. DEFIANCE
4. SLUMDOG MILLIONAIRE
5. WALL-E

MEJOR CANCIÓN ORIGINAL

1. DOWN TO EARTH (WALL-E)
2. GRAN TORINO (GRAN TORINO)
3. I THOUGT I LOST YOU (BOLT)
4. I WANT IT ALL (HSM3)
5. THE WRESTLER (THE WRESTLER)

MEJOR FOTOGRAFÍA

1. THE CURIOUS CASE OF BENJAMIN BUTTON
2. THE DARK KNIGHT
3. THE READER
4. REVOLUTIONARY ROAD
5. SLUMDOG MILLIONAIRE



MEJOR MONTAJE

1. THE CURIOUS CASE OF BENJAMIN BUTTON
2. THE DARK KNIGHT
3. FROST/NIXON
4. MILK
5. SLUMDOG MILLIONAIRE

MEJOR DIRECCIÓN ARTÍSTICA

1. AUSTRALIA
2. CHANGELING
3. THE CURIOUS CASE OF BENJAMIN BUTTON
4. MILK
5. REVOLUTIONARY ROAD

MEJOR VESTUARIO

1. CHANGELING
2. THE CURIOUS CASE OF BENJAMIN BUTTON
3. THE DUCHESS
4. MILK
5. REVOLUTIONARY ROAD

MEJOR MAQUILLAJE

1. THE CURIOUS CASE OF BENJAMIN BUTTON
2. HELLBOY 2: THE GOLDEN ARMY
3. THE READER

MEJORES EFECTOS VISUALES

1. THE CURIOUS CASE OF BENJAMIN BUTTON
2. THE DARK KNIGHT
3. IRON MAN



MEJOR SONIDO

1. AUSTRALIA
2. THE DARK KNIGHT
3. IRON MAN
4. SLUMDOG MILLIONAIRE
5. WALL-E

MEJOR EDICIÓN O MONTAJE DE SONIDO

1. AUSTRALIA
2. THE DARK KNIGHT
3. IRON MAN
4. QUANTUM OF SOLANCE
5. WALL-E


LISTA DE NOMINADOS:
- THE CURIOUS CASE OF BENJAMIN BUTTON 4-7 11
- THE DARK KNIGHT 4-6 10
- SLUMDOG MILLIONAIRE 4-4 8
- MILK 5-3 8
- WALL-E 2-4 6
- FROST/NIXON 4-1 5
- REVOLUTIONARY ROAD 2-3 5
- DOUBT 4-0 4
- THE WRESTLER 3-1 4
- THE READER 1-2 3
- CHANGELING 1-2 3
- AUSTRALIA 0-3 3
- IRON MAN 0-3 3
- VICKY CRISTINA BARCELONA 2-0 2
- RACHEL GETTING MARRIED 2-0 2
- BOLT 0-2 2

Soy consciente de que he nominado demasiado (y en contra de mis gustos personales) a Milk y The dark knight. Espero que Amy Adams sí logre la nominación. Y también espero que Kate Winslet solo concurra en una categoría (a poder ser la de protagonista). No suelo acertar en estas cosas. El jueves, la respuesta.

domingo, 18 de enero de 2009

CINERANKING 2

Aquí os dejo con los nuevos CINERANKINGS, una lista que ya va cogiendo entidad tras los votos mandados (otra vez gracias). Recordad que el CINERANKING solo podrá estar formado por las películas que estén nominadas a los Oscar, contando por igual las que tengan varias nominaciones o solamente una. Soy consciente que la comunidad de seguidores ha crecido y que vuestra colaboración es vital para el proyecto. Quienes quieran participar, agregar o cambiar votos, pueden dirigirse a xavi_23990@hotmail.com. El día 2 de febrero inicio el nuevo quatrimestre universitario, con lo que el blog verá reducida su actividad. Pese a todo, haré un esfuerzo por actualizar muy a menudo y publicar cinerankings venideros. Esto os debe servir para no confiaros: si queréis ver vuestras notas, aunque hayáis publicado la nota numérica y escrita en vuestros blogs, os agradecería el mail de rigor, algo que me permitirá agilizar el proceso de recuento e impresión de votos. También agradecería que poco a poco se rellenaran algunos huecos vacíos para poder tener notas definitivas (consultar casos como el de Wall-e, VCBcn, Mamma Mia!, TDKnight, Happy, Indiana Jones o Burn After Reading, films que seguramente ya habéis visto todos). Un cordial saludo.




FE DE ERRATAS: Tal y como indicáis en vuestros mensajes, los cuadros contienen algunas incorrecciones. Intentaré solventarlo todo a partir del martes. Perdonen (es complicado pautar tantas notas de tanta gente).

sábado, 17 de enero de 2009

OSCARS 6: CHICAGO



Título: CHICAGO Título original: Chicago Dirección: Rob Marshall País: Estados Unidos, Canadá Año: 2002 Duración: 110 min. Género: Musical Reparto: Renée Zellweger, Catherine Zeta-Jones, Richard Gere, Queen Latifah, John C. Reilly, Cliff Saunders, Dominic West, Jayne Eastwood, Bruce Beaton, Roman Podhora, Colm Feore, Rob Smith, Sean Wayne Doyle, Steve Behal, Robbie Rox, Chita Rivera, Taye Diggs Guión: Bill Condon Distribuidora: Lauren Films S.A. Producción: Marthy Richards y Harvey Weinstein Diseño de producción: John Myhre Dirección artística: Andrew M. Stern Fotografía: Dion Beebe Vestuario: Colleen Atwood Música: Danny Elfman Montaje: Martin Walsh Presupuesto: 40 MILL.$ Nº oscars: 6/13 Nº globos de oro: 3/8 Fechas de estreno: 27/12/02 (EE. UU.), 07/03/03 (ESP.)

La gala
Bonito día (23/03/03) para que el Teatro Kodak celebrara la resurrección del género musical. El éxito de Chicago quedó deslucido en una entrega aún más sobria que la anterior: fue la única edición que no tuvo la habitual alfombra roja, una decisión tomada por los organizadores ante el inicio de la guerra de Irak. Los Oscar tuvieron su particular ambiente bélico y el desfile de vestidos quedó relegado a un segundo plano. Los Oscar, pese a todo, continuaron siendo la hipérbole superficial y festiva de siempre. La Academia celebró el 75 aniversario de los premios reuniendo a un sinfín de actores, destacando una embarazadísima y recién galardonada Zeta-Jones. Peter O'Toole recibió el premio honorífico de rigor. O'Toole, harto de complacencias, demostró que tenía y tiene energía para rato al estar nominado por Venus años después. Los Oscar, al igual que O'Toole, recobraron su vitalidad al año siguiente, aunque nadie podrá olvidar la seriedad y la calidad de una de las mejores ediciones de la década. ¡Que empiece el baile!

¿Merecía el Oscar?
El quinteto nominado estuvo compuesto por cinco propuestas de culto, cada una con una munión de adeptos y detractores considerable. Se repitió el consabido patrón: la Academia premió lo accesible, lo entretenido. La gloria que tocó Chicago y su novato Rob Marshall tuvo dos pilares muy importantes: el terreno que dejó abonado Moulin Rouge! y el apoyo que tuvo la película por parte del Sindicato de Actores. Nada menos que cuatro intérpretes del film estuvieron nominados a la estatuilla, sin contar el imponente globo de oro que recibió Richard Gere. Apoyos a parte, Chicago fue la película con mayor número de nominaciones desde Titanic, una profecía clara del éxito del film. La factura técnica de Chicago era impecable y los sobres dorados sentenciaron. Pero todo galardón tiene su lado oscuro: Martin Scorsese, resignado y medio sonriendo, veía el fracaso rotundo de Gangs of New York, víctima de sus propios excesos (de estilo, de metraje, etc.). La batalla tuvo un claro y merecido ganador, aunque es de justicia destacar el premio de Nicole Kidman por Las Horas o los tres premios sorpresa de El pianista, una obra maestra que ya había ganado (aunque con polémica) un Cannes muy politizado. Roman Polanski no pudo recoger su estatuilla (todos sabemos por qué) y se convirtió en el vencedor invisible de la noche. Para el recuerdo quedará el largo y peliculero beso entre Brody y Berry, el discurso incendiario de Michael Moore o el Oscar al mejor guión original para Pedro Almodóvar, director que ya había hecho historia al estar nominado al mejor realizador. La Academia española debería reflexionar qué habría pasado si Hable con ella hubiera sido nuestra representante en los Oscar (el mérito recayó en la notable Los lunes al sol). Un error garrafal.

¿Por qué ganó?
Con los actores y la sección más conservadora de la Academia a favor, Chicago tenía el galardón asegurado. Las dos torres no podía recibir el premio con solo seis nominaciones y sin estar nominada a mejor director (al fin y al cabo, los académicos remendaron el olvido con el pleno del año siguiente). Las horas tenía nueve posibilidades de premio pero el drama de Daldry era demasiado inaccesible y novedoso para la Academia. Otro remiendo: el Oscar de Kidman, aunque injusto, enterraba el vacío de Moulin Rouge!. El pianista, representante del cine europeo que a veces encuentra su sitio en estos premios, no tuvo ningún sinsabor: la Academia había apreciado la maestría de la propuesta. A Gangs of New York no le ayudó su semifracaso de taquilla y su condición de favorita, mérito que recibió antes de tiempo (recordar que el globo de oro fue para Las horas). Sería justo decir que El Pianista y Las horas son dos obras maestras; Chicago, una digna merecedora del premio; Las dos torres, una buena continuación de la primera parte de ESDLA y Gangs of New York, una película notable de la que se despotricó injustamente. Otro futura compensación: Scorsese recibiría los alagos deseados con Infiltrados. El cine ganaba cinco obras para el recuerdo y el tiempo se encargaría de premiar a quienes no fueron premiados. Todos contentos.



Change, we need
Algunos vieron en esta 75ª edición una demostración de los cambios que se fraguaban en el seno de la Academia. ¿Eminem con un Oscar?, ¿Hayao Miyasaki premiado?, ¿Bowling for Columbine, mejor documental? La Academia no es el súmmum de lo moderno, pero algunas decisiones merecían el aplauso de los cinéfilos. El factor hispánico, representado por Almodóvar y Alfonso Cuarón, tuvo en Frida su máximo esponente: dos espledorosos Oscars para un pequeño gran biopic. Más discutible fue el premio a la mejor película de habla no inglesa: En un lugar de África, versión alemana de Memorias de África, ganaba frente a las superiores Hero y El crimen del padre Amaro. Pero el palmarés no admite debate: ganaron los mejores. Solo cabe esperar que la Academia premie a Julianne Moore, actriz que sufrió la mala suerte de competir con dos títulos a la vez (la gran Lejos del Cielo y Las Horas).



La anécdota
Pocos mencionaron que la película, al igual que Una mente maravillosa, estaba basada en hechos reales. La digna sucesora de Cabaret fue muy promocionada desde su rodaje (el testigo lo está recogiendo Nine) y John Travolta, Madonna, Nicole Kidman, Cameron Diaz o Ruper Everett estuvieron a punto de ser los protagonistas. También cabe destacar que Chicago fue la última película a destacar de Zeta-Jones, actriz que luego se centraría en su retoño recién nacido (¡algunos dijeron que una ambulancia estaba estacionada al exterior del Kodak Theatre en caso de parto!). Toda una comedia a la que Steve Martin, maestro de ceremonias, hizo referencia en sus chistes. Para finalizar, es curioso comprobar que Spielberg participaba con dos películas en la recámara: Minority Report y Atrápame si puedes. El Rey Midas empezaba a temblar: El retorno del rey esperaba su noche gloriosa.

PRÓXIMA SEMANA: OSCARS 7: EL RETORNO DEL REY