sábado, 30 de agosto de 2008

LOS GIRASOLES CIEGOS 7 / 10

Los Girasoles Ciegos viene a reivindicar el cine español en un año de cierta sequía (este otoño, pero, se enmendará lo apuntado con un puñado de prometedores títulos patrios). José Luis Cuerda vuelve a hacer gala de un academicismo reconocible y personal, una sobriedad estética y narrativa, una trama teatralizada en espacios interiores con una impoluta y casi aséptica dirección técnica y artística. La obra de Cuerda puede definirse como un oasis dentro del panorama fílmico actual, una forma correcta pero no excelsa de rescatar un cine apuntalado sobre el diálogo (y los silencios) y la memoria histórica de la atroz Guerra Civil y Posguerra. Los Girasoles Ciegos se mueve en todo momento en el terreno de la corrección. Cuerda dibuja un sendero llano y tranquilo que al último momento deriva en tragedia, un final que no por previsible es menos impactante. Los Girasoles Ciegos no es un relato ni apasionado ni apasionante, pero si apreciable en su sencillez. Dos ideas recorren la trama de principio a fin: el viaje físico y psicológico de sus personajes y el triángulo amoroso que une y desune a capricho los cuatro protagonistas del relato. Roger Príncep y Maribel Verdú construyen unas interpretaciones soberbias marcadas por la contención y la pesadumbre de sus personajes. Javier Cámara abandona su cara cómica de manera convincente y Raúl Arévalo, aunténtico eje central del relato, resuelve su difícil papel de forma correcta aunque, al igual que el de Martín Rivas, podría alcanzar cuotas más elevadas. Pero Los Girasoles Ciegos acaba reciclando su minimalismo conceptual en un relato adorable que calará a todo tipo de audiencias sin abrir innecesarios debates políticos y sin tener que citar e imitar al encorsetado cine de Jose Luís Garci (no en vano, el retablo barroco que aparece al principio y al final del film puede considerarse un pequeño homenaje a Buñuel y a Garci). Una propuesta óptima para representarnos en los Oscar, pero sin la garra necesaria para proclamarse ganadora. De momento, pero, estamos ante la mejor película española del año y nadie debería perdérsela.

martes, 26 de agosto de 2008

PRIMERAS APUESTAS


A falta de escasas horas para que se inaugure el festival de Venecia, me atrevo a vaticinar los nombres claves en las categorias más importantes de los Oscar '09. Cabe comentar ante todo que Revolutionary Road continua siendo el título a batir y que algunos films que ahora gozan del beneplácito de todos podrían ver reducidas sus posibilidades de premio incluso antes de su estreno (vía tráilers promocionales, pósters). Destacar a su vez la campaña de descrédito hacia Australia, un hecho palpable (e injusto) en blogs y páginas web vecinas. La película de Luhrman se queda (de momento) en el banquillo, pero puede enderezar su rumbo a partir de octubre. The reader, aún en post-producción, aparece ahora de forma tímida, pero todo apunta a que estamos ante un film de peso que dará mucho que hablar. Changeling continua siendo una apuesta segura, Frost/Nixon y The road han iniciado su periplo con atino y buenas vibraciones, y The curious case of Benjamin Button parte hasta la fecha como el gran divertimento del año, una fábula un tanto extraña que parece estar cayendo muy simpática entre los entendidos. Las posibilidades de Oscar para España se concretaran cuando la academia enumere los 3 títulos seleccionados (16 set.) y la película que al final nos represente (¿alguien se apuesta algo que será Los girasoles ciegos?). Penélope Cruz parte como gran gran favorita en su candidatura, un hecho positivo que, al igual que Heath Ledger, huele a estatuilla (casi) segura. Cruz parece ser ya la musa indie de américa de este 2008. A las buenas críticas de Vicky Cristina Barcelona cabe sumar la ascendente carrera comercial y crítica en USA de Elegy. Este hecho le beneficiará porqué los académicos tendrán en cuenta las dos interpretaciones a la hora de votar (algo que ya benefició a Jim Broadbent, galardonado por Iris y recordado por Moulin Rouge). Otros dobletes parecen más peligrosos: Kate Winslet, John Malkovich, Brad Pitt, Leonardo DiCaprio y algunos nombres más pueden conseguir dos nominaciones en una misma edición (y puede que tambiénen la misma categoria), un hecho que, a juzgar por galas pasadas, no suele transformarse en premio. En ROJO quedan apuntadas mis apuestas para ganar y en AZUL quedan anotadas nombres que podrían colarse en la terna de los nominados. Let's go!


MEJOR PELÍCULA


1. CHANGELING (THE EXCHANGE)

2. THE CURIOUS CASE OF BENJAMIN BUTTON

3. DOUBT

4. THE READER

5. REVOLUTIONARY ROAD

- The road, Frost/Nixon, Australia, The dark knight, Wall-e


MEJOR DIRECTOR


1. STEPHEN DALDRY (THE READER)

2. CLINT EASTWOOD (CHANGELING: THE EXCHANGE)

3. RON HOWARD (FROST/NIXON)

4. SAM MENDES (REVOLUTIONARY ROAD)

5. JOHN PATRICK SHANLEY (DOUBT)

- David Fincher (The curious case of Benjamin Button), Steven Soderbergh (Che), John Hillcoat (The road), Joe Wright (The Soloist), Buz Luhrman (Australia), Christopher Nolan (The dark knight)


MEJOR ACTOR PROTAGONISTA


1. FRANK LANGELLA (FROST/NIXON)

2. VIGGO MORTENSEN (THE ROAD)

3. SEAN PENN (MILK)

4. BRAD PITT (THE CURIOUS CASE OF BENJAMIN BUTTON)

5. BENICIO DEL TORO (CHE: GUERRILLA & THE ARGENTINE)

- Ed Harris (Appaloosa), Leonardo DiCaprio (Revolutionary Road), Jamie Foxx (The Soloist), Josh Brolin (W), Ralph Fiennes (The reader)


MEJOR ACTRIZ PROTAGONISTA


1. SALLY HAWKINS (HAPPY-GO-LUCKY)

2. ANGELINA JOLIE (CHANGELING: THE EXCHANGE)

3. MELISSA LEO (FROZEN RIVER)

4. MERYL STREEP (DOUBT)

5. KATE WINSLET (REVOLUTIONARY ROAD)

- Nicole Kidman (Australia), Keira Knighley (The Duchess), Emily Blunt (The young Victoria), Cate Blanchett (The curious case of Benjamin Button)


MEJOR ACTOR DE REPARTO


1. JOSH BROLIN (MILK)

2. HEATH LEDGER (THE DARK KNIGHT)

3. PHILIP SEYMOUR HOFFMAN (DOUBT)

4. MICHAEL SHEEN (FROST/NIXON)

5. KODI SMIT-MCPHEE (THE ROAD)

- Brad Pitt (Burn After Reading), John Malkovich (Changeling: The Exchange, Burn After Reading), Robert Downey Jr. (The Soloist), Damián Bichir (Che), Javier Bardem (Vicky Cristina Barcelona)


MEJOR ACTRIZ DE REPARTO


1. KATHY BATES (REVOLUTIONARY ROAD)

2. PENÉLOPE CRUZ (VICKY CRISTINA BARCELONA)

3. VIOLA DAVIS (DOUBT)

4. FRANCES MCDORMAND (BURN AFTER READING)

5. KATE WINSLET (THE READER)

- Amy Adams (Doubt), Amy Ryan (Changeling: The Exchange), Cate Blanchett (The curious case of Benjamin Button), Taraji P. Henson (The curious case of Benjamin Button), Julianne Moore (Blindness), Vera Farminga (Nothing but the truth)


MEJOR GUIÓN ORIGINAL


1. BURN AFTER READING

2. CHANGELING: THE EXCHANGE

3. MILK

4. VICKY CRISTINA BARCELONA

5. WALL-E

- Australia, Guerrilla, The soloist


MEJOR GUIÓN ADAPTADO


1. THE CURIOUS CASE OF BENJAMIN BUTTON

2. DOUBT

3. THE READER

4. REVOLUTIONARY ROAD

5. THE ROAD

- Frost/Nixon, The dark Knight, Blindness, Brothers


Será divertido comprovar, una vez anunciadas la lista final de nominadas, el número de aciertos logrados con esta pequeña porra. Subrallar que algunos españoles podrían optar a premio como Alberto Iglesias (por su banda sonora de Che o The reader) y Javier Aguirresarobe (por su dirección de fotografía en The road). Se admiten respuestas.


PRÓXIMA ENTRADA: CRÍTICA DE LOS GIRASOLES CIEGOS Y ZOHAN: LICENCIA PARA PEINAR. Saludos.

domingo, 24 de agosto de 2008

OSCARS 2009 (2)




PRIMERAS CONFIRMACIONES

Agosto nos está deleitando con un buen puñado de títulos cuya validez para próximas nominaciones parece más que evidente. A la estupenda recaudación y críticas de EL CABALLERO OSCURO cabe sumar las ínfulas de clásico de WALL-E o los bailes ochenteros de Meryl Streep y compañía en MAMMA MIA!. Todo ello sazonado con algunas noticias llegadas de EEUU acaba convirtiéndose en un cóctel explosivo que vaticina aún a ciegas qué y cómo serán los oscar 2009.

EL CABALLERO OSCURO 8 - 10

Christopher Nolan ha firmado un título honesto y entretenido, parte intermedia de uno de los (futuros) trípticos más oscuros y estimulantes vistos hasta la fecha. Heath Ledger se eleva aquí como un prodigio de la naturaleza con una interpretación histriónica, excelsa, recital de tics a medio camino entre la comedia negra y el terror psicológico. El malogrado actor construye la base sobre la que gira la película, algo parecido a lo ocurrido con Javier Bardem en No es país para viejos. Y citar al actor español no es gratuito: Ledger, a título póstumo, copará las mismas distinciones que Bardem y su nominación al oscar está más que asegurada. Película, director, guión adaptado, fotografia y banda sonora son otras candidaturas donde EL CABALLERO OSCURO puede triunfar, si bien los bloggeros estan siendo muy optimistas (demasiado) con las posibilidades del film en los oscar. Porque atención: EL CABALLERO OSCURO es un digno espectáculo de dos horas y media, la mejor película de superheroes desde Hulk (2003), pero en ningún caso estamos ante una obra maestra. Nolan carece de solvencia, experiencia y apoyo para ganar en unos premios reacios a los títulos de acción. Además, EL CABALLERO OSCURO tan sólo podrá acceder a contados apartados técnicos ya que la mirada de Nolan renuncia a ciertos grados de espectacularidad en pos de unos personajes más elaborados y una trama más veraz y convincente. El poder del caballero permanece indeleble días después de haberla visto. La interpretación de Ledger perdurará para siempre. Sólo falta que la academia se acuerde de ella en el momento de las nominaciones.



WALL-E 7 - 10

El despilfarro imaginativo de la Pixar parece no tocar techo. WALL-E es el último eslabón de una trayectoria meteórica, una originalísima propuesta que recicla, reivindica y homenajea la narrativa del cine mudo o clásicos de la ciencia ficción como 2001: una odisea en el espacio entre otros. WALL-E ganará el oscar a la mejor cinta animada por lo que es (una atractiva historia de amor entre dos robots plagada de humanidad y buenrollismo) y lo que propone (una crítica a ratos sutil a ratos hiriente sobre nuestra sociedad de consumo, la despersonalización de los seres humanos paralela al auge tecnológico; un alegato ecologista que promueve la conservación del planeta Tierra, y con él, la integridad y moralidad de quienes lo pueblan). WALL-E atesora una media hora inicial sublime pero el resto de la película discurre de manera irregular. Uno tiene la sensación de que la travesía espacial de la pareja protagonista es demasiado larga, notando en falta la aparición de diálogos consistentes y resolviendo la trama con algún subrallado innecesario. Cabe desmentir, pues, la aceptada (y falsa) maestría del film de Andrew Stanton. Pero la Academia valorará el riesgo de un film simpático, diferente y emotivo cuyo único rival parece ser la nueva delicia (lo será) de Hayao Miyasaki (si llega a estrenarse antes del 31 de diciembre). Atención también a la banda sonora, los efectos de sonido y la canción Down to Earth de Peter Gabriel.




MAMMA MIA! 8 - 10

Mamma Mia! debería ser desde ya el prototipo ideal de película veraniega, un ejercicio ejemplar de honestidad fílmica. Los responsables de esta estupenda comedia musical saben que su propuesta es cutre, cursi, previsible y descaradamente femenina (no podemos dejar de englobar al público homosexual, aunque en el fondo sólo me esté guiando por clichés un tanto simplones)... y pese a todo, Mamma Mia! sabe ir más allá de lo que es y convertirse en una auténtica fiesta donde el espectador disfruta dejando campar a sus anchas la cara frívola y desvergonzada que todos llevamos dentro. Si tuvieramos que analizar la película en un sentido estricto, Mamma Mia! sería una película bombón sin demasiadas cosas a destacar. Pero su directora, al rescatar viejos éxitos de ABBA e inserirlos en la trama, elabora un film muy liviano y refrescante que sabe y acepta en todo momento sus puntos fuertes y defectos. No en vano, los títulos de crédito recuperan la narrativa de concierto a pequeña escala donde Meryl Streep se dirige al público y nos pregunta si queremos otra canción. El público accede, sale más que satisfecho de la sala y compra en masa una banda sonora tonta pero efectiva. Mamma mia! demuestra que el cine y la vida no deben tomarse tan en serio. Es una grata sorpresa comprobar que una actriz como Streep, que perfectamente podría vivir del cuento y tornarse una estirada, entiende a la perfección la naturaleza de una película como esta. Meryl Streep demuestra una vez más ser una de las más grandes, la acompañante perfecta para una fiesta recatada y snob (Adaptation), una velada clásica (Kramer contra Kramer, Memorias de África, Los puentes de Madison) o un simple guateque sin pretensiones (El diablo viste de Prada, Mamma mia!).

A pesar de esta crítica tan entusiasta, Mamma mia! lo tendrá más que difícil en la carrera para los oscar. La ya citada Streep sólo podrá pelear por su papel de monja en Doubt. Si hubiera un oscar a la película más saludable y descarada, la estatuilla sería suya. Los responsables de la cinta pueden respirar tranquilos con una taquilla ascendente y un musical competente más cercano a Hairspray que a Moulin Rouge o Chicago. ¿SERÁ MAMMA MIA! EL NUEVO GREASE?...




DE BCN A L.A.

La recepción de VICKY CRISTINA BARCELONA tras su estreno en terreno americano no podía ser más positiva. Penélope Cruz es desde ya la favorita para ganar el oscar a la mejor actriz secundaria (Venecia definirá sus competidoras al premio) y el guión de Woody Allen empieza la carrera hacia el oscar con algunos segundos de ventaja. Cruz ha demostrado su calidad interpretativa en cintas como VOLVER (por la que estuvo nominada) aunque gran parte del público y crítica aún permanece reacio a valorar a Pe en su justa medida. Meryl Streep citó el talento de la española mientras recogía su globo de oro por El diablo viste de Prada. Ahora el azar puede depararle a Cruz una grata sorpresa: recibir su primer oscar de manos de Javier Bardem (la escena promete). Cruzemos los dedos...


SALLY HAWKINS: UNA APUESTA SEGURA

Mike Leigh presentó HAPPY-GO-LUCKY en el pasado festival de Berlín y su actriz protagonista, oso de oro en mano, encandiló al público alemán. La película ha resucitado el interés por Leigh, presente en los oscar con Secretos y Mentiras y El secreto de Vera Drake, situando el nombre de Sally Hawkins entre las favoritas a la mejor actriz (tampoco podemos olvidar la candidatura al mejor guión original). Este año las posibles candidatas a mejor actriz protagonista son superstars conocidas y la mayoría de ellas con oscars en su regazo (Nicole Kidman por Australia, Meryl Streep por Doubt, Angelina Jolie por The Exchange). Aunque tanto derroche de famosas es una ventaja para Hawkins, cuyo posible premio vendrá a completar al cupo de oscarizados no americanos (junto a Pe, of course). Además, las interpretaciones de Kidman y Jolie en las películas citadas han recibido todo tipo de sospechas tras el festival de Cannes y primeros tráilers promocionales y Hawkins tiene en su bolsillo el voto inglés, muy influyente en los premios Bafta y Oscar. Aunque HAPPY-GO-LUCKY es una comedia... ¿será Hawkins la nueva Cotillard?. Todo parece a que éste será el año de Hawkins... eso si la academia no prefiere consagrar una excelente actriz con cinco nominaciones y ningún reconocimiento que este año está presente por partida doble (Kate Winslet por Revolutionary Road o The Reader). El duelo está asegurado.

OSCARS 2009 (1)

Setiembre es un mes favorable para los bloggeros y aficionados a los rankings y quinielas relacionadas con los Oscar. El festival de Venecia y la reciente hornada de blockbusters veraniegos pone al mes citado en una encrucijada, el inicio de una cuenta atrás que no vislumbra final hasta mediados de febrero. Quienes denostan los festivales o las entregas de premios renuncian a gran parte de la esencia del séptimo arte, un arte caprichoso, cargado de frivolidades e intereses comerciales. Fruto de esta frivolidad, resultado también de ciertas ansias de juego, he iniciado un conjunto de comentarios sobre los inminentes oscar, un texto que iré ampliando si la universidad y demás quehaceres no me lo impiden. Larga vida, pues, a la fiesta de los oscar!!!

1. FINALES DE JULIO: EL ÉXITO DE BATMAN Y EL RUNRUN DE INTERNET

Internet, en su versión en castellano y en inglés, es a fecha de hoy un hervidero de suposiciones, deseos y demás comentarios. The Dark Knight ha sido todo un hallazgo, una salvación para la taquilla americana y un trampolín para la nominación de Heath Ledger, un hecho que, sin haber visto la película, sería una tremenda alegría. El malogrado actor no obtuvo recompensa por Brokeback Mountain, una interpretación superior al histrionismo de Philip Seymour Hoffman en Capote, un título mediocre (el tiempo lo confirmará). Por lo tanto, cabe esperar que la Academia, con sus clásicos olvidos e injusticias, no desaproveche la oportunidad de recordar un actor notable, el James Dean del S.XXI. Si dicha nominación llega a buen puerto, será interesante ver en qué categorías puede colarse la película de Christopher Nolan, aunque Batman Begins no sea santo de mi devoción y tampoco espere demasiado del film (Ledger a parte). Nunca la muerte fue tan rentable en taquilla...
Tocando ya las categorías más importantes de los oscar venideros, cabe destacar una de las frases más leídas a día de hoy: 2009 será el año de REVOLUTIONARY ROAD como 1997/8 lo fue para TITANIC. ¿Será eso cierto? ¿Hollywood volverá a premiar en masa a un único título como antaño? ¿Hasta qué punto estamos ante EL PACIENTE INGLÉS o EXPIACIÓN?. Let's go...

REVOLUTIONARY ROAD encaja en el perfil de título nominado, pero su mayor handicap es ser la favorita desde el inicio de la carrera. La peli, dirigida por Sam Mendes, puede perfectamente ocupar lugares de prestigio en todo tipo de categorías (actuación, guión, dirección, técnicas,...), de aquí que se espere un derroche de nominaciones (hace tiempo que ninguna película supera las 10 nominaciones... hecho curioso) y quien sabe si de premios. Con todo, dudo que la academia premie otra vez a Mendes como director debido a su irregular trayectoria tras AMERICAN BEAUTY. Mendes no reúne el suficiente aplomo ni apoyo para vencer, pero su presencia en la mejor película parece pan comido.
THE READER responde al prototipo de big drama, un género perfecto que siempre sale reforzado en los oscars. El trasfondo bélico de la película y el hecho que cuente la historia de unos personajes a lo largo de los años (otra vez cabe evocar a Expiación) puede traducirse en nominaciones como mejor maquillaje (la transformación de Kate Winslet bien lo vale), efectos especiales y demás distinciones técnicas. Stephen Daldry, director de Las horas (sin suerte en oscars anteriores), reafirmará su talento en un título que promete dar mucha que hablar. Ojalá tenga suerte.
THE EXCHANGE y Clint Eastwood tienen también el éxito garantizado. Ni Eastwood ni Mendes estan en condiciones para ganar el oscar al mejor director, por lo que esta categoría podría distar respecto a la de mejor película (recordar nuevamente casos como el de Crash-B.Mountain). Con todo, Eastwood puede lograr candidaturas técnicas, algo que no pudieron hacer sus anteriores títulos, y colar a Angelina Jolie entre las cinco candidatas a mejor actriz (si bién el papel de Jolie recibió algunos vapuleos a su paso por Cannes). Si Eastwood logra estrenar GRAN TORINO antes de diciembre, su nombre podría volver a sonar por partida doble, aunque todo apunta a que The Exchange será la única baza de Eastwood para renovar y augmentar su estantería de premios.

Tres nombres seguros (o casi seguros) y un montón de dudas. El gran enigma es AUSTRALIA, la epopeya (clásica?moderna?) de Baz Luhrman tras siete años de silencio desde Moulin Rouge. Luhrman no encaja dentro del "prototipo oscar", pero su nueva película parece tener un lugar de privilegio en categorías técnicas. Dudo que haya química entre los protagonistas, Kidman y Jackman, y también dudo que Australia sea la ganadora final.
También recelo de Burn After Reading, la nueva apuesta de los Coen tras el triunfo de este año. Recelo porque es una comedia y porque sus posibilidades de premio se reducen a las categorías en las que ya ha triunfado No es país para viejos. Dos años seguidos para los Coen sería demasiado. Venecia lo confirmará.
The Curious Case of Benjamin Button también está en el sector de las dudas. A Fincher le repanpinflan los oscar, y los oscar no tuvieron compasión con Zodiac, una obra maestra en alza. TCCOBB puede copar premios por sus exquisiteces visuales, pero la nomación para Brad Pitt es ya otra historia. La nominación al mejor maquillaje, y tras ver el tráiler vía youtube, está sobradamente justificada.
Para abreviar, cabrá estar atentos a la sorpresa indie del año, un hecho habitual desde hace un par de años que puede alterar los finalistas al mejor guión (sobretodo original), dirección y película. Tampoco le quitaremos el ojo a Body of lies, aunque el tráiler tan sólo promete una cinta de acción Nº1 en taquilla y 0 en material premios. Además, Ridley Scott no está a la altura para los oscar y sus anteriores intentos por lograr la estatuilla han sido decepcionantes.
Finalmente, es interesante apuntar algunas casualidades o posibilidades que, de producirse, podrían alegrar al cinéfilo de pro: la nominación doble de Kate Winslet (se lo merece y se lo deben) por REVOLUTIONARY ROAD y THE READER (esperemos que este hecho no acabe por actuar en su contra), un posible premio para otra de las grandes ignoradas en cuestión oscars: Julianne Moore (aunque Cannes se ha encargado de rebajar las espectativas hacia BLINDNESS), un posible reconocimiento para Penélope Cruz en su papel secundario de Vicky Cristina Barcelona (Bardem puede repetir nominación a mejor secundario, Allen puede repetir nominación por su guión), y un duelo casi cantado entre los protagonistas de la notable 21 GRAMOS: Benicio del Toro por Guerrilla/El argentino y Sean Penn por Milk. Gane quien gane, logrará, al igual que Day-Lewis este año, augmentar su vitrina con un total de 2 oscars. Yo apuesto por del Toro. Y ya en deseos personales apunto a Keira Knightley por su papel en The Duchess o The Edge of Love, Cate Blanchett por TCCOBB o Indiana Jones (esta última ya es más difícil pero... ¿logrará estar nominada por tercer año consecutivo?), Leonardo Di-Caprio y su difícil doblete por Body of Lies y Revolutionary Road, y Meryl Streep por Mamma Mia! y sobretodo por Doubt, una actriz que nunca está de menos reivindicar.

Para finalizar, apuntar la existencia de WALL-E, título de inminente estreno que huele a oscar por los cuatro costados. La mejor película animada del año ya tiene nombre. El guión, la banda sonora, apartados técnicos o incluso la categoría de mejor película pueden ser terrenos en los que WALL-E puede llegar a triunfar tal y como hicieron Los Increibles y Ratatouille. Esperemos que la Pixar no nos decepcione, aunque bien pensado nunca lo hace (pero tampoco hace obras maestras, digan lo que digan).

Y para la categoría a mejor película de habla no inglesa, tan sólo (d)escribir un clímax de incertidumbre. España volverá a brillar por su ausencia (el año que viene tendremos films de Almodóvar, Amenábar y Trueba... sólo falta esperar) y la integridad y validez de dicha nominación volverá, pese a los cambios, a ponerse en entredicho. Una categoría que se define más por sus ausencias que por las 5 nominadas está condenada a desaparecer. Más de 60 países participarán en el juego, y es de esperar que Spain proponga títulos como Los girasoles ciegos o La conjura del Escorial (todos ellos de próximo estreno y de argumento histórico) para participar (los títulos de Jaime Rosales, Díaz-Yánes o los ya estrenados parecen demasiado arriesgados para tenerlos en cuenta). ¿Estará la brasileña Tropa de Élite entre las elegidas? El tiempo dirá. La cuenta atrás ha empezado.

P.D. Las elecciones presidenciales de los EEUU han obligado a posponer el día de las nominaciones hasta el 24 de enero (jueves). Esta extraña conjunción entre política y cine, presente este año en los títulos de Spike Lee y Oliver Stone (otra vez más polémico que creativo), volverá con toda seguridad a ser excluída de los OSCAR '09, tal y como ocurrió en la pasada edición, si bién el único film que valía la pena de este apartado era Leones por Corderos. Ojalá estemos ante los primeros oscar de la era Obama. Ojalá la política no enturvie la gran fiesta del cine.